Rojas, Francisco de

Abrir el ojo



Edición a cargo de:
Felipe B. Pedraza Jiménez y Milagros Rodríguez Cáceres
Procedencia:
ROJAS ZORRILLA I - TC/12
Texto base: P1

IMPRESOS

  • P1 Abrir el ojo, en Segunda parte de las comedias de don Francisco de Rojas Zorrilla, Madrid, María de Quiñones, 1645, ff. 112v-131r. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 1]
    Ejemplar utilizado: Madrid, BNE, Ti-64.

  • P2 Abre el ojo, en Segunda parte de las comedias de don Francisco de Rojas Zorrilla, Madrid, Lorenzo García de la Iglesia, 1680, ff. 113v-132v. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 2]
    Ejemplar utilizado: Madrid, BNE, R-30861 (falto de portada y preliminares; copia los de 1645).

  • D Madrid 15 de febrero de 1696 / Vean esta comedia intitulada Abrir el ojo, el zensor y fiscal y Ynformen... / [al final:] Madrid febrero 15 de 1696 / Don Francº Bueno.
    Desglosada de la edición de 1680, con partes manuscritas (portada, preliminares, vv. 1-48 y 2665-2749) y correcciones de la censura.
    Ejemplar utilizado: París, BNF, 8 Yg. Pièce 261.

  • S1 Abrir el ojo. Comedia famosa, s. l., s. i., s. a., 16 h. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 6]
    Ejemplar utilizado: Berkeley, UCL, Bancroft, PQ6217.A2.T32 1746, v.1:1.

  • S2 Abrir el ojo. Comedia famosa, s. l., s. i., s. a., 16 h. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 3]
    Ejemplar utilizado: Londres, BL, 11728, e.85.

  • S3 Abrir el ojo. Comedia famosa, s. l., s. i., s. a., 16 h. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 5]
    Ejemplar utilizado: Barcelona, BIT, 57388.

  • S4 Núm. 225. Comedia famosa de Abre el ojo, s. l., s. i., s. a., 16 h. [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 7]
    Ejemplar utilizado: Madrid, BNE, Ti-120 (XIX).

  • CO Abrir el ojo, en Comedias escojidas de don Francisco de Rojas Zorrilla, Madrid, Ortega y Compañía, 1831, tomo II, pp. 143-287.

  • B Abre el ojo, en Comedias escogidas de don Francisco de Rojas Zorrilla, ed. Ramón de Mesonero Romanos, Madrid, Rivadeneyra, 1861. Utilizamos la reimpresión de Madrid, Atlas, 1952 (BAE, 54), pp. 123-145.

  • Ts Abre el ojo, en Teatro selecto antiguo y moderno, nacional y extranjero, coleccionado e ilustrado con una introducción, notas, observaciones críticas, y biografías de los principales autores por Don Francisco José Orellana, Barcelona, Salvador Manero, 1867, tomo II, pp. 541-570.

  • PR Abrir el ojo, precedida de Donde hay agravios no hay celos, ed. Felipe B. Pedraza Jiménez y Milagros Rodríguez Cáceres, Madrid, Castalia, 2005 (“Clásicos Castalia, 282), pp. 253-485.

REFUNDICIONES Y ADAPTACIONES

Como hemos señalado, Abrir el ojo mereció a principios del siglo XIX una refundición de Félix Enciso Castrillón. De este texto, que modifica muy sustancialmente el de Rojas [vid. Pedraza, 2007: 313-325], conocemos los siguientes testimonios:

  • R1Abre el ojo. Comedia antigua en tres actos escrita por D. Francisco de Roxas y refundida por D. F[élix] E[nciso] Castrillón.
    [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 12]
    Manuscrito, 60 fols. (148 x 210 mm.), Madrid, BNE, 16096

  • R2Abre el ojo, o sea el aviso a los solteros..., Madrid, iuda de Quiroga, 1814.
    [González Cañal, Cerezo y Vega, 2007: núm. 13]
    En la Biblioteca Histórica del Ayuntamiento de Madrid se guarda un legajo (Tea 1-6-9) que contiene tres carpetillas con sendos ejemplares del impreso de la Viuda de Quiroga (1814) que fueron usados por los apuntes de los teatros madrileños. En sus páginas encontramos abundantes anotaciones escénicas correspondientes a representaciones de los años 1816, 1823, 1824 y 1825-26, varios repartos, no siempre completos, y las observaciones de la censura [vid. Pedraza, 2007: 316-320].

  • R3 Abre el ojo. Comedia de Francisco de Rojas Zorrilla. Versión de José Manuel Caballero Bonald, Madrid, Editorial Vox, con la colaboración del Centro de Documentación Teatral, 1979, 128 pp.

  • R4 Abre el ojo de Francisco de Rojas Zorrilla. Versión de Emilio del Valle. Dirección de Francisco Plaza. Producciones Inconstantes de Teatro [2002].
    Ejemplar mecanografiado, 88 pp. (210 x 300 mm.). Biblioteca Pedraza-Rodríguez Cáceres.

  • R5 Abre el ojo de Francisco de Rojas Zorrilla. Versión: Javier Mateo & Sofía Eiroa [2003].
    Ejemplar mecanografiado, 67 pp. (210 x 300 mm.). Biblioteca Pedraza-Rodríguez Cáceres.

FILIACIÓN

En este capítulo prescindiremos de las refundiciones y adaptaciones teatrales, que, obviamente, no son útiles para establecer el texto crítico. Excepción a este principio es el testimonio D. Aun siendo un libreto preparado para el teatro con las acotaciones, tachaduras y cambios de la censura, merece una particular consideración por pertenecer al siglo XVII, cuando estaba vigente el sistema de representación para el que Rojas escribió la comedia.

El testimonio más próximo al original es, sin duda, P1, que servirá de base a nuestra edición. De él deriva P2, que deturpa el texto de su fuente y pierde el v. 47 de la comedia. Esta laguna y otros errores compartidos nos permiten establecer que P2 es la fuente de una suelta tardía: S4 (probablemente de finales del siglo XVIII). Mesonero utilizó un ejemplar de S4 para fijar el texto de la “Biblioteca de autores españoles” (B); lo corrigió en algunos de sus errores y repuso, ope ingenii, el perdido v. 47. De la BAE se deriva la edición de Orellana (Ts).

Como hemos señalado, D es una desgajada de P2, con corrección y notas de la censura de 1696. Teniendo en cuenta el número de tachaduras, rectificaciones en la entrelínea o al margen y de fragmentos acotados con un no, lo consideraremos un testimonio independiente.

El resto de las ediciones de Abrir el ojo no derivan de P1 sino de un testimonio perdido (α), que incluía alteraciones y supresiones similares a las de D, pero conservan el v. 47 y cuatro sílabas del v. 1664 que no se encuentran en P1. Ese testimonio perdido dio origen a dos series: una constituida exclusivamente por S1, y la otra por S2, S3 y CO, que derivan una de otra. Las dos ramas tienen en común algunos cortes, pero difieren en otros. Los pasajes documentados en una rama pero no en la otra tenían que figurar en la fuente perdida (α); los impresores debieron de cortar a su albedrío para ajustar el texto a los 16 folios en que querían encajarlo.

Por último, nuestra edición de 2005 (PR) utilizó como base P1, aunque corrigió con el resto de los testimonios sus erratas y errores.

Digitalización a cargo de:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Saavedra, 2014

PERSONAS QUE HABLAN EN ELLA

DON CLEMENTE
DON JULIÁN DE LA MATA
JUAN MARTÍNEZ CANIEGO
DOÑA CLARA
DOÑA HIPÓLITA
DOÑA BEATRIZ
MARICHISPA, criada
LEONOR, criada
CARTILLA, gracioso
GANAPANES
[UN SOLDADO]

Jornada I

Sale DON CLEMENTE, como enojado, y DOÑA HIPÓLITA, viuda, deteniéndole.

CLEMENTE
Déjame ir.

HIPÓLITA
¿Adónde vas?
¿Que te quiera bien te enfada?

CLEMENTE
Si tú no fueras cansada,
te quisiera mucho más.

HIPÓLITA
5
¿Que te enojes de ese modo
porque a detenerte salgo?

CLEMENTE
Déjame a mí querer algo,
no te lo quieras tú todo.

HIPÓLITA
Bien pagas un noble amor...

CLEMENTE
10
Porfía tu amor se llama.

HIPÓLITA
...porque ves que no soy dama
de coche y calle Mayor.
Solo porque en mí no ves,
aunque me la dé cualquiera,
15
hoy sacar una pollera,
y mañana un guardapiés,
y porque nunca al sotillo
un verde me salgo a dar,
ni me ves ir a buscar
20
a San Marcos el trapillo,
no me estimas ni me quieres,
ni una caricia te escucho.
Pues adviértote que hay mucho
de mujeres a mujeres.
25
Ya yo entiendo tus desvelos,
y ya sé lo que te enfada
no ver mi casa colgada
de muy lindos terciopelos.
¡Lo que hubieras estimado
30
hallar, cuando entras aquí,
una cama carmesí
con goteras de brocado!
Ya yo sé que tú quisieras
ver mis manos muy brillantes
35
de sortijas de diamantes,
aunque tú no me las dieras.
En el Prado en el verano
tú oyeras de buena gana:
«¿Quién va allí?» «Doña Fulana».
40
«¿Y quién la habla?» «Don Fulano».
Pues no hayas miedo, señor,
que a esto tu ruego me venza,
porque yo tengo vergüenza,
aunque ves que tengo amor.
45
Contigo fui desdichada,
y aunque en amar y querer
he obrado como mujer,
he de parecer honrada.
Nómbrame quien me nombró
50
-esto examinarlo puedes-
doña Hipólita Paredes,
pero la Paredes, no.
Y es cosa muy desairada
que yo me llegue a prendar
de un...

CLEMENTE
55
¿Quiéreme dejar,
señora mujer honrada?
Paso con ella una vida...

HIPÓLITA
Dila.

CLEMENTE
Déjeme, señora.

HIPÓLITA
¿Qué es...?

CLEMENTE
Que entro aquí cada hora
60
y no hallo quien me lo impida.

HIPÓLITA
¿Solo porque yo te quiero
esa falta me hallarás?

CLEMENTE
Ítem, otra falta más:
que eres mujer de llavero.

HIPÓLITA
65
¿Pues el llavero te enfada?
¡Oh, qué de faltas tenemos
las mujeres que queremos!
¿Es mejor una afeitada,
hamponaza de la yerba,
70
de las de hender y rajar,
que cuando se va a acostar,
echa la cara en conserva?
¿Será mejor una hampona
de estas que traen con ruido
75
el talle muy bien prendido
y muy suelta la persona?
¿Es mejor una deidad
de las que con riesgo tanto
la gloria traen en el manto
80
y el humo en la voluntad?

CLEMENTE
¿Y es mejor -ya que te empeñas-
lograr muy basto y grosero
un amorazo casero
que está durando por peñas?

HIPÓLITA
85
Mis requiebros siempre han sido
hijos de mi voluntad.

CLEMENTE
Y son por su antigüedad
de solar muy conocido.

HIPÓLITA
Tu grosera sinrazón
90
apasionada me deja,
porque yo no soy tan vieja
que...
(Llora.)

CLEMENTE
Acabose: lagrimón.

HIPÓLITA
¿Siempre con ira y desgarro,
siempre desdenes y fieros?

CLEMENTE
95
¿Quiere no hacerme pucheros?
Que haré pedazos el barro.
Déjame, no me atormentes.
¿Qué te debo yo?

HIPÓLITA
¡Ah cruel!

CLEMENTE
Acaba, di.

HIPÓLITA
¿Qué? Por él
100
no me hablan ya mis parientes,
y el canónigo, mi tío,
ha sabido lo que pasa.

CLEMENTE
No entraré más en tu casa.

HIPÓLITA
Vuelve acá, Clemente mío.

CLEMENTE
105
Déjame salir de aquí.

HIPÓLITA
¿Que me pagues de este modo?

CLEMENTE
¿Quieres que te diga todo
lo que haces conmigo?

HIPÓLITA
Di.

CLEMENTE
Doña Hipólita Paredes,
110
tú eres dama principal;
tu hermosura, la que basta,
tu limpieza, un poco más.
Pero como ha ya seis años
que te vengo a vesitar,
115
es fuerza que esté cansado
un amor de tanta edad.
Tú quieres tan apretado
que harás mal si no la das
ensanchas para que no
120
reviente tu voluntad.
Si muy de mañana vengo
tus ojos a idolatrar,
dices: «Señor don Clemente,
¿tan temprano por acá?
125
Poco te estima esa dama,
pues que te hace levantar
a las seis de la mañana»,
aunque sean las diez y más.
Si entro a mediodía, dices
130
que para todo hay lugar:
los medios días aquí,
las medias noches allá.
Si hablo recio, me replicas:
«Repare que hay vecindad,
135
y aquí no es como en las casas
donde no hay que reparar».
Si estoy triste, a media risa
me dices con falsedad:
«¿Tiene esa dama visita?
140
Paciencia, luego se irá».
Si ceno contigo, y traigo
tanta gana de cenar
que ceno aprisa, me dices:
«Come aspacio, que tiempo hay».
145
Si como poco tal vez
-que siempre esta vez es tal-,
dices: «Los enamorados
nunca suelen comer más».
Si te traigo algún regalo,
150
es lo que ha sobrado allá;
y si no le traigo, dices:
«Somos tres, no hay que espantar».
Si suspiro, dices: «¡Fuego!»
Dices, si quiero cantar:
155
«Espanta tus males, hijo».
Si me voy: «¿Es hora ya?»
Mujer honrada, ¿qué quieres
de mí? ¿No me dejarás
que yo te vaya queriendo
160
a mi paso natural?

HIPÓLITA
Yo bien quisiera templarme,
mas no me puedo templar.

CLEMENTE
¿No me darás unos celos?

HIPÓLITA
Muy fácil cosa será;
165
pero, sobre tanto, es
añadirme otro pesar:
que la mujer que picada
solicita otro galán,
por vengarse de su amante,
170
se venga de sí no más.

CLEMENTE
Dicen bien, pero procura...

(Sale CARTILLA.)

CARTILLA
Tu padre te envía a llamar.

CLEMENTE
¿Qué me quiere?

CARTILLA
¿Qué sé yo?

HIPÓLITA
Váyase, que aguardará
175
la dichosa que le goza,
y después no habrá lugar.

CLEMENTE
Lleve el diablo la dichosa.

CARTILLA
Y lléveme Barrabás
si su padre no le busca.

HIPÓLITA
180
Picaño, sí llevará.
Vos sois quien...

CARTILLA
Yo soy, señora,
un criado principal,
y yo no voy con mi amo
a esas andanzas jamás.

HIPÓLITA
185
¿Pues se va solo tu amo?

CLEMENTE
Mujer, ¿quiéresme dejar?
¿Que se usen obligaciones?

HIPÓLITA
Pues mira: aquí te has de estar,
o ha de ir contigo Andreílla
190
a ver si a tu casa vas.

CLEMENTE
Aquí he de estarme contigo.
Ya no me voy.

CARTILLA
Hará mal.
(Aparte.)
(Quiero ver si hablarle puedo.
Yo me llego.)
(Va a llegarse a su amo.)

HIPÓLITA
¿Adónde vais,
195
alcahuete del señor
don Clemente?

CARTILLA
(Aparte.)
(Escribo mal.
Doña Clara se ha mudado,
y a mí me importa avisar
que luego la vaya a ver,
que hay tiempo.)

CLEMENTE
200
Porfiada estás.

CARTILLA
(Aparte, y tose.)
(De esta manera ha de ser.)

HIPÓLITA
¿Qué es esto, alcahuete? ¿Estáis
acatarrado o es seña?
Ea, ¿qué toséis? Hablad.

CLEMENTE
205
¿No es cosa estraña la tuya?
¡Que aun no pueda un hombre estar
acatarrado!

HIPÓLITA
Más clara
tenéis la voz que Florián,
y os fingís malo del pecho.

CARTILLA
210
(Aparte.)
(Por Dios que le he de avisar
que doña Clara le espera,
contando mi enfermedad.)
Señora, escúchame: Clara
tengo la voz es verdad;
215
espera y te contaré
mi catarro de pe a pa.
Vamos presto al cómo fue:
señora mía, sabrás
que se ha mudado a otra casa
220
mi comer y mi cenar.
Como mi amo no da vino
y es agua cuanto me da,
en la calle de las Huertas
vive uno y otro cuajar.
225
El cuarto bajo es muy bueno;
mas como tiene humedad,
me hace mal al pecho lo que
a la garganta no hará.
Clara está aguardando a ver
230
si tú quieres esterar
a mi estómago, que es
todo el cuarto principal.
Clara espera, Clara aguarda,
clara mi garganta está,
235
y si tú quieres que, clara,
no se venga a acatarrar,
remedia esta tos que tengo
pues te hablo con claridad.

HIPÓLITA
¿No sabes qué he reparado?
240
Que en diez palabras no más
habéis dicho treinta «Claras».

CLEMENTE
Yo apuesto que digas ya
que me habla de alguna Clara.

HIPÓLITA
No te quiero violentar.
245
Ve a saber lo que tu padre
quiere. ¿Cuándo volverás?

CLEMENTE
A las diez.

HIPÓLITA
Tomo a las doce.

CLEMENTE
¿Quieres que te quiera más?

HIPÓLITA
Sí.

CLEMENTE
Pues déjame quererte.

HIPÓLITA
Yo voy fuera.

CLEMENTE
250
¿Adónde irás?

HIPÓLITA
Al Prado, que hoy tengo un coche.

CLEMENTE
Eso sí, salte a espaciar.

HIPÓLITA
¿No preguntas quién me ha dado
el coche?

CLEMENTE
Sé tu lealtad.

HIPÓLITA
255
Y si no te pido celos,
¿es cierto que me querrás?

CLEMENTE
Hoy te quiero, con pedirlos.

HIPÓLITA
Pues de hoy más no te he de hablar
más en mis celos, Clemente.

CLEMENTE
260
Con eso me obligarás.

HIPÓLITA
Veamos cómo obras conmigo.

CLEMENTE
Tendré amor y tendrás paz.

HIPÓLITA
De hierro seré en sufrirte.

CLEMENTE
Yo te atraeré como imán.

HIPÓLITA
265
Otra mujer has de verme.

CLEMENTE
Así me aprisionarás.

HIPÓLITA
Pues ve a ver esa señora,
y vuélvete luego.

(Vase.)

CARTILLA
¡Zas!

CLEMENTE
¿Qué me quiere esta mujer,
Cartilla amigo?

CARTILLA
270
Querrá...
Sal presto de la antesala.

(Van andando.)

CLEMENTE
Ya estamos en el zaguán,
y ya en la calle.

CARTILLA
Volvamos
la esquina, que llamará.

CLEMENTE
275
¿No creerás que abuchornado
salgo?

CARTILLA
Señor, tú haces mal:
estas damas del zapato
alpargatado jemal,
no tenerlas, o tenerlas
280
para descansar no más.

CLEMENTE
Yo la tengo obligación:
en mi prisión no vi entrar
otro amigo ni pariente.
Dime: en una enfermedad,
285
que no me asistió mi padre,
¿gastose solo un real
que ella no enviase, fuera
de asistirme?

CARTILLA
Así es verdad.
Y desde esta calle -que es
290
la calle del Carmen- va
a la cárcel, si estás preso;
si retraído, a San Blas.

CLEMENTE
En fin, ¿se mudó mi Clara?

CARTILLA
Faltábala de cursar
295
de la calle de las Huertas
la docta universidad.

CLEMENTE
¿Sabes por qué se ha mudado?

CARTILLA
Persíguela un don Julián
de Bocanegra.

CLEMENTE
¿Qué dices?

CARTILLA
300
Aquel que en la Trinidad
te dio el domingo pasado
el grande chasco de hablar.

CLEMENTE
Porque dije que hacía versos,
me dio con un madrigal
305
de mil versos; porque hablé
de toros, habló en torear
tanto que me dio en la nuca
de no quererle oír más.

CARTILLA
Él habla a turbiones. Pasa
310
ese arroyo pian, pian,
que de Puerta del Sol
es el verdinegro mar.
¿Que aquí ponga el sol su puerta,
siendo tan limpio?

CLEMENTE
Ahí verás.

CARTILLA
315
Y por gran novedad suele
decir la gente vulgar
que adonde no está muy limpio
es adonde el sol no da.

CLEMENTE
Esta es la Carrera, andemos.

(Van andando.)

CARTILLA
320
Y mi calle, voto a san...

CLEMENTE
¿Por qué?

CARTILLA
Porque cuando riño,
aquí vengo yo a parar.

CLEMENTE
Oyes: ¿el cuarto de Clara
es bueno?

CARTILLA
Cuarto será
325
de cien ducados, y es bajo.

CLEMENTE
Y dime tú: ¿quién habrá
pagádola el medio año?

CARTILLA
¡Par Dios, linda necedad!
Como no le pagues tú,
330
mas que le pague el soldán.
Tú eres el del gusto agora.
No vayas a preguntar
quién le ha pagado o quién no,
porque te responderán
335
que no le han pagado, y luego
te le harán a ti pagar.

CLEMENTE
Particular afición
debo a doña Clara ya.

CARTILLA
¡Oh! La Clarilla es mujer
340
de mucho particular.

CLEMENTE
Esta es la calle del Lobo.

CARTILLA
Desde que te sirvo, ha
que no he tomado esta calle.

CLEMENTE
No ha habido necesidad.

CARTILLA
345
Antes, si yo no la tomo,
ha sido porque la hay.

CLEMENTE
¿Son esos los trucos?

CARTILLA
Sí,
donde indio que entra a jugar
con el mozo de los trucos
350
y otros leoneros que hay,
aunque armados de mil conchas,
entre en guerra, sale en paz.

CLEMENTE
¿En qué parte de la calle
es la casa?

CARTILLA
Es más allá
355
de la casa de dos puertas
cuatro casas.

CLEMENTE
Cerca está
de la casa de Beatriz,
la que se quiso casar
conmigo, y me puso pleito.

CARTILLA
360
Y no fue de nulidad.
Pues en esa misma casa
vive Clara. ¿Importará
para que tú puedas ir
a verla?

CLEMENTE
Ha un año que está
365
en un convento, y yo tengo
de uno y otro tribunal,
del señor nuncio y vicario,
dos autos conformes ya.
Y agora ha apelado a Roma.

CARTILLA
370
Luego a Rota apelará.

CLEMENTE
Estese ella en el convento,
y ande el pleito.

CARTILLA
Dado has
con todo en tierra.

CLEMENTE
¿Qué dices?

CARTILLA
Que es el diablo don Julián.

CLEMENTE
375
Volvámonos, que ha de vernos.
Anda apriesa.

(Vuelven la cara.)

CARTILLA
No hay andar,
que nos ha visto y se viene
tras nosotros.

CLEMENTE
Di: ¿qué hará
en esta esquina?

CARTILLA
A estos barrios
380
habrá venido no más.

CLEMENTE
Anda apriesa, anda.

(Sale DON JULIÁN.)

JULIÁN
¡Ah señor
don Clemente!

CARTILLA
Oír y andar.

JULIÁN
¡Ah don Clemente!

CLEMENTE
¿Quién llama?

JULIÁN
Yo soy.

CLEMENTE
¡Señor don Julián!

JULIÁN
¡Amigo!

CLEMENTE
385
Soylo muy vuestro.

JULIÁN
Abrazadme. ¿Cómo estáis?
(Abrázale.)

CARTILLA
(Aún no le ha hablado dos veces,
y ya le quiere abrazar.)

CLEMENTE
¿Qué hacéis en aquestos barrios?

JULIÁN
390
Sabed que he visto pasar
un carro lleno de ropa
de doña Clara Guzmán,
una dama a quien estimo,
y ella no me quiere mal,
395
y sobre unos celos míos,
por hacerme este pesar,
trataría de mudarse.
Pues hallé junto al corral
de las comedias un corro
400
de amigos, púseme a hablar,
y háseme perdido el carro
en la esquina.

CLEMENTE
(Aparte.)
(Si es verdad
que le quiere doña Clara,
hoy mi venganza verá.
405
¡Clara a don Julián estima!)
¿Pues agora qué aguardáis
si se ha desaparecido
el carro?

JULIÁN
Que ha de pasar
cuando vuelva de vacío,
410
y cualquiera ganapán
de los que mudan la ropa
dónde vive me dirá.

CLEMENTE
¿Si no es suyo carro y ropa?

JULIÁN
Yo bien puedo asegurar
415
que vi un estrado y alfombra,
sin seis sillas de nogal
y vaqueta de Moscovia,
que, hecha la cuenta, me están
en tres mil reales de plata,
420
que en vellón son cuatro y más.

CLEMENTE
¿Quiéreos mucho la tal Clara?

JULIÁN
Damas de esta calidad,
del capricho y del buen gusto,
nunca quieren al que da.

CLEMENTE
425
(Mucho el sacalle me importa
de esta calle.)

JULIÁN
¿Y dónde vais
por estos barrios?

CLEMENTE
Yo voy
al mentidero a ensayar
una comedia que ha escrito
un amigo.

JULIÁN
430
Voy allá,
que en mi vida he visto ensayo.

CLEMENTE
Venid conmigo.

JULIÁN
Guiad.

(Van andando.)

CARTILLA
(Aparte.)
(Ya le sacó de la calle
mi amo. Mucho importará
435
que este hombre nos deje luego.
¿Cómo le podré engañar?
El carro vuelve vacío;
no le podrá ver pasar
si me pongo de esta suerte.)
440
(Pónesele delante.)
Aprisa, que es tarde ya,
y empezarán el ensayo.
(Pasó el carro.)
(Díceselo a su amo.)

CLEMENTE
(Aparte.)
(Bien está.
¿Qué haré para que me deje?)

CARTILLA
Ansí, vamos a cobrar
445
los dos mil reales, señor.

CLEMENTE
¿Qué hora es?

CARTILLA
Las once darán.

CLEMENTE
Pues dejo el ensayo. Adiós,
amigo mío.

JULIÁN
Aguardad,
que yo iré con vos.

CLEMENTE
Es lejos.

JULIÁN
450
¿Pues qué tan lejos será?

CLEMENTE
Es junto al rastro.

JULIÁN
Yo tengo
un poco que hacer allá.

CLEMENTE
Vamos por unos dineros.

CARTILLA
Pues, por Dios, que real a real
455
he de contar los dos mil,
(Aparte.)
(De esta manera se irá.)
No he de tomallos a peso.

JULIÁN
Yo te ayudaré a contar.

CARTILLA
(Aparte.)
(¡Ya escampa!)

CLEMENTE
(Aparte.)
(¡Cielos! ¿Qué haré?)

CARTILLA
460
Y de paso comprarás
las treinta arrobas de lana.

JULIÁN
Ansí a mí me las darán
cuatro reales por arroba
menos que a otro.

CLEMENTE
(¿Hay tal porfiar?)
465
Ansí, vamos al entierro
de don Carlos a San Juan
-que para ir por el dinero
a la tarde habrá lugar-,
que debo mucho a su casa.
470
(Aparte.)
(Con esto se quedará.)

JULIÁN
¿A entierro vais?

CLEMENTE
Es forzoso.

JULIÁN
¿Hay misa?

CLEMENTE
Y sermón habrá.

JULIÁN
Pues adiós, que me congojo
de entierros.

CARTILLA
(Aparte.)
(Él se va.)

CLEMENTE
475
Era grande amigo mío
el muerto.

JULIÁN
¡Oh! Si hay amistad
tan grande, solo por vos
me iré con él a enterrar.

CARTILLA
(Aparte.)
(Enterrado te vea yo.)

JULIÁN
480
(Aparte.)
(Estos me quieren dejar;
pues yo quiero despedirme
y seguirlos.)

CARTILLA
[A DON CLEMENTE.]
(Di que vas
a confesarte.)

JULIÁN
¿Oís, amigo?
Yo me llego aquí al corral
485
a buscar un banco, que hoy
hay comedia nueva.

CLEMENTE
Andad.
A la tarde nos veremos.

JULIÁN
Si no hay banco, iré al desván,
que allí es el sitio mejor
490
para poder mormurar.
Adiós, amigo.

CLEMENTE
Él os guarde.

JULIÁN
(Aparte.)
(Seguirelos.)

CARTILLA
(Ya se va.)

JULIÁN
(Aparte.)
(Veré por qué no querían
que los siguiese.)

CARTILLA
He de andar
495
hasta perdelle de vista,
si importa, todo el lugar.

JULIÁN
(Aparte.)
(Tras de él he de ir, aunque vaya
hasta la Cruz de Morán.)

CLEMENTE
[A CARTILLA.]
(Ten cuidado no nos siga.)

JULIÁN
Adiós.

CLEMENTE
500
Adiós, don Julián.

(Vanse.)
(Sale DOÑA CLARA, y MARICHISPA, criada.)

CLARA
¿Marichispa?

MARICHISPA
Mi señora.

CLARA
Recado para lavar.

MARICHISPA
Deja primero mudar
todos los trastos ahora.

CLARA
Dame la arquilla.

MARICHISPA
505
Repara
que aún queda mucho que hacer.
Múdate.

CLARA
Yo he menester
mudar primero la cara.
Ea, quiérome lavar,
510
que tengo el rostro perdido
del gran polvo.

MARICHISPA
Aún no han traído
la botica de tocar.

CLARA
Tarde es.

MARICHISPA
¿Dormiste tan bien
como en la otra casa?

CLARA
Error:
515
yo solo me hallo mejor
cuando me mudo.

MARICHISPA
Haces bien.

CLARA
Poquísima gente pasa
por esta calle.

MARICHISPA
¿En qué has dado?
Oyes: ¿tienes ya pagado
520
el dinero de la casa?

CLARA
Don Sebastián me envió ayer
los cincuenta del medio año.

MARICHISPA
Capricho tienes estraño.
Dime: ¿cuántos han de ser
525
los que admite tu afición?
Dime la verdad, señora.

CLARA
Cuatro son no más agora
los que asisten.

MARICHISPA
Pocos son.
Que tú sepas entenderte
530
con cuatro es lo que yo estraño.

CLARA
Pues ves: a ninguno engaño.

MARICHISPA
¿De qué modo?

CLARA
De esta suerte:
Muchos son, amiga mía,
los piratas y cosarios
535
que en corso de mi belleza
surcan el golfo del Prado.
Apenas del puerto mío
las dos áncoras levanto
y la nao de mi hermosura
540
se pone vergas en alto,
cuando cercando mi coche,
que es mi nave, a un tiempo hallo
que hacen señal que me rinda
las naves de «Pie de Palo».
545
Las naves de España allí
disparan por el costado
versos que me dan asombro
y no me dan sobresalto.
Mas como saben que soy
550
nave zorrera, disparo
un pido, con que echo a fondo
a un tiempo todas las naos.
Y si algún navío rindo,
me le llevo remolcando
555
a la isla Confitería
en el golfo de Leplanto.
Si algún cosario perdido,
de aquellos que yo he robado,
se quiere abrigar conmigo,
560
de mi bandera le aparto;
que el grande golfo de Abido
solo es para los Leandros.
Si algún bergantín encuentro
de bergantes y taimados,
565
que a vela y remo procuran
darme caza, me adelanto
hacia la playa Viteli,
adonde al piloto llamo,
y digo: «¿Hay bajos aquí?
570
¿Surgiré en este playazo?»
«Bajos hay -responden luego-,
pero como estos cosarios
no pueden sondar la playa,
peligran luego en los bajos».
Si llego...

MARICHISPA
575
Deja, señora,
las metáforas, y vamos
a ver quién es de tu gusto
el más decente cuidado.
¿Quieres a señores?

CLARA
Sí.
580
Pero yo los he cobrado
un miedo como un amor.

MARICHISPA
Si son de un mesmo tamaño,
poco miedo los tendrás.
Mas di: ¿un señor no honra un barrio?,
585
¿no regala de contino?,
¿no quiere de cuando en cuando?
Y los señores que quieren
¿no son fieles en amarnos?

CLARA
Mira: como son tan fieles,
590
entienden los pesos falsos.
Acá con mis escuderos
me entiendo, con mis hidalgos
me haga Dios bien; que a estos puedo
poner, al menor enfado,
595
de paticas en la calle,
si no se están en el patio.

MARICHISPA
¿Quién son estos que hoy admites?

CLARA
Ya te he dicho que son cuatro.
Llamo a los cuatro estos nombres...

MARICHISPA
Dilos.

CLARA
600
Son nombres estraños:
Cisneris, Cominarata,
Cis y Chapetón Barbado.
Cisneris llamo al del gusto;
este es a quien quiero y amo,
605
que es un hijo de familias,
don Clemente de Montalvo.
Aquel que gasta conmigo
tanto en plata como en cuartos
Cominarata es; un hombre
610
que, cuando busco prestado
sobre prenda, lo trae luego,
y en dos pleitos que ahora traigo
es mi agente, y aun me busca
casa si mudarme trato.
615
Para esto tengo un Francisco
de Pantoja, un hombre honrado,
que en Talavera no habrá
hombre de tan lindo barro.
Cis, mi tercero galán,
620
llamo al galán de mi gasto,
que en cuartos me contribuye
estipendio cuotidiano.
Este es -ya tú le conoces-
cierto regidor de Almagro,
625
Juan Martínez de Caniego,
con quien agora afianzo
mi comida, porque este es
lego, llano y abonado.
Tengo una persona grave,
630
pretendiente y espetado,
que paga la casa y presta
el coche de cuando en cuando;
que se deja ver por meses
y me regala por años.
635
Y este que no llamo nunca
llamo Chapetón Barbado.
Sin otros amantes muchos
que, si llegan al reclamo
de mi pico, astutamente
640
les hago dar en el lazo:
verbi gratia, don Julián,
que anteayer me dio un estrado
y esas seis sillas que ves,
y desde anteayer le llamo
645
«el tonto de terciopelo»,
sobre ser tonto aforrado
en vaqueta de Moscovia.

MARICHISPA
Y este regidor de Almagro
¿cuánto te da cada día?

CLARA
650
No me preguntes el cuánto.

MARICHISPA
A mí sé que me da un pan.

CLARA
Y a mí me da un ordinario
que basta para el noturno
y meridiano pasto.

MARICHISPA
¿Quiéresle?

CLARA
655
¿No ves que gasta?

MARICHISPA
Y de más a más ¿no da algo
como vestido y pollera,
siquiera una vez al año?

CLARA
Él es la quintamiseria.

MARICHISPA
660
Es verdad, y hoy me ha contado
una ama que tiene en casa
que come un pastel de a cuarto
a mediodía, y de noche
un poco de pan tostado.
665
No enciende luz en su casa;
antes, dice que a otro cuarto
de un vecino suyo ha hecho
agujero con un clavo,
y con sola la luz que entra
670
por aquel sutil espacio,
hace todo cuanto es
en su casa necesario.

CLARA
Él tiene muchos doblones.

MARICHISPA
El ama los vio de paso,
675
y dio por señas que estaban
amarillos.

CLARA
No me espanto,
que como no salen fuera,
deben de estar opilados.

MARICHISPA
¿Que admitas un miserable?

CLARA
680
Mira, no estás en el caso:
mejor es un miserable
que tenga y no quiera darnos,
que no, aunque nos quiera dar,
quien no tiene, aunque sea franco;
685
que aquel puede dar, si quiere,
u de fino u de obligado,
y este, obligado ni fino,
no dará sin poder darlo.
Y comúnmente se dice
690
que los hombres que son sanos
mueren del primer achaque;
así, los que son cuitados
cuanto guardan de un ahorro
han de vomitar de un gasto.
695
Déjame tú a mí, que yo...
(Llaman a la puerta.)
Pero a la puerta han llamado.

MARICHISPA
¿Quién es?

(Sale DON CLEMENTE.)

CLEMENTE
Yo soy.

CLARA
¿Don Clemente?

CLEMENTE
¡Doña Clara!

CLARA
¡Dueño amado!
Cierra esa puerta, Chispilla.
700
Llega, llégate a mis brazos.
Dos días ha que no te veo,
dueño mío.

CLEMENTE
Cierra el labio,
traidora, que ya encontró
mi sospecha con tu engaño.

CLARA
¿Qué dices?

CLEMENTE
705
Que don Julián,
¡oh dueño mío tirano!,
es quien te cuesta más penas
que yo te debo cuidados;
es quien te merece fina,
710
y el que agora me ha contado
que por celos -¿celos tienes?
¿para cuándo, para cuándo
son las venganzas, si agora
en las quejas me embarazo?-
715
te mudaste. Di: ¿qué importa,
dueño mío soberano,
si es don Julián tu elegido,
que yo sea tu llamado?
Ya sé que amando tus soles,
720
cuyas luces idolatro,
abogado de su pena,
dice su amor en estrados.
Tú le quieres y él lo dice.

CLARA
Señor don Clemente, paso.
725
¿De cuándo acá vos celoso?
¿Vos de cuándo acá indignado
conmigo? Sabiendo vos
que en el amor de acá abajo
nunca puede pedir celos
730
quien no los pide sobre algo.
¿Pobrecito y muy celoso?
¿Vos pensáis que yo no valgo
más de aquello que yo os cuesto?
¡Ah noramala! Templaos
735
y, mirón de amor, tomad
lo que os dieren de barato.
Cuando estáis fino conmigo,
soléis decirme muy falso
«diosa mía». Si pensáis
740
que soy diosa, es grande engaño;
que animal soy racional
y yo como, visto y calzo.
¿Traidora a mí, señor mío?
Pues ¿por qué no hacéis reparo
745
que, en vez de haberos vendido,
soy yo la que os he comprado?
Muy apriesa me celáis
y a espacio me amáis. Trocaldo:
queredme algo más apriesa,
750
y celadme más a espacio.
¿Celos con gritillo? ¿Celos
al tono mismo del gasto?
¿Ya echa por medio tan presto
quien ha de echar por un lado?
755
No, mi señor don Clemente:
dejad los celos. Seamos
amigos como primero.
Un tiempo apacible y manso
yo os vi hacer que no mirabais;
760
ya veis mucho, no veáis tanto
si queréis.

CLEMENTE
El arroyuelo
que desciende del peñasco
en fácil quiebra se estanca;
va poco a poco cobrando
765
caudal de plata y, después
de seis auroras al plazo,
trincheras rompe de arena
y, cristalino soldado,
por el prado y por el monte
770
lleva las flores a saco.
Con tibias luces la luna
empieza, trémulo astro,
a escribir en la corona
del monte confuso el rayo;
775
la estrella borró su luz;
crece luego, y crece tanto
que, celosa de las luces
de estrella vecina, al rasgo
lunar va dejando obscuros
780
renglones que leyó claros.
Yo, a imitación de los dos,
te adoraba tan templado
que no pensé que tu amor
me costara un sobresalto.
785
No había crecido mi amor;
pero como voy cobrando,
como la luna, más luz,
borrar hoy he procurado
estos que en el cielo mío
790
quieren parecer tus astros.
Y, como arroyo, mi amor
también se va despeñando,
porque le han dado caudal
las crecientes de mi llanto;
795
que no quiere quien no tiene
celos si hay en qué fundarlos,
ni se estrecharon dos almas
si no se asegura un lazo.

CLARA
Don Julián, de quien recelas,
800
no me debe un agasajo;
antes, para despedirle,
le pedí para un estrado
-que este es para los que cansan
el ordinario despacho-,
805
y él me le trujo anteayer.
Hasta que, no habiendo hallado
modo para que me deje,
mudé casa y mudé barrio,
y aun temo que me halle aquí.

CLEMENTE
810
Eso no te dé cuidado,
que agora hacia Fuencarral
va siguiendo a mi criado,
y pienso que ha de llevarle
de Fuencarral a palacio.
815
Yo me escondí en un zaguán.

MARICHISPA
Doña Beatriz de Bolaños,
que es la dueña de la casa,
baja a verte.

CLARA
¡Qué temprano
ha tomado la visita
la casera!

CLEMENTE
820
(Aparte.)
(¿Qué he escuchado?
Vive el cielo que ha salido
del convento, y que si aguardo
a que baje y me halla aquí,
recelo...)

CLARA
¿Qué te has turbado?
825
¿Conoces a Beatriz? Di.

CLEMENTE
No, por tu vida. Aquí espero.

CLARA
Di: ¿qué quieres hacer?

CLEMENTE
Quiero
esconderme agora aquí;
que hallarme aquí no es razón,
830
ni es a tu fama decente.

CLARA
(Aparte.)
(¿Quién le mete a don Clemente
en mirar por mi opinión?)

CLEMENTE
Yo me escondo.

CLARA
¿Dónde vas,
don Clemente? Espera.

CLEMENTE
Di:
835
¿quién ha de mirar por ti
si no es quien te quiere más?
Yo me escondo.
(Escóndese.)

CLARA
Advierte que...
(El pesar me tiene muda.
Este conoce, sin duda,
840
a doña Beatriz. ¿Qué haré?
¡Oh vil sospecha enemiga
que a mi dolor atropella!)
(Sale DOÑA BEATRIZ.)
¿Beatriz?

BEATRIZ
¿Doña Clara bella?

CLARA
¿Queréis sentaros?

BEATRIZ
No, amiga.

CLARA
845
Sentaos, haced lo que os ruego
por la vuestra y por mi vida.

BEATRIZ
A daros la bienvenida
vengo no más, y a irme luego.
No he visto hermosura igual.

CLARA
850
Poco estimáis a la vuestra.

BEATRIZ
Esta es la llave maestra
de este cuarto principal.
(Dale una llave.)

CLARA
(Aparte.)
(Que ni un remedio no halle
para sabello más bien.)

BEATRIZ
855
Esta es la llave también
de la puerta de la calle.
(Dala otra.)
Mandad a vuestra criada,
pues ya vuestra virtud sé,
que antes de la noche esté
860
toda la casa cerrada.
Mi opinión estimo más
que cuanto darme podéis.

CLARA
En mi casa no veréis
un hombre solo jamás.

BEATRIZ
865
Mucho por eso os estimo.

CLARA
Yo soy la que en eso gano.

BEATRIZ
¿Nadie os visita?

CLARA
Mi hermano
no más, y tal vez mi primo.

BEATRIZ
Vos sois en todo un milagro.

CLARA
870
Daros es justo ese nombre.
¡Ah, sí! También un buen hombre.

BEATRIZ
¿Quién?

CLARA
Un regidor de Almagro.
No hay más entrante y saliente
que este, que es un hombre llano,
875
tres amigos de mi hermano
y otro hidalgo, que es mi agente.

BEATRIZ
Muchos son ya, Clara bella.

CLARA
(Aparte.)
(A saber mis celos voy.)
¿Qué estado?

BEATRIZ
Doncella soy.

CLARA
880
Cara tenéis de doncella.
Y me dijeron de vos...

BEATRIZ
Decid, bien podéis hablar.

CLARA
Madrid, maldito lugar.
¡Qué lenguas, fuego de Dios!

BEATRIZ
885
Hablad: lo que fuere sea.

CLARA
Dejadme acordar.

BEATRIZ
Sí haré.

CLARA
Que un don Clemente... -¿de qué?-
de Montalvo, os galantea.

BEATRIZ
(Aparte.)
(Volver por mi opinión quiero;
890
que le adoro callaré.)
Ansí, amiga, ya yo sé.

CLARA
¿Quién es?

BEATRIZ
Es un majadero
que ha dado en no me dejar
-yo no sé qué ha visto en mí-
895
(Aparte.)
(de él me he de vengar así)
y aun no quiere escarmentar
en mi condición cruel.

CLARA
¡Ved qué lenguas hay aquí!
Y me dijeron a mí
900
que os moríades por él.

BEATRIZ
Dama que le quiere bien
lo diría.

CLARA
Errada estás.

BEATRIZ
(Aparte.)
(Esta vez quiero no más
aprovechar un desdén.)
905
Él es quien me tiene amor,
y así advertid, doña Clara...

CLARA
(Aparte.)
(Miren aquí de qué cara
se enamoró aquel traidor.)

BEATRIZ
...que si más, amante y ciego,
910
a decir se descomide...

MARICHISPA
Licencia para entrar pide
Juan Martínez de Caniego.

CLARA
Dile que entre.
(Aparte.)
(Esto ha de ser;
hoy me he de vengar así.
915
¿Que haya quien me logre a mí,
y procure otra mujer?
¡Oh ingrato! ¡Oh falso! ¡Oh traidor!
Tomar la venganza espero.)

BEATRIZ
¿Quién es este caballero?

CLARA
920
El que os dije: el regidor.

BEATRIZ
Pues voyme.

CLARA
(Aparte.)
(¿Cómo resisto
dos penas, tormentos dos?)

BEATRIZ
Adiós, doña Clara.

(Vase.)

CLARA
Adiós.
(¡Vive amor...!)

(Sale JUAN MARTÍNEZ DE CANIEGO, vestido bastamente.)

JUAN
Loado sea Cristo.

CLARA
925
Juan Martínez, mi señor.
(Aparte.)
(Agora, viven los cielos,
con celos me he de vengar.)
¿Qué os parece el cuarto?

JUAN
Bueno.

CLEMENTE
(Al paño.)
¿Qué hombre de antaño es aquel
que ha entrado en visita?

JUAN
930
Cierto
que me parece este cuarto
muy bien.

MARICHISPA
¿Es porque es estrecho?

JUAN
¿Cuánto os cuesta, doña Clara?

CLARA
Cuesta cien ducados.

JUAN
¡Fuego!
935
Tasalle en pasando el año
o trampear antes medio.

CLARA
Tasar la casa es de gente
sin palabra.

JUAN
Bueno es eso;
pues yo he tasado una casa,
940
y de un año me volvieron
cien reales, siendo no más
el alquiler de trecientos.
Y ahora otra nueva demanda
tengo puesta a mi casero.

CLARA
¿Qué es?

JUAN
945
Él me arrendó la casa
para vivirla, y yo he hecho
cuenta del tiempo que he estado
fuera de casa, pues quiero
que el tiempo que yo estoy fuera
950
no se me cuente aquel tiempo;
que yo no vivo en la casa
si no es cuando vivo dentro.

MARICHISPA
Y otra demanda también
le puede poner.

JUAN
Di presto.

MARICHISPA
955
Él te alquiló chimenea
para que guises.

JUAN
Es cierto.

MARICHISPA
Pues si no te sirves de ella,
haz que te vuelvan el precio
que vale la chimenea
por un año.

JUAN
960
Has dado en ello.
¿Cuántas piezas tiene?

CLARA
Cinco.

MARICHISPA
Y seis con él.

JUAN
Me contento
con ser pieza en esta casa,
por serlo de este tablero.

MARICHISPA
965
¡Ay, que jugó del vocablo!
¡Qué donosura!

JUAN
Y yo pienso
que nadie podrá soplarme
la dama como yo juego.

MARICHISPA
Si come la dama, nadie
te la soplará.

JUAN
970
Por eso.

CLARA
Juan Martínez de mi vida...

CLEMENTE
(Aparte.)
(¡Lindo nombre de requiebros!)

CLARA
...cuando no fuera tu talle,
tu divino entendimiento
975
prendará los corazones.
¡Qué arte! ¡Qué talle! ¡Qué aseo!
Pues, luego, ¿no es fino amante,
no es valiente, no es atento?;
y, luego, ¿no es generoso?

JUAN
980
Eso es lo peor que tengo.

CLARA
Señor mío, no gastar
y saber un hombre cuerdo
guardar un cuarto si importa...

JUAN
(¿Luego dará este consejo
985
una taimada que quiera
dejar un amante en cueros?
La honra de esta mujer
me atraerá con un cabello.)

MARICHISPA
¡Ah Juan Martínez!

JUAN
Muchacha,
¿qué dices?

MARICHISPA
990
¿No esteraremos
todo este cuarto?

JUAN
Está ya
muy adelante el invierno.

MARICHISPA
Diciembre es, tres meses faltan.

JUAN
¿En esteras mi dinero?
995
Eso es querer que yo arroje
mi hacienda por esos suelos.

CLEMENTE
(Aparte.)
(Este, en las señas y el talle,
es el acreedor primero;
si esto gasta el que es del gasto,
1000
yo quiero gastar lo mesmo.)

(Sale LEONOR.)

LEONOR
Doña Beatriz de Bolaños
dice que en aquel talego,
que ha contado agora, faltan
veinte y seis reales y medio;
1005
que le hagáis gusto de enviarlos.

CLARA
¿Contaron bien el dinero?

LEONOR
Cuarto a cuarto le han contado.

CLARA
¿Tiéneslos tú?

JUAN
No los tengo.

CLARA
¿Qué he de hacer?

JUAN
Responde tú
1010
que te dé una puerta menos.

LEONOR
¡Por Dios, linda menudencia!

CLARA
Di de mi parte que luego
los subirá Sebastiana.

(Vase LEONOR.)

JUAN
¿Veinte y seis reales y medio?
1015
No vale más en Almagro
una casa. Ahora yo quiero
ver todo el cuarto, por ver
si lo vale el cuarto.

CLARA
Quedo,
no entréis allá, que de trastos
1020
está lleno el aposento.

JUAN
Yo he de entrar.

CLEMENTE
(Al paño.)
(Yo me retiro;
no me vea.)

CLARA
Vuelve luego
y le verás más despacio.

(Sale un GANAPÁN.)

GANAPÁN
Nuestra ama, ¿dónde pondremos
estos cofres?

CLARA
1025
Otro carro
ha venido.

JUAN
(Aparte.)
(Irme deseo;
no pidan para beber
los ganapanes.) Ya entiendo
que se hace hora de comer.

CLARA
¿Has de volver?

JUAN
1030
En comiendo.

MARICHISPA
(Bien poco lleva que hacer.)

JUAN
Adiós, Clara.

(Vase.)

CLARA
Vuelve presto.
(Agora me he de vengar.)
Salid acá, caballero,
1035
ciencontino de las casas
de Castilla.

CLEMENTE
(Sale.)
¿Qué tenemos?

CLARA
Traidor, infame...

(Quiere embestir a darle.)

CLEMENTE
Hablen labios
y callen manos.

CLARA
No quiero.
Guedejas no han de quedarte.

CLEMENTE
1040
Detén las manos; porque eso
es querer tomar ahora
la ocasión por los cabellos.

CLARA
En fin, ¿es doña Beatriz
el dignísimo sujeto
que adoráis?

CLEMENTE
1045
¿Y Juan Martínez
quién es?

CLARA
Decidme primero
si a doña Beatriz queréis.

CLEMENTE
¿Cómo puedo responderos
con un regidor de Almagro
a la vista?

CLARA
1050
Deteneos.
¿Celos de un hombre como este?
Tú sí, traidor...

CLEMENTE
No os entiendo:
¿celos me queréis pedir,
y que yo no os pida celos?

CLARA
¿Somos todos unos?

CLEMENTE
1055
No,
porque yo no quiero empeño
con dama de un regidor.
Adiós, Clara Ayuntamiento.

CLARA
Adiós, el de la Beatriz,
1060
que si a buena luz la veo,
parece que se ha soltado
de alguna copia del Griego.

CLEMENTE
No es hermosa por lo más,
mas quiéreme por lo menos.

CLARA
1065
No es muy galán mi galán,
pero es de dura y provecho.

CLEMENTE
¿Quién puede ser quien se llama
Juan Martínez de Caniego?

CLARA
La dama es muy como vuestra.

CLEMENTE
1070
Y el galán muy como vuestro.

CLARA
Esto se ha acabado ya.

CLEMENTE
¿Pues cuándo ha empezado esto?

CLARA
(Aparte.)
(¿Que le deje y no lo sienta?)

CLEMENTE
(Aparte.)
(¿Que no llore aunque la dejo?)

CLARA
1075
Llévese ucé su retrato.
No haya escarpín.

CLEMENTE
Eso quiero.
(Rabiando de celos voy.)

CLARA
(Muriendo de enojo quedo.)


Jornada II

Salen DON CLEMENTE y CARTILLA.

CARTILLA
¿Eso pasa?

CLEMENTE
Sí, Cartilla.

CARTILLA
1080
¿Que Clara te despidió?

CLEMENTE
No me espanto, que es mujer.

CARTILLA
Y más mujer que otras dos.

CLEMENTE
No me puedo despicar.

CARTILLA
No entiendo tu condición:
1085
doña Hipólita te busca,
y no te pide; Leonor
te regala, y no te cela;
Beatriz tiene linda voz,
¿y te vienes a Clarilla?

CLEMENTE
1090
¿Qué quieres? Téngola amor.

CARTILLA
¿Es por fácil o por buena?
¿O por clara?

CLEMENTE
¡Qué sé yo!
Porque hay otros que la quieran.

CARTILLA
Mira: no haces bien, por Dios.
1095
Clara no es cesta de fruta
puesta en la Puerta del Sol,
que porque la compran muchos
has de pensar que es mejor.

CLEMENTE
Hipólita no merece
1100
que la aborrezca; mas yo
no sé aborrecer a Clara,
ni me hallo cuando no soy
o fineza de su halago
o desdén de su rigor.

CARTILLA
1105
Si la quieres por barata,
más cara te sale hoy;
gastar confieso que es malo,
pero sufrir es peor.

CLEMENTE
Con achaque de las Pascuas
1110
tengo determinación
de enviar agora un regalo.
¿Vendiste el salero?

CARTILLA
¡Ox!
Véndele tú, que no quiero
que me prendan.

CLEMENTE
¿Por qué no?
¿Quién te ha de prender?

CARTILLA
1115
Tu padre,
que en la Platería hoy
hacía por su salero
apretada inquisición.
Si le vieras desalado
1120
ojear todo aparador
de platero, y por la plaza
de allí a un instante pasó,
y viendo la horca puesta,
por el salero clamó,
1125
diciendo: «Aquí ha de venir
a parar aquel ladrón».

CLEMENTE
¿Cuánto pesa?

CARTILLA
Doce onzas,
que viene a ser en vellón
más de ciento y treinta reales.

CLEMENTE
1130
Trae dos cajas de turrón
de Alicante.

CARTILLA
Son cuarenta.

CLEMENTE
Dos pavos.

CARTILLA
Son treinta y dos.

CLEMENTE
Cuatro pares de perdices.

CARTILLA
Son veinte y ocho.

CLEMENTE
Pues pon
1135
los veinte reales de dulces.

CARTILLA
Todo lo yerras, señor.
Mira: si la envías dos pavos,
Clara -es más claro que el sol-
envía el uno a cierta vieja
1140
y otro a cierto chapetón,
para coger con el pavo
otro regalo mayor;
a su agente las perdices;
una caja de turrón
1145
a una vecina, y la otra
a otro solicitador,
para dar a los que piden
de beber la colación;
con que tu padre se queda
1150
sin salero; tú, señor,
sin padre; Clara, sin todo;
y todos, que es lo peor,
el uno con tus perdices,
la otra con tu turrón,
1155
con tus pavos uno y otro,
y sin dinero tú y yo.

CLEMENTE
¿Qué he de hacer para que luzga
el dinero?

CARTILLA
Hazlo vellón
y entra con tu esportillero
a darlo.

CLEMENTE
1160
Mala elección.
En plata se lo he de dar.

CARTILLA
No hagas tal.

CLEMENTE
Tengo temor
que, al dar mis reales de a ocho,
no ha de creer que lo son.

CARTILLA
1165
¿No quieres que los conozca?

CLEMENTE
Mira: las damas de hoy
el real de a ocho del pobre
le tienen por real de a dos,
y el real de a ocho del rico
1170
les parece que es doblón.

CARTILLA
Oyes: dáselo en salero.
¿Vas hacia allá?

CLEMENTE
A verla voy.

CARTILLA
Pues si ella te siente blando,
lo echas a perder, por Dios.

CLEMENTE
1175
Yo la he de ir a ver de modo
que no presuma que voy
por ella. Cuéntame, en tanto,
todo lo que te pasó
con don Julián.

CARTILLA
Que me entré
1180
en San Luis, y él me siguió;
que me puse en un altar
con muy grande devoción
a rezar, y don Julián
rezaba más que no yo.
1185
Salí a la calle después,
y fue tras mí; a un bodegón
me entré huyendo, y a la puerta
más de un hora me esperó.
¿Qué hago? Hago cuenta que riño,
1190
echo a huir como un león,
yo apreté con la carrera
y él con el paso aflojó.

CLEMENTE
Si en el portal no me escondo,
no me ha dejado hasta hoy.

CARTILLA
1195
Ya hemos llegado a la casa.

CLEMENTE
Pues mira si en el balcón
de Beatriz hay quien nos mire
por las celosías.

CARTILLA
No.

CLEMENTE
A Hipólita temo más,
1200
que anoche salir me vio
de casa de doña Clara.

CARTILLA
¿Dístela satisfación?

CLEMENTE
Y de doña Clara dije
mil faltas, que ella creyó.

CARTILLA
1205
Con eso la quedaría
quietísimo el corazón.
Ahora nadie te ha seguido.

CLEMENTE
Entra, Cartilla.

CARTILLA
Allá voy.
Llamo a la puerta.

MARICHISPA
(Dentro.)
¿Quién es?

CARTILLA
Si es...

MARICHISPA
¿A quién busca?

CARTILLA
1210
A vos.

MARICHISPA
Dígame quién es primero.

CLEMENTE
Abre, muchacha, yo soy.

(Abre la puerta.)

MARICHISPA
¡Oh mi señor don Julián!
Entrad y esperad. Ya voy
1215
a llamar a mi señora.

CLEMENTE
¿Cartilla, oíste la voz?
Que soy don Julián presume.

CARTILLA
Entra y siéntate, señor,
y juega con doña Clara,
1220
cuando salga, a luna y sol,
que es un juego de muchachos
donde entra el buen bofetón.

CLEMENTE
¿Que haya hombre honrado que dé
golpe a las mujeres?

CARTILLA
Yo,
1225
la que me pone dos huesos
en la frente sin dolor,
más abajo de la frente
la pongo cinco por dos.

CLEMENTE
Entra.

CARTILLA
Entro.

CLEMENTE
Don Julián
1230
hoy vera mi indignación.

(Sale DOÑA CLARA.)

CLARA
¡Dueño mío, don Julián!
¿Qué es lo que he visto?

CLEMENTE
No soy
sino don Clemente, Clara,
quien confiesa que debió
1235
tanta mentira a tus ojos
como verdad a tu voz.

CLARA
Pues, mi señor don Clemente...

(Sale MARICHISPA.)

MARICHISPA
(Aparte.)
(Bien mi ama le engañó
dando a entender que le hablaba
por don Julián.)

CLARA
1240
¿Cómo vos
en mi cuarto?
(Aparte.)
(Este me adora.)
Responded.
(Aparte.)
(Linda ocasión
de picarle.)
[A MARICHISPA.]
Ve al zaguán
y, si viene el regidor,
1245
avísame luego al punto.

CARTILLA
Baja, alcahueta.

MARICHISPA
Yo voy.

(Vase.)

CLARA
Decid: ¿qué queréis?

CLEMENTE
Que sepas
que he venido a buscar hoy
razón para no quererte,
1250
y hoy me has dado la razón;
y aunque, a tus luces rendido,
fino parecí y constante,
no entré en tu casa de amante.

CLARA
Pues ¿de qué?

CLEMENTE
De agradecido.
1255
Yo, Clara, nunca he intentado
-nunca yo he tenido amor-
hacer tema y pundonor
en dejar o ser dejado.
Antes, por que no te quejes,
1260
darme el parabién ofrezco,
que importa, si te aborrezco,
que seas tú la que me dejes.
Tú la olvidada serás,
y yo el feliz.

CLARA
Si es así,
1265
dime a qué has venido aquí.

CLEMENTE
Si me escuchas, lo sabrás.
Vengo a traerte...

CLARA
(¡Oh traidor!)

CLEMENTE
...para no acordarme de ellos,
este cordón de cabellos
1270
(Sácale.)
que me diste por favor.
Papeles que merecí
también te vengo a traer.

CLARA
No tenía yo qué hacer
cuando te los escribí.

CLEMENTE
1275
(Aparte.)
(¡Más desdenes, dolor más!)

CLARA
(Aparte.)
(Mejor así me he vengado.)

CLEMENTE
Yo anduve tan ocupado
que no los leí jamás.

CLARA
Ni me enojas ni provocas
1280
oyendo tus groserías;
muchas ternezas leerías,
pero verdades muy pocas.

CLEMENTE
Yo te he visto, enamorada,
no dejarme noche y día.

CLARA
1285
¡Gran confianza! Bastaría
que estuviese bien hallada.

CLEMENTE
Lindo término has hallado
para responderme.

CLARA
Y di:
cuando reñiste por mí,
di, ¿qué estabas?

CLEMENTE
1290
Inclinado.

CLARA
¿Inclinado? Bueno a fe.
Mejor término buscaste.

CLEMENTE
¿Y el día que te sangraste
solo porque me sangré?

CLARA
1295
No te lo puedo negar.

CLEMENTE
¿No era amor? ¿Por qué lo hacías?

CLARA
Porque había muchos días
que me quería sangrar.
Yo a media noche escucharte
1300
junto a mis rejas solía.

CLEMENTE
Iba a otra parte, y hacía
la seña para engañarte.

CLARA
Tu odio llego a conocer.

CLEMENTE
Ya sé tu aborrecimiento.

CLARA
¿Los suspiros qué eran?

CLEMENTE
1305
Viento.
¿Las lágrimas?

CLARA
De mujer.

CLEMENTE
Yo, Clara...

CLARA
Vete de aquí,
acaba.

CLEMENTE
Ya me iba yo.

CLARA
(Aparte.)
(Que, en fin, este me engañó.)

CLEMENTE
1310
(Aparte.)
(Clara no me quiso a mí.)

CLARA
(¡Ah ingrato!)

CLEMENTE
(¡Ah falsa, cruel!)

CLARA
(¿Hay mujer tan infeliz?)
Vaya a ver a su Beatriz,
que es sujeto para él.

CLEMENTE
1315
No es doña Clara más bella.

CLARA
Sí soy tal, por vida mía.

CLEMENTE
Beatriz, aunque es algo fría,
es segura.

CLARA
Tal es ella.

CLEMENTE
¿El agua de Almagro (¡ah cruel!)
diz que hace digerir?

CLARA
1320
No,
porque, aunque la bebo yo,
no le he digerido a él.

CLEMENTE
Pues los dos para otros dos.
(Hace que se va.)

CLARA
No volviera.

CLEMENTE
No llamara.
1325
Adiós, la señora Clara.

CLARA
El señor Clemente, adiós.

CLEMENTE
Vos sois dama muy hermosa,
y que he de estorbaros ved.

CLARA
Señor mío, [es] vuesarced,
1330
para estorbar, poca cosa.

CLEMENTE
Si yo os quisiera, sospecho
que hiciera...

CLARA
Lindo ademán.

(Dentro, DON JULIÁN.)

JULIÁN
¿Doña Clara de Guzmán
posa aquí?

CARTILLA
Buena la has hecho.
Sal presto.

CLARA
1335
Aguarda, detente.
Aquí vive.
(Aparte.)
(Por los cielos,
que le he de abrasar a celos.)

(Sale DON JULIÁN.)

JULIÁN
¡Gracias a Dios! ¿Don Clemente?

CLEMENTE
¡Amigo!

JULIÁN
¿Aquí estáis?

CLEMENTE
(¿Qué haré?
1340
Ella le llamó. ¡Ah traidora!)

JULIÁN
¿Qué hacéis aquí?

CLEMENTE
Vine agora...

CLARA
Esperad, yo os lo diré.
Pensó aqueste caballero
que estaba el cuarto vacío,
y entró a verle.

JULIÁN
1345
Amigo mío,
¿casa os falta? Daros quiero
un cuarto en mi calle, que es
el mejor que hay en Madrid.
Clara, ya vuelvo. Venid
a verle.
(Tírale de la capa.)

CLEMENTE
1350
Iremos después.

CARTILLA
(Vive el cielo que me río
de hombre tan impertinente.)

JULIÁN
Clara, habla con don Clemente,
que es un grande amigo mío.

CLEMENTE
1355
(Agora, celos, agora.)

CLARA
(Vengareme.)

JULIÁN
Llega.

CLEMENTE
Ved...

CLARA
Conózcame vuesarced
por su mayor servidora.
Pues basta...

CLEMENTE
(¿Qué es lo que escucho?)

CLARA
1360
(Aparte.)
(Hoy mi venganza verán.)
...ser amigo de Julián
para que yo os quiera mucho.

CLEMENTE
La merced debo estimar,
y que me hallaréis espero
1365
en este cuarto primero
(Señala arriba.)
cuando me queráis mandar.

JULIÁN
¿Cúyo es?

CLARA
(¡Oh celos villanos!)

CLEMENTE
De una prima mía es.

JULIÁN
¿Vais a verla?

CLEMENTE
Sí.

JULIÁN
Después
1370
la iré yo a besar las manos.

CLARA
(¿Pues agora qué he de hacer?)

CARTILLA
[A DON CLEMENTE.]
¿Qué aguardas?

JULIÁN
¿Me esperáis?

CLEMENTE
Sí.
(Aparte.)
(Don Julián se queda aquí.)

CLARA
(Aparte.)
(A doña Beatriz va a ver.)

CLEMENTE
¿Habéis de venir?

JULIÁN
1375
Sí, amigo;
esperadme.

CLARA
(Aparte.)
(Ya se va.)

CLEMENTE
Venid presto.

CLARA
Luego irá,
que agora queda conmigo.

CLEMENTE
Adiós.

CLARA
(Aparte.)
(¡Oh viles recelos!)

CLEMENTE
(¿Qué hay que hacer?)

CLARA
1380
(¿Qué hay que esperar?)

CLEMENTE
(Con celos me he de curar.)

(Vase.)

CLARA
(Celos se curan con celos.)

JULIÁN
¿Fuese ya?

CLARA
Sí, ya se fue.

JULIÁN
Pues salga desde el secreto
1385
del corazón hasta el labio...

CLARA
Esperad, sentaos primero,
que tengo mucho que hablaros.

JULIÁN
Yo soy el que...

CLARA
Deteneos,
hablad quedo.

JULIÁN
La razón
1390
nunca sabe hablar más quedo.

(Al paño, DON CLEMENTE y CARTILLA.)

CLEMENTE
Entra, Cartilla.

CARTILLA
Sí haré.

CLEMENTE
A ese aposento primero
ve pasando poco a poco.

(Pasan por detrás de las dos sillas los dos.)

CLARA
¿Qué decís? Que no os entiendo.

JULIÁN
1395
Yo me explicaré con vos.

CLEMENTE
(Pisa sin ruido.)

CARTILLA
(Más temo
a su olfato que a su oído.)

CLEMENTE
(Ya llegamos.)

CARTILLA
(Entra dentro.)

CLARA
Pues veamos en qué fundáis
vuestra queja.

CLEMENTE
1400
(Escucha atento.)

JULIÁN
Mi señora doña Clara
de Guzmán, que guarde el cielo
tantos años como son
los apasionados vuestros...

CARTILLA
1405
(No se morirá jamás.)

JULIÁN
Ya os acordáis...

CLARA
No me acuerdo
de nada.

JULIÁN
Yo sí, señora,
y que feriara os prometo
un poco de mi memoria
1410
a un poco de entendimiento.
Digo, pues, que habrá dos meses,
poco más o poco menos,
que viéndoos ir al estribo
de un coche, quedé tan muerto
1415
de ver por las celosías
del manto un lucero negro,
que me echaron de ver todos
ser mi mal, mal de ojo vuestro.
Díjeos, siempre que pasaba,
1420
muy mentiroso y muy tierno,
mil necedades pulidas
que allí pasan por requiebros.
Hablásteisme muy afable,
celebrasteis un soneto
1425
que os dije, con estrambote
sobre el estribillo puesto.
Seguí el coche a vuestra casa,
trasladé un papel que tengo
que viene a todas las damas.
1430
No escribisteis luego, luego.
Busqué luego a cierto amigo
que hace versos, y muy cuerdo
me hizo un romance peinado,
y tanto, que vino a pelo.
1435
Respondisteis al romance
en vuestro latín; mas pienso
que el latín de las mujeres
nunca ha menester comento.
Dísteisme entrada una tarde,
1440
entré en vuestra casa a veros;
vendísteisme la fineza,
yo la fineza agradezco.
Pedísteisme no sé qué;
di lo que pedisteis luego,
1445
y ya el respeto perdido
-que siempre ocasiona a esto
la que pide-, más hallado,
me fui a aprovechar del ruego.
Que con respeto os tratase
1450
dijisteis y, menos ciego,
conocí que erais mujer
que tendría su respeto.
Fuisteis dando plazos largos
a mi amor y mi deseo;
1455
yo, muy fino de picado,
me empeñé en amaros, viendo
muchas señas de posible,
con algunas de no serlo;
hasta que, con verme un día
1460
que de fino estaba recto,
me tirasteis una herida
tan franca hacia mi dinero
que doña Blanca os llamé
de Narváez y Pacheco.
1465
Trújeos un estrado y sillas
de vaqueta y terciopelo,
y desde este día os tuve
por mujer de mucho asiento.
Premiasteis mi voluntad,
1470
y más ufano del premio,
quise llevaros tras mí,
móvil de vuestros dos cielos.
Hasta que con solo el plazo
de un día que no fui a veros,
1475
me disteis salto de mata,
por no aguardar a otro ruego.
Fuime a la Puerta del Sol,
y uno de los que trujeron
la ropa me dijo adónde
1480
vivís. Y saber espero
cómo, sin decirme nada,
me dejáis, y si es bien hecho.

CLARA
Señor don Julián de Mata,
si me escucháis...

JULIÁN
Nada os creo.
1485
¿Salto de mi nombre a mí,
con alhajas de por medio?
Señora, ¿a mí que las compro
decís?, ¿a mí que las vendo?

CLARA
Digo que yo me empeñaba
1490
en amaros y en quereros
tanto que a mí me temía.

CLEMENTE
(Cartilla, ¿qué dices de esto?)

CLARA
Y en viéndome enamorada,
para templar este incendio,
1495
resueltamente me quise
aprovechar de un despecho,
y dije: «Yo he de morir
agora, si verme dejo
del basilisco; pues muera
1500
sin mirar aquello mesmo
que es lo que yo quiero más.
Los ojos acostumbremos
a no mirar lo que quieren,
y no se le dé al deseo
1505
rienda con que desbocado
se precipite soberbio».
De ti huyo porque te adoro,
y retirada al secreto
de mi dolor, solicito...

JULIÁN
1510
Doña Clara, no os entiendo.
¿Por qué me queréis huir?
Perdonad que no agradezco
que me hagáis tanto favor.
Y así, suplicaros quiero
1515
que, por que yo os deba más,
me queráis un poco menos.

CARTILLA
[A DON CLEMENTE.]
(¿Oyes? Envía los pavos
y el turrón.)

CLARA
Y demás de esto,
sabed, señor, que en mi casa
tengo un empeño.

JULIÁN
1520
Eso es bueno;
yo en casa de un mercader
tengo por vos otro empeño.

CLARA
Vos, señor, a todas horas
no podéis verme...

JULIÁN
Sí puedo.

CLARA
1525
...porque a un riesgo os exponéis.

JULIÁN
Yo nunca temo los riesgos.

CLARA
Yo tengo una obligación.

JULIÁN
Yo hice otra.

CLARA
Ya estás grosero,
y yo no vendo favores.

JULIÁN
1530
Yo los compro por lo menos.

CLARA
¿Qué me queréis, don Julián,
cada día aquí? ¿Qué es esto?

JULIÁN
Cada día veo aquí
mi estrado de terciopelo
y mis sillas.

CLARA
1535
¿Qué ha costado?

JULIÁN
Tres mil de plata.

CLARA
¿Y qué es eso
para un favor?

JULIÁN
Mi señora,
vos no habéis visto en talegos
lo que montan en vellón.
1540
Yo sí, que anduve con ellos
contándolos por menudo
y dándolos por entero.

CLARA
Pues ved...

MARICHISPA
Ya entró por la calle
Juan Martínez de Caniego.

CLARA
1545
Escondeos en esa pieza,
don Julián.

MARICHISPA
Buena la has hecho.

JULIÁN
Yo no juego al escondite
con las damas.

CLARA
Ved que arriesgo
mi honor y fama por vos.

JULIÁN
1550
¿Quién es este caballero?

CLARA
El que hoy me debe mi honor.

JULIÁN
¿Es eso verdad?

CLARA
Es cierto.

JULIÁN
¿Y podré, si él no me viese,
veros siempre?

CLARA
Yo lo ofrezco.

JULIÁN
¿Y me queréis?

CLARA
1555
Yo os adoro.

JULIÁN
Pues perdonad, que no puedo.

CLARA
Hombre, ¿qué quieres de mí?

JULIÁN
Señora, ¿qué privilegio
han ganado las mujeres
1560
para dejar, en queriendo
dejar, y para obligar
si nosotros no queremos?

CLARA
Don Julián, que sube.

JULIÁN
Suba.

CLARA
¿Qué intentas?

JULIÁN
Agora quiero
1565
hacerme amigo del que es,
sea quien fuere.

(Sale JUAN MARTÍNEZ.)

JUAN
Laus Deo.

CARTILLA
(El regidor en campaña.)

JUAN
¿Qué hace aquí este caballero?

CLARA
Dice que este cuarto es suyo,
1570
que tiene hecho arrendamiento
a doña Beatriz Bolaños
por un año; y muy resuelto
viene a decir que me mude,
porque él tiene hecho primero
1575
escritura para el cuarto.

JUAN
Dos escrituras ha hecho.

JULIÁN
Y la mía es anterior
por derecho.

JUAN
Sea, por cierto;
pero en provincia os dirán
1580
si tenéis mejor derecho,
que este no es el escritorio.

JULIÁN
Yo solamente en mi acero
fundo mi justicia, y hoy
a quien lo impida...

(Empuñan las espadas.)

CARTILLA
(Esto es hecho.)

JUAN
1585
¿Sabéis que soy regidor
de Almagro?

JULIÁN
¿Y qué sois con eso?

JUAN
Hombre, ¿no sabéis que soy
Juan Martínez de Caniego?

JULIÁN
¡Amigo del alma mía!

JUAN
¿Amigo?

JULIÁN
1590
Viven los cielos
que si a mi padre encontrara,
no me holgara más.

JUAN
¿Qué es esto?

JULIÁN
Mas ¿que no caéis en mí?

JUAN
No caigo, pero tropiezo.

JULIÁN
1595
¿No os acordáis que en Almagro
comí con vos?

JUAN
No lo creo.

JULIÁN
Cuando yo pasé a Granada,
¿no os acordáis del cortejo
que me hicisteis?

JUAN
¿Cuánto ha?

JULIÁN
Habrá un año.

JUAN
1600
No me acuerdo.

JULIÁN
Quien recibe el beneficio
se ha de acordar de él.

JUAN
Yo pienso
que debe de ser verdad.
Digo que sí. (¿Yo qué pierdo
1605
en que este hombre sea mi amigo?)

JULIÁN
¿Cómo quedan vuestros deudos?
Que a todos les debo mucho.

JUAN
Gracias a Dios, todos buenos.

JULIÁN
¿Nunca os hablaron de mí?

JUAN
1610
Dos mil recados me dieron
para vos.

JULIÁN
¿Y cómo está
esa mi señora?

JUAN
Quedo,
que yo nunca fui casado.

JULIÁN
(Cogiome.) Preguntar quiero
1615
por aquella mi señora...
¿Ya me entendéis?

JUAN
Ya os entiendo.

CLARA
¿Qué dama es esa?

JUAN
Mi hermana.
(Aparte.)
(Este hombre sabe un secreto
que a ninguno he revelado.
1620
Por el siglo de mi abuelo,
que se le he contado yo,
aunque agora no me acuerdo.)

JULIÁN
¡Qué casa tiene en Almagro
el señor Martínez!

JUAN
Eso,
1625
la mejor que hay en la Mancha.

JULIÁN
Pues luego ¿no tiene el pueblo
en un puño?

MARICHISPA
Y en un puño
lo tiene todo.

JUAN
(Creer quiero
que este hombre es mi grande amigo;
1630
pero lo que yo no creo
es que haya sido mi huésped.)

CLARA
Muchacha, trae luces presto,
que anochece ya.

MARICHISPA
Aquí están.

(Vase.)

JULIÁN
Venid, que llevaros quiero
1635
a mi casa a que cenéis
conmigo.

JUAN
Yo nunca ceno.

(Sale MARI CHAVES, con luces.)

MARICHISPA
Buenas noches.

JUAN
Lindas velas.

JULIÁN
Las de Almagro para eso,
que allí las traen de Jaén,
como de cera.

JUAN
1640
Ello es hecho.

JULIÁN
Ea, venid a cenar
conmigo.

JUAN
Ahora no puedo.

JULIÁN
Cierto que sois hombre corto.

MARICHISPA
Él siempre lo es.

JULIÁN
Fuera bueno
1645
que se dijera en Madrid
que cuando en Madrid os veo,
no os llevo a mi misma casa
a cortejaros.

CLARA
Ya es eso
no estimar vuestros amigos.
Id con él.

JUAN
1650
Ya os obedezco.
(¿Qué pierdo en ir a cenar?
¿Soy yo el que a cenar le llevo?)
Ea, manos a la obra.

JULIÁN
No creeréis lo que agradezco
tal merced.

JUAN
1655
Soy vuestro amigo.

MARICHISPA
Y lo será muy estrecho.

JUAN
¡Válgate Dios por amigo!

JULIÁN
(Ansí he de saber qué empeño
tiene el señor Juan Martínez
con doña Clara.)

JUAN
1660
(Yo quiero
dejar los catorce reales
por si esta noche no vuelvo.)
¡Mariquilla!

MARICHISPA
Señor mío.

JUAN
Los catorce.

(Dáselos en un papel por un lado.)

MARICHISPA
Ya os entiendo.

JULIÁN
Ea, ¿no vamos?

JUAN
1665
Ya voy.

MARICHISPA
¿Y mi pan?

JUAN
Ahí va en dinero.
Alto, a cenar.

CLARA
(Él se ahíta.)

JULIÁN
Señora, guárdeos el cielo.
Yo soy don Julián de Mata,
1670
y siempre al servicio vuestro.

JUAN
¿Don Julián de Mata sois?
Otra vez a daros vuelvo
estos brazos en albricias
de haberos hallado.
(Abrázale.)

JULIÁN
Luego
1675
¿no me habíais conocido?

JUAN
Mirad cuál soy; no por cierto.

JULIÁN
¿Eso me decís?

JUAN
Agora
acabo de conoceros.

JULIÁN
Pues, ea, vamos a mi casa.

JUAN
1680
¿Posible es que os hablo y veo?

JULIÁN
Adiós, señora.

JUAN
Adiós, Clara.

CLARA
¿Quién es este caballero?

JUAN
Es un grande amigo mío.

CLARA
¿Qué tanto habrá que lo es vuestro?

JUAN
1685
Yo no le he visto otra vez,
pero ha muchísimo tiempo.

(Vanse los dos.)

MARICHISPA
Ya se fue «Pan y catorce».

CLARA
¿Fuéronse ya?

MARICHISPA
Ya se fueron.

CLARA
Cuando en el zaguán estabas,
¿viste salir...

CLEMENTE
1690
[A CARTILLA.]
(Oye atento.)

CLARA
...a don Clemente?

MARICHISPA
Yo no.

CLARA
¿Ni al criado?

MARICHISPA
No, por cierto.

CLARA
Pues al cuarto de Beatriz
entraron.

MARICHISPA
Eso recelo.

CLARA
1695
Pues a la puerta del cuarto
vamos a ver si podemos
escucharlos.

MARICHISPA
Bien has dicho.
¿Hemos de dejar abierto
el cuarto, pues no han venido
1700
Luisa y Otáñez, que fueron
a traer de la otra casa
los vidrios?

CLARA
No.

MARICHISPA
Pues yo cierro.

CLARA
Si está dentro, he de sacarle
de su cuarto.

MARICHISPA
Y yo prometo
1705
que este mal cristiano sepa
cuántos son los mandamientos.

(Vanse, y cierra MARI CHAVES, y salen los dos.)

CLEMENTE
¿Cerraron?

CARTILLA
Sí.

CLEMENTE
Al cuarto van
de Beatriz.

CARTILLA
¿Ahora qué haremos?

CLEMENTE
Las almohadas y sillas
(Va a sacar la daga.)
quiero hacer pedazos.

CARTILLA
1710
Quedo.
Si rompes doce almohadas
y haces amistades luego,
es fuerza que tú la compres
otras doce; y para esto,
1715
un salero es tu caudal.
Cada una vale eso mesmo.
Pues déjalas, que tu padre
no tiene doce saleros.

CLEMENTE
¿Oyes, Cartilla?

CARTILLA
Señor.

CLEMENTE
1720
Este escritorio está abierto.

CARTILLA
Repasemos las gavetas;
veamos qué tienen dentro.

(Miran las gavetas.)

CLEMENTE
Esta es toda de papeles.

CARTILLA
No los tiene más compuestos
un depositario.

CLEMENTE
1725
En todos
hay su retulito puesto.
(Sacan papeles.)
«Papel de Cominarata»,
dice aquí.

CARTILLA
¿Pues no sabremos
Cominarata quién es?

CLEMENTE
1730
Otro renglón dice luego:
«De Francisco de Pantoja,
mi agente». Léele.

CARTILLA
Luego.

CLEMENTE
Vamos hacia otro.

CARTILLA
Aquí dice:
«Del Chapetón».

CLEMENTE
No lo entiendo.
(Lee.)
«Hija, tú dices que se da tan barato ese estrado y tan de balde esas sillas, que te envío los mil reales que me pides».

CARTILLA
1735
Tente, no pases de ahí.
Considera, ¡oh pasajero!,
lo que somos los amantes.
Párate aquí, y toma ejemplo
en el infeliz Julián
1740
y en este Chapetón necio,
que el uno compra el estrado
por cuatro mil, y a otro luego
se le vendieron por mil;
con que ambos, a un mismo tiempo,
1745
cada uno piensa que es suyo;
uno pagó por entero,
y otro dio una tercia parte.
Los que dais estrados nuevos
no deis más que las tarimas,
1750
que estos que dan terciopelos
ambos a dos los compraron
y a ambos a dos los vendieron.

CLEMENTE
Ya el basilisco a los ojos,
ya a los labios el veneno,
1755
¿a qué aguardo? ¡Oh! Salgan ya
mis voces de mi silencio.
Mas no pronuncie el dolor
mis pasiones hacia el pecho;
gástense entre lengua y labio,
1760
por ser indignos mis celos.
Siéntalos yo y no los diga,
porque al referirlos temo
que me los murmure el Prado
si me los repite el eco.
Déjame salir.

CARTILLA
1765
Detente,
que está cerrado.

CLEMENTE
Llamemos
a doña Clara. Abre aquí.

(Salen DOÑA CLARA y MARI CHAVES.)

CARTILLA
Ya abren la puerta.

MARICHISPA
¿Qué es esto?

CLARA
¿Aquí estabas?

CLEMENTE
Aquí estoy.
Déjame salir.

CLARA
1770
Primero
me has de escuchar.

CLEMENTE
Déjame.

CLARA
Cierra la puerta.

MARICHISPA
Ya cierro.

CLARA
¡Mi bien, mi señor!

CLEMENTE
Harás
que me mate, vive el cielo.

(Paséase y anda tras él [DOÑA CLARA].)

CLARA
Yo soy...

CARTILLA
1775
De cuatro hasta ahora.

CLARA
Mira, señor...

CLEMENTE
Estoy ciego.

CLARA
¡Mi Clemente!

CARTILLA
Está inclemente.

CLARA
Escúchame.

CARTILLA
No queremos.

CLARA
Cartilla.

CARTILLA
No has de leerme.

CLARA
1780
Ábrele. Váyase luego
si no me quiere escuchar.

CLEMENTE
Abre la puerta.

MARICHISPA
No quiero,
hasta que pida perdón
a mi ama.

CLARA
(Aparte a CARTILLA.)
(Yo te ofrezco
1785
un vestido si le tienes.)

CARTILLA
(¿De qué?)

CLARA
(De paño.)

CARTILLA
(Lo aceto.)
Señor, no tienes razón.

CLEMENTE
Cartilla, ¿tú dices eso?
¿No has leído estos papeles?

CARTILLA
No la tienes.

CLEMENTE
1790
¿No la tengo?

CARTILLA
¿Te ha pedido algún estrado?
¿Qué te quejas?

CLEMENTE
Y dime esto:
¿el que la envió los mil reales...?

CLARA
Cartilla, es un hombre viejo
1795
que tiene noventa años.

CARTILLA
Los que tiene. Más de ciento
que tuviera yo a estas horas,
cantara misa muy presto.

CLEMENTE
Cartilla, ¿catorce reales
son más que yo?

CARTILLA
1800
No, por cierto.

MARICHISPA
Cartilla, ¿y es cuerpo santo
mi señora?

CARTILLA
Ya lo veo.

CLEMENTE
Cartilla, dime: ¿el agente
de la petición es viejo
como el del papel?

CLARA
1805
Cartilla,
ya no tengo ningún pleito.

CLEMENTE
Di, Cartilla: ¿y don Julián?

CLARA
Cartilla, si le aborrezco
y no me quiere dejar,
¿qué puedo hacer yo?

(Llaman a una ventana baja que ha de haber.)

CARTILLA
1810
¿Qué es esto?

CLARA
¿Llamaron?

MARICHISPA
Sí.

CLEMENTE
¿Hay laberinto
como este? Agora has de ver,
traidora...

CLARA
¿Quién puede ser?

CARTILLA
Ábrele, que será el quinto.

CLEMENTE
1815
¿No ves quién eres? ¿No ves?

CLARA
Escucha, y no te apasiones.

CLEMENTE
Dame ahora satisfaciones.

CLARA
Abre, y sepamos quién es.

CARTILLA
Dice bien; callad y oíd,

CLARA
¿Quién ha llamado?

CLEMENTE
1820
¡Oh tirana!

CLARA
¿Quién llama a aquesta ventana?

(DOÑA HIPÓLITA a la ventana.)

HIPÓLITA
[Dentro.]
Una mujer es. Abrid.

CLEMENTE
¿Quién será?

CARTILLA
(¡Viven los cielos
que es la viuda!)

(Dentro, HIPÓLITA.)

HIPÓLITA
Acabad ya.

CLEMENTE
1825
Alguna mujer será
que te venga a pedir celos
de algún galán.

CLARA
Abre.

CARTILLA
No abra.
(Aparte.)
(La viuda es; es evidente.)

CLARA
¿A quién busca?

HIPÓLITA
A don Clemente
1830
quiero hablar una palabra.

CARTILLA
(Pesconos; es cosa llana.)

CLEMENTE
Advierte que yo, señora...

CLARA
¡Pídeme celos agora
del que llamó a la ventana!

CLEMENTE
1835
Mucho siento que me halle.

CLARA
Acaba, respóndeme.

HIPÓLITA
Abrid o alborotaré
toda la casa y la calle.

CARTILLA
(Y tendrá dos mil razones.)

HIPÓLITA
1840
La ventana he de romper.

CLARA
Yo haré...

CLEMENTE
Clara, a esta mujer
tengo mil obligaciones
de antes que te viese a ti;
y aunque solo tu amor precio,
1845
para no hacella un desprecio
me quiero esconder aquí.

CLARA
No es eso lo que yo quiero.

CLEMENTE
¡Cruel estás!

CARTILLA
¡Terrible eres!

CLARA
Despídela si me quieres.

HIPÓLITA
1850
¿No sale ese caballero?

CLARA
Esto toca al pundonor.

CLEMENTE
Obedecerte no puedo.
Si ella se va y yo me quedo,
¿qué quieres más de mi amor?

HIPÓLITA
1855
Acabad, que estoy cansada.

MARICHISPA
¿Parécete que abra?

CLARA
Tente.
(Aparte.)
(Yo temo que don Clemente
me ha de dejar desairada.)

HIPÓLITA
Ea, ¿no me abren?

CLARA
(Aparte.)
(Y así,
1860
no me pretendo arriesgar.
Lo mejor será negar
que don Clemente está aquí.
Resuelta a negarlo estoy.)
Apartaos de aquí.

CLEMENTE
Sí haré.

(Apártanse a un lado.)

HIPÓLITA
¡Ah don Clemente!

MARICHISPA
1865
¿Abriré?

CLARA
Abre.

MARICHISPA
¿Quién llama?

HIPÓLITA
Yo soy.

(Abre la ventana DOÑA CLARA, y habla HIPÓLITA de la parte de adentro.)

CLARA
¿A quién buscáis?

HIPÓLITA
Bien por Dios,
a don Clemente, señora.

CLARA
¿Qué don Clemente?

HIPÓLITA
El que agora,
1870
estaba hablando con vos.

CLARA
Mirad...

HIPÓLITA
Digo que le oí.

CLARA
Advierta ucé, reina mía...

HIPÓLITA
Si no abrís, hasta otro día
no me he de quitar de aquí.

CARTILLA
1875
Resuelta está, vive Dios.

HIPÓLITA
Y a un alcalde haré llamar.

CARTILLA
Señora, déjala entrar,
y escondámonos los dos.

CLARA
Entrad.

CLEMENTE
Temo que me halle.

HIPÓLITA
1880
Venga a abrir una criada
la puerta, que está cerrada.

CLARA
¿Cuál?

HIPÓLITA
La puerta de la calle.

CLARA
Ingrato, agora he de ver
si me quieres.

CLEMENTE
Tú verás
1885
que a ti te quiero no más.

CLARA
Pero no te has de esconder.

MARICHISPA
La viuda ansí como así
le ha de hallar.

CARTILLA
Hasla hecho buena.

CLARA
Oyes, en esta alacena
caben los dos.

CARTILLA
1890
Es ansí.

CLEMENTE
Y así te deberé más.

CLARA
Pues entra.

CARTILLA
Buena empanada.

(Mételos en una alacena que ha de haber, y ciérrala.)

CLARA
Mira que si desairada
me dejas...

CLEMENTE
Tú lo verás.

(Sale HIPÓLITA.)

HIPÓLITA
1895
Quédate en este zaguán.
Dios os guarde, Clara bella.

CLARA
Guárdeos el cielo.

HIPÓLITA
Vos sois
muy hermosa.

CLARA
Pasadera.

HIPÓLITA
Yo soy...

CLARA
Decid vuestro nombre.

HIPÓLITA
1900
Curso tan poco en la escuela
de las damas de Madrid
que, aunque decírosle quiera,
no sabréis por él quién soy.

CLARA
¿Pues qué mandáis?

HIPÓLITA
Con vergüenza
1905
os diré que quiero bien
-¡oh, mátenme ya mis penas!-
a don Clemente.

CLARA
¿De qué?

HIPÓLITA
De Montalvo. ¡Haceos de nuevas!
Digo, pues, divina Clara,
1910
que de una vecina vuestra
hoy supe que don Clemente
os sirve y os galantea.
Yo ha seis años que le quiero,
seis años ha que confiesa
1915
que me adora; y aún no ha un día
que, viéndome fina y tierna,
solicitó con su llanto
consuelos para mi queja.

CLARA
¿Tan tierno estaba?

HIPÓLITA
Y tan falso
1920
que, sin mirar a las deudas
de mi amor y obligaciones,
le escuché desde esta reja
dar voces tan destempladas
que sonaron como quejas.
1925
Salga y diga, pues a dos
solicita y galantea,
a cuál de las dos estima.
Y caso que me aborrezca,
desengañada os prometo
1930
no verle más, aunque pierda
vida y fama, y el amor
que a mi obligación confiesa,
y por que las dos a un tiempo
quedemos de esta manera
1935
desengañadas y amigas,
vos muy mía y yo muy vuestra.

CLARA
¿Es posible que una dama
de esa autoridad y prendas
confiese que quiere bien?
1940
Gran falta en mujer tan cuerda.

HIPÓLITA
¿De chanza me respondéis?
Pues yo tomaré esta vela
para examinar la casa.

CLARA
Advertid...

HIPÓLITA
Soy muy resuelta;
1945
y esto ha de ser de esta suerte.

(Vase, y MARI CHAVES tras ella, y abren la alacena los dos.)

CLARA
[A MARICHISPA.]
(Oyes, éntrate con ella.)
Don Clemente.

CLEMENTE
¿Qué me dices?

CLARA
¿Cómo no tienes vergüenza
de tener tan fea dama?

CLEMENTE
Es bien entendida.

CLARA
1950
Esa
es la disculpa de todos
los que tienen damas feas.
¿Es parienta de Beatriz,
la de arriba?

CLEMENTE
No es parienta.

CLARA
1955
Se parecen en la cara.

CLEMENTE
¿Quién no es fea en tu presencia?

CLARA
¿Cuánto gana cada día
a hacer valonas y vueltas
de la calle de las Postas?

CARTILLA
Conforme trabaja.

CLEMENTE
1960
Cierra,
que viene.

CLARA
Irase la viuda,
y luego te has de ir tras ella.

(Salen HIPÓLITA y MARI CHAVES.)

HIPÓLITA
Yo le oí hablar.

MARICHISPA
Es engaño.

CLARA
Ya estás cansada y grosera,
1965
y yo soy mucha mujer
para que a mi casa venga
galán que es vuestro galán.

HIPÓLITA
Claro está que hay diferencia
de mí a vos, que en esta corte
1970
hay muchos hombres que sepan
quién sois vos, y no hay más de uno
que sepa quién soy en ella.

CLARA
Jurara yo que la viuda
es honrada, aunque no quiera;
1975
sujeto es de no pedir.

HIPÓLITA
Solo pido que me quieran,
que yo tengo que me sobra
y una casa.

CLARA
Que la cuesta
cuatrocientos. Y tendrá
1980
seis sillas de su edad mesma,
un bufete un poco hendido,
dos tarimas muy estrechas,
una cama de nogal,
un estrado de bayeta,
1985
un velón, para cuando hay
visitas, por cabecera
de estrado un contadorcillo
con cuatro o con seis gavetas,
un cofre de ropa blanca
1990
y otro de sayas enteras,
y una honraza como suya.

HIPÓLITA
Pues veme. De esta manera
me quiere a mí don Clemente,
y hoy me dijo cosas de ella,
como de ella.

CLARA
1995
¿Qué la dijo?

HIPÓLITA
Que aunque a veces viene a verla,
la ha visitado...

CLARA
¿Por qué?

HIPÓLITA
...por otra, y no por más buena.

CLARA
¿Eso dijo?

HIPÓLITA
Y que era fácil.

CLARA
¿Eso dijo?

HIPÓLITA
2000
Y que era fea,
y que tenía en Almagro
un censo puesto en cabeza
de un fulano de Caniego.

CLARA
¿Eso dijo?

HIPÓLITA
Y que se afeita
2005
tanto que se le han caído
cuatro dientes y tres muelas,
y que los tiene postizos.

CLARA
¿Eso dijo?

HIPÓLITA
Y dio más señas:
que tiene un olor de boca
2010
que puede dar pestilencia,
y que erais mujer barata.

CLARA
Ya no puede haber paciencia.
¿Barata a mí? ¿Hay tal injuria?
Caballeros, salid fuera,
(Abre la alacena y sácalos.)
que hoy he de ver...

HIPÓLITA
2015
¡Oh traidor!
¿Aquí estáis?

CLEMENTE
Detente, espera...

HIPÓLITA
Estas casas queréis vos,
donde andéis por alacenas.
Salid acá el del catarro
y el de las Claras.
(Saca a CARTILLA.)

CARTILLA
2020
¿Qué intentas?

HIPÓLITA
Vengarme en los dos.

CLEMENTE
Aguarda.

HIPÓLITA
Venid conmigo.

CLARA
Eso fuera
para que yo le matara.

HIPÓLITA
Sígueme a mí.

CLARA
No, te queda.

HIPÓLITA
¿A qué esperas?

CLARA
2025
¿A qué aguardas?

(Llaman a la puerta.)

CARTILLA
Llamando están a la puerta.

MARICHISPA
Yo abro, y sea quien fuere.

CLARA
Abre.

(Sale DOÑA BEATRIZ, con luz.)

BEATRIZ
¿Qué voces son estas
en mi casa y a estas horas?
2030
¿Aún no habéis entrado en ella
y hay este ruido? ¡Qué miro!
¿Don Clemente?

CARTILLA
Otra pendencia
tenemos con la Beatriz.

BEATRIZ
Vos ¿cómo en mi casa mesma
os entráis...

CLEMENTE
2035
(Estoy perdido.)

BEATRIZ
...a blasonar...

CLARA
(Estoy muerta.)

BEATRIZ
...de un honor...

HIPÓLITA
(¿Qué es lo que escucho?)

BEATRIZ
...de una fama...

CLEMENTE
(No hay paciencia.)

BEATRIZ
...que por vos tengo perdida?

HIPÓLITA
2040
(Sin Clara, ¿otra dama nueva?)
Traidor, ¿esto era quererme?

CLARA
¿Esto era amarme de veras?

BEATRIZ
¿A mis ojos dos injurias?

HIPÓLITA
¿Que eran falsas tus finezas?

BEATRIZ
Ven conmigo.

CLARA
2045
No te vayas.

CLEMENTE
¿Qué he de hacer?

CLARA
Aquí te queda.

CLEMENTE
¡Clara! ¡Hipólita! ¡Beatriz!

CLARA
Habla.

HIPÓLITA
¿Qué dices?

BEATRIZ
¿Qué intentas?

CLEMENTE
Que a una quiero de las tres.

CLARA
¿Soy yo?

CLEMENTE
2050
Una sola es mi prenda.

HIPÓLITA
¿Soy quien te merece fina?

CLEMENTE
Tú eres quien...

BEATRIZ
Dilo, ¿qué esperas?

CLEMENTE
Tú serás...

CLARA
Paga mi fe.

CLEMENTE
Tú eres sola...

CLARA
¿En qué te hielas?

CLEMENTE
Pues para no dejar...

TODAS
2055
¿Qué?

CLEMENTE
...dos quejosas...

CLARA
¿A qué esperas?

CLEMENTE
...he de responder...

HIPÓLITA
Responde.

CLEMENTE
...a las tres de esta manera.
(Vase huyendo.)

HIPÓLITA
Él me aborrece.

BEATRIZ
Él me olvida.

HIPÓLITA
Él me agravia.

CLARA
2060
Él me desprecia.

BEATRIZ
¡Deme el dolor sufrimiento!

HIPÓLITA
¡Deme consuelo mi pena!

BEATRIZ
¡Deme venganza mi agravio!

CLARA
¡Denme los cielos paciencia!


Jornada III

Salen DON CLEMENTE y CARTILLA, atrás, con ropilla, espada y capa.

CLEMENTE
2065
Acaba presto, Cartilla.

CARTILLA
Sin juicio estás.

CLEMENTE
Estoy loco.

CARTILLA
Señor, vete poco a poco.

CLEMENTE
Ponme bien esta golilla.

CARTILLA
Pues di: ¿qué te sucedió?

CLEMENTE
¿No me dejas?

CARTILLA
2070
No te dejo.
¿Ha echado menos el viejo
los cuatro tapices?

CLEMENTE
No.

CARTILLA
¿No entró a verte muy severo?
Pues dime qué te quería.

CLEMENTE
2075
A aconsejarme venía
que le volviese el salero.

CARTILLA
Tarde viene. Dime agora
el dolor que te maltrata,
acaba.

CLEMENTE
¡Oh Beatriz ingrata!

CARTILLA
Habla.

CLEMENTE
2080
¡Oh Hipólita traidora!

CARTILLA
Tu matutino dolor
refiere.

CLEMENTE
No he de decillo.

CARTILLA
¿Te han pedido en el Barquillo
algún almuerzo, señor?

CLEMENTE
2085
Ya Hipólita me ha vendido,
doña Beatriz se ha vengado,
doña Clara me ha negado,
y yo estoy...

CARTILLA
No te he entendido.
¿Hipólita fue traidora?
¿A ti te ha dejado?

CLEMENTE
2090
A mí.

CARTILLA
¿Con toda su honra?

CLEMENTE
Sí.

CARTILLA
¿Y a otro prefiere?

CLEMENTE
A otro adora.

CARTILLA
¿Beatriz por qué se mudó?

CLEMENTE
Porque también es mujer.

CARTILLA
2095
Pues ¿no te adoraba ayer?

CLEMENTE
Y ayer de mí se olvidó.

CARTILLA
En fin, ¿te dejaron tres?

CLEMENTE
Sí, amigo. Dame la capa.

CARTILLA
Un remedio hallo excelente...

CLEMENTE
2100
Pues ¿no me le das? ¿Qué aguardas?

CARTILLA
...para que tú quedes limpio
de esta polvareda.

CLEMENTE
Acaba.

CARTILLA
Pues es el remedio...

CLEMENTE
¿Qué?

(Dale la capa, y sacúdesela.)

CARTILLA
...que te sacudas la capa.

CLEMENTE
2105
Ea, salgamos a la calle.
Cierra esa puerta.

CARTILLA
Cerrada.
(Cierra.)

CLEMENTE
La llave.

CARTILLA
Toma la llave.

CLEMENTE
Requerir quiero esta espada,
(Tienta la espada.)
no esté gastado el botón
de la espiga.

CARTILLA
2110
¿A eso te paras?

CLEMENTE
Sí, porque voy a dar muerte
al regidor.

CARTILLA
¿Por qué causa?

CLEMENTE
Porque me ha desafiado.

CARTILLA
Dime cuándo.

CLEMENTE
Esta mañana.
2115
Porque anoche con Hipólita
le hallé dentro de su casa.

CARTILLA
¿Te buscó?

CLEMENTE
Me envió un papel.

CARTILLA
¿Con buena nota?

CLEMENTE
Estremada.

CARTILLA
Deja que le lea.

CLEMENTE
Lee.
(Dale el papel.)

CARTILLA
Dice de esta suerte.

CLEMENTE
2120
Acaba.

CARTILLA
(Lee.)
«Por ruegos de doña Hipólita, me retiré anoche, y por que se entienda que obedecer a una mujer no es temer a un hombre, le espero en el remate de la calle de las Huertas con un amigo».
¿Viose papel más gracioso?
Yo digo que si le matas,
pierde Almagro un gran sujeto.

CLEMENTE
Llevar quiero un camarada,
2125
pues él lleva otro consigo.

CARTILLA
Vete solo, y que se vaya
el padrino que él trujere.
¡Lo que me pudre y me mata
el que usen llevar padrinos!
2130
¿Que se esté un hombre en su casa,
con su quietud, con sus hijos
y su mujer, y que haya
quien diga: «Veníos conmigo,
que a reñir voy a campaña,
2135
que hago confianza de vos»?
Ladrón, haz de ti confianza,
y riñe tú tu pendencia,
pues eres tú quien la causa.
Llevar a uno por padrino
2140
a una boda, aun eso vaya,
aunque también es pendencia
hacerle a un hombre que salga
por padrino de un bateo;
vaya con Dios, aunque gasta
2145
una vela y un mantillo
y un pomo de agua de ámbar,
los derechos de la iglesia,
la comadre y la criada
que lleve el niño, sin otras
2150
menudencias de otra data.
Pero que llamen padrino
al que va de mala gana
con la cólera del otro
a irse a matar a estocadas,
2155
es cosa que ha de pudrirme;
pero lo que más me mata
no es que haya tontos que llamen,
es que haya locos que vayan.

CLEMENTE
Yo es fuerza que llame a uno.

CARTILLA
Yo iré contigo.

CLEMENTE
2160
¿A que hagas
lo que sueles?

CARTILLA
¡Qué de veces
me has dado con esto en cara!
¿Es más de que corro bien?
A la pelota no es falta.

CLEMENTE
2165
¿A quién llevaré a mi lado?

(Ande por el tablado.)

CARTILLA
Par Dios, no lo sé. ¡Ah, sí! Llama
a don Bernardo, que es hombre
que en una pendencia honrada
nunca volvió paso atrás.
2170
Verdad es que, por desgracia,
sacó tres grandes heridas.

CLEMENTE
Cartilla, de mejor gana
llevara a quien se las dio.

CARTILLA
Y aun yo te lo aconsejara.
2175
Válgame Dios, ¿quién irá
contigo?

CLEMENTE
¿Mi maestro de armas
será bueno?

CARTILLA
No, señor,
que esto es con espadas blancas.

CLEMENTE
¿Y don Nicolás es bueno?

CARTILLA
Es miserable.

CLEMENTE
2180
¿Esa es falta
para reñir?

CARTILLA
¿Cómo quieres
que dé las heridas francas?
Mas tente, que ya le he hallado.

CLEMENTE
Dímele.

CARTILLA
Si me lo pagas.

CLEMENTE
2185
El vestido de bayeta
con pestaña te doy. Habla.

CARTILLA
Vestido con tantos ojos
fuerza es que tenga pestañas.

CLEMENTE
Grande majadero eres.

CARTILLA
2190
Con la bayetilla rancia
bien puedo ser majadero,
mas no frisado.

CLEMENTE
No me hagas
perder el juicio.

CARTILLA
Ya es tarde.

CLEMENTE
Dime el que eliges, acaba.

CARTILLA
Pues yo elijo...

CLEMENTE
2195
Acaba presto,
dilo.

CARTILLA
A don Julián de Mata.

CLEMENTE
¿Tienes tú satisfación
de su acero?

CARTILLA
La que basta;
mas no le elijo por eso.

CLEMENTE
Pues ¿por qué?

CARTILLA
2200
Escucha la causa.
Este hombre es entretenido.

CLEMENTE
Adelante.

CARTILLA
Este hombre anda
entremetiéndose con
tus Beatrices y tus Claras.
2205
Pues entresácale ahora
a reñir a la campaña,
y una de dos, señor: u
le cascan u no le cascan.
Si te le zurran, te vengan
2210
de él; mas si él se da tal maña
que sacude, te venga él
del regidor de la Mancha.
Y así de una suerte y otra,
dé o tome, tomas venganza:
2215
del regidor, si le zurran;
del Julián, si le badanan.

CLEMENTE
Dices bien. ¿Dónde he de hallarle?

CARTILLA
En la puerta de su casa
está todos los más días
2220
dos horas por la mañana
a hacerse por fuerza amigo
de no más de los que pasan.

CLEMENTE
Pues cerca estamos.

CARTILLA
Y tanto,
que es aquel.

CLEMENTE
Bien dices, anda.

CARTILLA
2225
Oyes, pásate de largo.
Verás cómo sin buscarla
se entra en la pendencia, aunque
no le hables una palabra.

CLEMENTE
Mejor es que él quiera ir.
Bien has dicho.

CARTILLA
2230
Pues enzaina
el sombrero y ponte luego
al estómago la daga,
agóbiate de cintura,
saca hacia fuera la espalda,
2235
ponte crudo y mira al suelo,
y verás cómo se clava.

CLEMENTE
Pasemos

CARTILLA
No nos ha visto.
(Mira al vestuario.)
Párate aquí un poco y habla
conmigo como enojado.

CLEMENTE
No nos mira. ¿Hay tal?

CARTILLA
2240
Aguarda,
que te vio.

CLEMENTE
¿Viene ya?

CARTILLA
Sí.

CLEMENTE
Pues él se nos viene, vaya.

(Sale DON JULIÁN.)

JULIÁN
¿Don Clemente?

CLEMENTE
¿Don Julián?

JULIÁN
¿Dónde vais tan de mañana
2245
por esta calle del Prado?

CLEMENTE
A un negocio de importancia
voy de priesa. Adiós, amigo.

JULIÁN
Él os guarde.

(Vase.)

CARTILLA
(Y si importara
apartarle de nosotros,
2250
se estuviera hasta mañana.)

(Sale DON JULIÁN.)

JULIÁN
Ansí...

CLEMENTE
¿Qué decís?

JULIÁN
...parece
que vais mohíno.

CLEMENTE
No es nada.
Quedaos con Dios.

JULIÁN
Si es pendencia,
vuestro soy, y traigo espada.

CARTILLA
2255
Pendencia es; pero no importa,
que es en el campo.

CLEMENTE
No me hagas
que te rompa la cabeza,
pícaro.

(Hace que quiere dar al criado.)

JULIÁN
Tened la daga.
¿Vais a reñir?

CLEMENTE
[A CARTILLA.]
No voy tal,
gallina.

CARTILLA
2260
Yo soy un mandria;
pero ¿quién podrá mejor
ir a tu lado a campaña
como el señor don Julián,
que a menudas estocadas
2265
le contará los botones
al Cid, aunque no los traiga?

JULIÁN
Y eso es desconfiar de mí,
y en la Alemania Alta y Baja
saben quién es el alférez
don Julián de Mata.

CARTILLA
2270
Y basta
reñir un hombre con uno,
sin irse a meter en danza
con dos.

JULIÁN
Pues ¿con dos queréis
reñir solo?

CARTILLA
(Dio en la trampa.)

CLEMENTE
2275
Pues ¿no basta mi criado?

CARTILLA
Yo sé si basta o no basta,
y a toda ley don Julián...

JULIÁN
Y yo tengo con vos tanta
que de vos no he de apartarme.

CLEMENTE
2280
Pues, Cartilla, vete a casa,
que ya vamos dos a dos.

CARTILLA
Pues adiós.

(Vase.)

JULIÁN
¿Adónde aguardan
los que os esperan?

CLEMENTE
Están
a la vuelta de esas tapias,
2285
que son de los trinitarios
descalzos.

(Anden por el tablado.)

JULIÁN
¿Sabré la causa
por que os han desafiado,
amigo?

CLEMENTE
Por una dama.

(Sale CARTILLA, detrás.)

CARTILLA
(Poco a poco he de seguirlos,
2290
y he de hacer la patarata
de valiente a su ocasión.)

JULIÁN
¿Sabéis jugar bien las armas?

CLEMENTE
Con cólera no hay destreza.

JULIÁN
Yo no la tengo, y me holgara
2295
aprovechar dos liciones
de Carranza.

CLEMENTE
Heridas falsas
son todas las que enseñó.

JULIÁN
Quien no sabe ejecutarlas
las llama así; mas yo sé
2300
si son finas o son falsas.

CLEMENTE
¿Habéis jugado en Madrid?

JULIÁN
Con los hombres de más fama.

CLEMENTE
Dan aquí unas zambullidas
excelentes.

JULIÁN
Estremadas.
2305
Para librar zambullidas
yo sé una lición bizarra.

CLEMENTE
Decídmela.

JULIÁN
No jugar
con quien las juega.

CARTILLA
No es mala.

CLEMENTE
Aquestas las tapias son.

JULIÁN
Y este el campo.

CLEMENTE
2310
Y allí aguarda.

(Sale JUAN MARTÍNEZ.)

JUAN
Bienvenido, don Clemente.

CLEMENTE
Ya yo vengo a la campaña
a cumplir mi obligación.

JUAN
Señor don Julián de Mata,
¿vos contra mí?

JULIÁN
2315
Cuando salgo
llamado, del que me llama
soy amigo solamente.

CLEMENTE
Pues ea, sacad la espada,
llamad a vuestro padrino.
¿Qué aguardáis?

JUAN
2320
Una palabra:
yo vengo solo.

CLEMENTE
¿Por qué?

JUAN
Fui a buscar un camarada,
que es valiente, de mi tierra,
y me han contado en su casa
2325
que ayer tarde se fue a Almagro;
que yo en esta confianza
os escribí que trujeseis
otro con vos. Pero basta
que riñamos vos y yo.
2330
Vuestro padrino se vaya
a prevenir confesor,
y saquemos las espadas,
y a quien se la diere Dios,
que se la perdone el papa.

JULIÁN
2335
Decís bien. Mas yo he salido
a reñir a la campaña,
y a un hidalgo de mi porte,
de mi obligación y fama,
le toca, en saliendo al campo,
2340
reñir. Vuelva, si le agrada,
a buscar otro padrino,
y a mi propio padre traiga;
que, en el campo, con mi padre
me he de matar a estocadas.

JUAN
2345
¿Vos no sois mi grande amigo?
Responded.

JULIÁN
Fuilo en la Mancha,
y este es otro arzobispado.

CARTILLA
(Ahora entra mi patarata.)
¿Oye vucé? Traiga dos.

JUAN
¿Dos? ¿Por qué?

CARTILLA
2350
Vucé los traiga,
que del lado de mi amo
no he de irme.

CLEMENTE
Uno solo basta,
que yo haré que nos deje.

CARTILLA
No hayas miedo que tal hagas,
2355
que yo he comido tu pan,
aunque he bebido tu agua,
y de aquí no he de apartarme
hasta que a su lado salga
un valiente motilón
2360
con quien darme de las astas.

CLEMENTE
¿De cuándo acá tú valiente?
¿Desde ahora?

CARTILLA
Hay horas menguadas.

JUAN
Don Clemente, oíd por Dios.

CLEMENTE
Idos, no estéis importuno.

JUAN
2365
Basta ir a buscar a uno,
sin que haya de buscar dos,
o haréis los tres que me alabe
que estoy solo.

CLEMENTE
Tú te has de ir.
Di: ¿por qué quieres reñir?

CARTILLA
2370
Yo he de saber a qué sabe.
(Aparte.)
(Este hombre no reñirá,
y yo quedo por valiente.)

JUAN
Voy por otro amigo.

JULIÁN
Tente,
que un remedio he hallado ya.

CARTILLA
2375
Si me toca al pundonor,
no le oigo.

CLEMENTE
Hablad.

JULIÁN
Ya le digo.

JUAN
¿Qué es?

JULIÁN
Yo soy tan vuestro amigo
como soy del regidor.

JUAN
Antigua es nuestra amistad.

CARTILLA
2380
(En paz los quiere meter.)

JULIÁN
Él no sabe a quién traer
por padrino.

CLEMENTE
Así es verdad.

JULIÁN
Pues yo me paso a su lado,
por que esto se empiece ya.
2385
Y a vuestro lado podrá
reñir...

CLEMENTE
¿Quién?

JULIÁN
...vuestro criado.
Para esto le dad licencia.
Dos a dos, los cuatro así
reñiremos, que por mí
2390
no se ha deshecho pendencia.
Porque no es razón ni quiero
ahora, aunque sea razón,
que se deje esta cuestión
por no hallar su compañero.

(Pásase al lado del REGIDOR.)

CLEMENTE
2395
¿Vos no venisteis conmigo?

JULIÁN
Haced vos cuenta que no.

CLEMENTE
¿Y queréis que riña yo
con vos? Responded.

JULIÁN
No, amigo.

CLEMENTE
Pues ¿cómo os vais de mi lado
2400
hoy, que a reñir os provoca
mi amor?

JULIÁN
Es que a mí me toca
reñir con vuestro criado.

CARTILLA
No toca, y hay otros modos
para hallar suave medio.

JULIÁN
2405
Yo no hallo mejor remedio
para que riñamos todos.

CARTILLA
Entremetido malino,
respóndeme: ¿de qué suerte
te has metido por meterte
2410
en meterte a ser padrino?

CLEMENTE
Yo de su modo civil
tomaré venganza honrosa.

JULIÁN
Don Clemente, esto no es cosa
que no la han hecho dos mil.

CLEMENTE
2415
Razón y acero serán
los que me venguen aquí.

(Sacan las espadas.)

CARTILLA
(El diablo me metió a mí
en llamar a don Julián.)

JULIÁN
Sacad la espada.

CARTILLA
¿Hay tal loco?

(Riñen CARTILLA y DON JULIÁN.)

JULIÁN
2420
El lacayo muestra bríos.

CLEMENTE
¿Vos qué aguardáis?

JUAN
Reyes míos,
(Saca la espada, y tírale DON CLEMENTE.)
matémonos poco a poco.
¿Cómo tiráis estocadas?
Eso es quererme matar.

CLEMENTE
¿Qué he de hacer?

JUAN
2425
En mi lugar
reñimos a cuchilladas.

CARTILLA
Cerrada conmigo la hace.

JUAN
Tened. ¿No queréis teneros?

CLEMENTE
¿Qué hay?

JUAN
Troquemos compañeros;
pasaos acá.

JULIÁN
2430
Que me place.
(Truecan, pasándose DON JULIÁN a reñir con DON CLEMENTE, y CARTILLA con el REGIDOR.)
Ea, riñamos, amigo,
que yo a todo me acomodo.

CARTILLA
(Por solo meterse en todo,
se mete a reñir contigo.)

JULIÁN
2435
Entrad recto y con valor.

(Tíranse.)

CLEMENTE
Sois diestro.

JULIÁN
Como valiente.

JUAN
Mal por mal, venga el sirviente.

CARTILLA
Mal por mal, el regidor;
Ea, ese brazo tended.

JULIÁN
Partid conmigo.

CLEMENTE
2440
Ya parto.

JULIÁN
Va por el círculo cuarto
esta estocada, tened.

(Dale una estocada DON CLEMENTE a DON JULIÁN.)

CLEMENTE
¿En qué os suspendéis?

JULIÁN
Sospecho
que herido agora me habéis
2445
sin saber lo que os hacéis.

CLEMENTE
¿Dónde es la herida?

JULIÁN
En el pecho.

CLEMENTE
No puede ser.

JULIÁN
Esto es cierto.
¿Sabéis por qué me habéis dado?

CLEMENTE
Decid por qué.

JULIÁN
De confiado.
2450
Mal haya el partir abierto;
pero, más que la destreza,
sangre y valor me apasiona.

(Riñen.)

CLEMENTE
Decís bien.

CARTILLA
Arda Bayona.

CLEMENTE
¿Qué es eso?
(Dale en la cabeza.)

JULIÁN
Otra en la cabeza.
2455
Don Clemente, oíd, por Dios:
el reñir con vos aquí
yo no lo hago por mí.

CLEMENTE
Pues ¿por quién lo hacéis?

JULIÁN
Por vos.

CLEMENTE
Yo hago a los cielos testigos
2460
que conozco lo que os debo.

JULIÁN
Miren aquí lo que llevo
por servir a mis amigos;
hasta vengarme es preciso
que pelee como un Cid.

(Sale un SOLDADO.)

SOLDADO
2465
Caballeros, advertid
que en Atocha han dado aviso
a un alcalde que allí estaba.

CARTILLA
Pues yo me voy a sagrado.

SOLDADO
Y a un ministro muy de lado
2470
escuché que le contaba
que por una dama era,
doña Clara de Guzmán.
Y tan cerca de aquí están
sus ministros, que quisiera
2475
templar vuestra indignación.
Cercano el riesgo mirad
y la pendencia dejad
para mejor ocasión,
pues vuestra fortuna quiso
2480
que el aviso os venga a dar.

CLEMENTE
Pues para no malograr
la indinación y el aviso,
en otra ocasión espero
tomar la satisfación.

JULIÁN
2485
Y yo soy de esa opinión.

JUAN
Y agora llevaros quiero,
pues herido estáis por mí,
donde sin riesgo os curéis.
Vos es justo que aviséis
2490
a esa dama, por que así
se libre.

CARTILLA
Yo voy a hacella
que mude todo el ajuar,
por lo que puede importar.

(Vase.)

JULIÁN
¿Es por ella?

CLEMENTE
No es por ella;
2495
pero habrán imaginado
que ella ha dado la ocasión.

JULIÁN
Oíd, tened compasión
de mis sillas y mi estrado.
Mirad, yo os tengo cariño;
2500
cuando vais desafiado,
no tiréis tan arriesgado,
que os puede matar un niño.

(Vanse.)
(Salen DOÑA CLARA, MARI CHAVES y CARTILLA.)

CARTILLA
¿Doña Clara?

CLARA
¿Cartilla? ¿Mari Chaves?

MARICHISPA
¿Qué traes? Di.

CARTILLA
Que riñó.

CLARA
¿Quién ha reñido?

CARTILLA
2505
No es nada. Don Julián es el herido,
y no saldrá la fiesta muy de balde,
que en busca de tu casa anda un alcalde.

CLARA
¿Y agora adónde ha ido?

CARTILLA
A la otra casa donde tú has vivido.

CLARA
Pues ¿qué he de hacer?

CARTILLA
2510
Yo quiero aconsejarte
que mudemos los trastos a otra parte.

CLARA
¡Oh, mal haya!

CARTILLA
Señora, no te indines.
La menguada que quiere a espadachines...

CLARA
Pues ¿quién ha de mudarme?

CARTILLA
No te afanes,
2515
que prevenidos traigo ganapanes.
Entre todo el ganado.

(Salen dos GANAPANES.)

GANAPÁN 1.º
Seor menguado,
él será el manso si este es el ganado.

MARICHISPA
Descuelguen los países.

CLARA
Tú y el ama
tomad la llave y desarmad la cama.
Cierren los cofres.

GANAPÁN 2.º
2520
Ya está descolgado.

CLARA
Doblen presto la alfombra y el estrado.

CARTILLA
¿Qué espacio es este, reyes?

GANAPÁN 1.º
¿Quién se para?

CLARA
Dale a uno la redoma de la cara.

(Sale DON CLEMENTE, con GANAPANES.)

CLEMENTE
Esta es la casa. Lleguen, buena gente.

CLARA
¿Quién ha entrado?

CLEMENTE
Yo soy.

CLARA
2525
¿Es don Clemente?
¡Ah traidor! Por ti andamos...

CLEMENTE
¿Que te enfadas?

CLARA
...yo y mis alhajas todas arrastradas.

MARICHISPA
¿Que nada disimules?
Entren dentro a cargar con los baúles.

CLARA
2530
Si esta vez salgo yo de esta congoja,
nunca más mancebito de la hoja.

CARTILLA
¿No te pones el manto?

CLARA
¡Ay enemigo!
(Pónese el manto.)
¿Quién me ha de acompañar?

(Sale DOÑA BEATRIZ.)

BEATRIZ
Yo voy contigo,
que las que hacemos amorosas ligas,
2535
hoy enemigas y después amigas.

(Sale MARI CHAVES con la plata, y dásela a CARTILLA.)

MARICHISPA
Aquí vienen la taza y la salvilla,
las cucharas y platos.

CLARA
Tú, Cartilla,
puedes llevarlo.

CARTILLA
Yo tengo cuidado.

CLARA
Dale también el tenedor quebrado.

MARICHISPA
Yo le llevo en la manga.

CLARA
¡Oh cruel!

BEATRIZ
2540
¡Oh ingrato!

(Salen los GANAPANES con la ropa.)

GANAPÁN 2.º
Oye vusted: ¿adónde va este hato?

CARTILLA
Sígame a mí.

GANAPÁN 1.º
¿Los cofres?

GANAPÁN 3.º
¿Los colchones?

CLARA
De aquí adelante, todos Chapetones.

GANAPÁN 4.º
Carga este lío.

(Cargan el estrado y los países.)

GANAPÁN 3.º
¡Arriba!

BEATRIZ
¡Hora menguada!

MARICHISPA
2545
¿Tu cama de madera se está armada?

BEATRIZ
¿Dónde vamos?

CARTILLA
Al Carmen, imagino.

CLARA
¡Cielos, no más con hijos de vecino!

(Vanse, y salen JUAN MARTÍNEZ y DON JULIÁN, herido.)

JUAN
Aquí os habéis de curar.

JULIÁN
No sé cómo me reporto.
2550
¿Habeisme agora paseado
todo el lugar en contorno,
y habeisme vuelto a traer
a esta casa?

JUAN
Por vos solo
hiciera yo esta fineza.

JULIÁN
¿Cuál es?

JUAN
2555
Esperad un poco.
¿Doña Hipólita?

(Sale HIPÓLITA.)

HIPÓLITA
¿Quién llama?

JUAN
Yo soy, que a pedir socorro
vengo hoy a vuestra piedad,
como ayer a vuestros ojos.

HIPÓLITA
¿Qué es esto?

JUAN
2560
Es un caballero
que, de puro valeroso,
el pecho tiene pasado
y trae los dos cascos rotos.
Suplícoos, señora mía,
2565
que permitáis, sin enojo,
que esté un hora en vuestra casa,
para que sin alboroto
se le tome aquí la sangre.
Que yo por mi cuenta tomo
2570
que él os quede apasionado,
y yo agradecido y todo.

HIPÓLITA
Caballero, ayer me visteis
y ayer, sin saber yo cómo,
os entrasteis en mi casa,
2575
con tal lenguaje y tal modo
que os creyera socarrón
si vos cubrierais lo tonto.
Pues veniros a mi casa,
con caravanas de propio,
2580
el mismo que ayer huisteis,
como si fuerais el otro,
a que yo os cure un herido,
es el mayor desahogo
que he visto.

JULIÁN
Señora mía,
2585
desangrándome estoy todo,
y para una herida es
mal bálsamo un circunloquio.

JUAN
Pues ¿fue por vos la pendencia,
y os hacéis de rogar?

JULIÁN
¿Cómo?
2590
¿Por esta señora fue?
Hasta salir sano y todo,
no he de irme de aquesta casa.

HIPÓLITA
Advertid que yo me corro
que tal se diga de mí.

JUAN
2595
Yo desafié a don Piadoso,
decir quiero, a don Clemente...

HIPÓLITA
Bien decís, que eso es lo propio.

JUAN
...y este caballero fue
mi padrino.

HIPÓLITA
¿Y saben todos
que fue por mí?

JUAN
2600
No lo saben.

JULIÁN
Señores, ¿estamos locos?
Curadme, que me desangro,
y hablad luego como un tordo.
Haced que traigan un huevo.

JUAN
No traigo blanca.

JULIÁN
2605
Esto es otro.
Tomad este real de a dos
y enviad presto, acabad.

JUAN
Corro.
¿No basta gastar con Clara
sin gastar con yema y todo?

(Vase.)
(Dentro, los GANAPANES.)

GANAPÁN 1.º
2610
Descarguen aquí la ropa.

HIPÓLITA
¿Qué ruido es este?

GANAPÁN 2.º
Aquí pongo
aqueste hato.

(Dentro, CARTILLA.)

CARTILLA
En la antesala
pueden descargarlo todo.

(Sale CARTILLA.)

HIPÓLITA
¿Cartilla?

CARTILLA
Señora mía,
2615
perdóname si te estorbo,
que te hago depositaria
de este ajuar, porque nosotros
con un don Julián pleiteamos,
y él salió con su negocio,
2620
y siendo tú la culpada,
han imaginado todos
que lo ha sido doña Clara.
Con ella, a ponerse en cobro,
viene otra vecina suya.
2625
Tú, señora, sin enojo
las recibe, pues importa
a tu fama y tu decoro.
Y si ven que eres culpada
agora, ha de ser forzoso
2630
que tus escritorios anden
por los otros escritorios.
Julián está malherido.

JULIÁN
Y está mal curado y todo.
Venga ese vino y el huevo.

(Sale el REGIDOR con vino, huevo y plato.)

JUAN
2635
El vino y huevo están prontos;
pero no hallo cirujano
para curarle, y yo sobro.

CARTILLA
Yo le curaré mejor
que ninguno.

JULIÁN
Me conformo.

CARTILLA
2640
Bata uced [aqu]esa clara.

(Baten el huevo, sacan paños.)

HIPÓLITA
Aquí hay paños.

CARTILLA
Venga el opio,
que yo rociaré la herida.

(Bate la clara el REGIDOR, echa una bendición CARTILLA y hace señas que quite la mano y bebe.)

JUAN
Quién pudiera de este modo
batir la otra Clara.

CARTILLA
En nombre
2645
de Dios todopoderoso,
quite vusted esa mano.

(Bebe CARTILLA y, estando con el vino en la boca para ruciar, hace señas que quiten la mano y bébese el vino.)

JULIÁN
¿Se lo ha bebido?

CARTILLA
Era un sorbo.

JULIÁN
Señor mío, acabe presto.

HIPÓLITA
¿Qué dice?

JUAN
Yo no le oigo.

CARTILLA
2650
¿Cómo no le han trasquilado?

(Vuelve a beber y hacer señas que cómo no le trasquilan.)

JULIÁN
¿Se lo ha bebido?

CARTILLA
Era poco.

JUAN
Mas que ha de faltarnos vino.

CARTILLA
¿Eso qué importa? Ir por otro.

JULIÁN
Cure usted sin trasquilar.

CARTILLA
2655
Por marzo fuera más propio.

(Vuelve a beber CARTILLA.)

JULIÁN
¿Se lo bebió?

CARTILLA
Sí, señor,
que el vino es muy pernicioso
para heridas, y con él
les crece la sangre a todos.

JULIÁN
2660
Pues póngame uced la clara.

CARTILLA
Dice bien. Ya se la pongo;
venga un paño.

HIPÓLITA
Aquí está un lienzo.

(Pónele la clara CARTILLA y átale un lienzo.)

CARTILLA
Yo le ato.

(Dentro, CLEMENTE.)

CLEMENTE
Entren poco a poco,
no quiebren los contadores.

JULIÁN
2665
Tesoreros quiebran solo.

(Sale DON CLEMENTE, túrbase de ver al REGIDOR y a DON JULIÁN.)

CLEMENTE
Doña Hipólita, yo vengo...
Señor don Julián, vos ¿cómo
dentro de esta casa? Y vos,
segunda vez a mis ojos,
2670
¿cómo os atrevéis a entrar?

HIPÓLITA
Esperad, que yo respondo
por los dos. En esta casa
no hay dueño que sea más propio
que don Julián, a quien yo
2675
por mi dueño reconozco.
(Aparte.)
(Así me pienso vengar.)

CLEMENTE
Cierra el labio licencioso,
que has de ser mía, aunque agora...

(Salen al paño DOÑA CLARA, DOÑA BEATRIZ y MARI CHAVES.)

CLARA
¿Que yo llegue cuando oigo
2680
mi desprecio de sus labios?

BEATRIZ
¡Cielos! ¿Cómo me reporto?

CLEMENTE
Yo no quiero a doña Clara.

CLARA
¿Que esto escucho?

JULIÁN
Yo tampoco.

CLEMENTE
Yo a doña Beatriz no estimo.

JULIÁN
Ni yo la quiero.

BEATRIZ
2685
¿Que esto oigo?

CLEMENTE
La presente para mí
es la que amo.

JULIÁN
Ese es mi tono.

CLEMENTE
Beatriz es fea.

CARTILLA
Y Clarilla
un poco falsa.

JULIÁN
Y dos pocos.

CLEMENTE
Hipólita es...

CLARA
2690
Ya yo salgo.

CLEMENTE
...la que quiero.

BEATRIZ
Yo me arrojo.

JULIÁN
Y yo la quiero también.

(Descúbrense DOÑA CLARA y DOÑA BEATRIZ.)

CLARA
Pues, traidor...

BEATRIZ
Pues, alevoso...

CLARA
...¿tú anoche no me adorabas?
2695
Pero este escarmiento tomo.
¿Doña Hipólita?

HIPÓLITA
¿Qué quieres?

CLARA
Que me oigas te pido solo.

HIPÓLITA
Ya te escucho.

JUAN
Don Julián,
hagamos aquí otro corro.

JULIÁN
Cartilla, amigo.

CARTILLA
2700
Ya llego.
(Hacen dos corros, las mujeres uno y los hombres otro.)
Llégate tú.

CLARA
Oídme todos:
ya veis que todos los hombres
son falsos y mentirosos.

CLEMENTE
Ya veis que toda mujer
2705
es más falsa que nosotros.
Pues escarmiento, y dejarlas.

HIPÓLITA
Pues dejarlos.

JUAN
Eso escojo.

CLARA
Hacer camisas de tienda,
y no hablallos.

BEATRIZ
Me conformo.

CLEMENTE
2710
Rezar por que Dios nos libre
de mujeres y demonios.

CLARA
¡Ah, quién estuviera agora
en el teatro famoso
del Príncipe!

CLEMENTE
¡Quién se hallara
2715
en el coliseo heroico
de la Cruz!

BEATRIZ
Di: ¿qué dijeras?

CARTILLA
Di: ¿qué dijeras?

CLARA
A todos
les dijera de esta suerte.

CLEMENTE
Y yo a todos de este modo:
2720
Galán, que entras por un lado
con dama de mucho toldo,
pensando que eres querido
y el otro no, abrir el ojo.

CLARA
Abre el ojo la que tienes
2725
mocito como un pimpollo,
que son todos de oropel
y parecen todos de oro.

JULIÁN
Abre el ojo tú que das
estrado, y advierte, tonto,
2730
que tú entras por el estrado
y otro por el escritorio.

HIPÓLITA
Abre el ojo, dama honrada.

REGIDOR
Tú que gastas abre el ojo,
que pagas a una criada
2735
que ha de servir a los otros.

MARICHISPA
Terceras de estas señoras,
poned vuestra cara en cobro.

CLEMENTE
Y pues todas son traidoras...

CLARA
Y pues salen falsos todos,
todas a una voz...

CLEMENTE
2740
...los cuatro
a una voz y a un mismo tono...

CLARA
...digamos...

CLEMENTE
...decir podemos
de rabia...

BEATRIZ
...de ira...

JULIÁN
...de enojo...

TODAS
...abrir el ojo, señoras.

TODOS
2745
...señores, abrir el ojo.

CARTILLA
Y don Francisco de Rojas,
postrado a esos pies heroicos,
pide el vítor y el perdón.
Pues nobles sois, sed piadosos.