Rojas, Francisco de

Lo que son mujeres



Edición a cargo de:
Rafael González Cañal
Procedencia:
ROJAS ZORRILLA I - TC/12
Edición crítica establecida a partir de la primera edición de la obra en la Segunda Parte de las comedias de don Francisco de Rojas Zorrilla (Madrid, Francisco Martínez, 1645), cotejada con el resto de los testimonios antiguos conservados: la segunda edición de esta Segunda Parte... (Madrid, Lorenzo García de la Iglesia, 1680); una suelta sin pie de imprenta conservada en la Biblioteca Nacional de Francia; otra suelta impresa en Barcelona/ Madrid, Pedro Escuder/ Librería de Castillo, s. a.; y un manuscrito del siglo XVIII conservado en la Bristish Library (ms. Add. 10.332-8).
Digitalización a cargo de:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Saavedra, 2015

PERSONAS QUE HABLAN EN ELLA

SERAFINA
GIBAJA, gracioso
DOÑA MATEA
RAFAELA
INESICA
DON MARCOS
DON ROQUE
DON PABLO
DON GONZALO
[CRIADA]
[MÚSICOS]
[ESTEBAN]
[JACOBO]

[Jornada I]

Salen SERAFINA y RAFAELA.

SERAFINA
Llévenla luego a un convento,
no ha de estar en casa un hora.

RAFAELA
Yo te confieso, señora,
que es justo tu sentimiento;
5
pero aunque es doña Matea
con los hombres tan humana,
es, en efeto, tu hermana.

SERAFINA
¿Enamoradita y fea?
¿Qué es esto?

RAFAELA
Templanza ten.

SERAFINA
10
¿No quieres tú que me asombre
si en su vida ha visto hombre
que no le parezca bien?
El chico, por lo donoso,
el grande, por lo entallado,
15
el puerco, por descuidado,
el limpio, por cuidadoso;
porque guarda, al miserable,
por arrojado, al valiente,
al que habla, por elocuente,
20
al que calla, por loable,
al cobarde, por templado,
al hablador, por chistoso,
al tibio, por vergonzoso,
por discreto, al mesurado,
25
al vano, por presunción,
por constante, al importuno:
jamás ha visto hombre alguno
que no le cobre afición.
Pues en un convento vea
30
su humanidad reprimida.

RAFAELA
Señora...

SERAFINA
No vi en mi vida
más malas gracias de fea.
Lindas partes de adorada
tiene mi tal hermanita:
35
segundita, pobrecita,
feita y enamorada.
En un convento, es notorio
que templará este deseo.

RAFAELA
Señora, yo no la veo
40
con hambre de refitorio;
cásala con un garzón
mísero, y lo mismo has hecho,
que tiene un marido estrecho
mil cosas de religión.

SERAFINA
45
No hay que replicarme en nada;
convento, quiera o no quiera.

RAFAELA
Advierte...

SERAFINA
Echadme acá fuera
esa bienaventurada.

RAFAELA
No te quiero replicar,
50
pero no se ha levantado.
(Llaman.)

SERAFINA
¿Quién es?

RAFAELA
Un hombre que ha dado
todo hoy en quererte hablar.

SERAFINA
No entre hombre a hablarme.

RAFAELA
Yo creo
que te agrade si le ves.

SERAFINA
55
¿Parécete a ti que es
sujeto de galanteo?

RAFAELA
Cada pie de a media vara,
las piernas de a caña y media,
pues la cara lo remedia,
60
que es semicapón de cara:
es hombre desmadejado.

SERAFINA
Nadie hombre entero me nombre.

RAFAELA
Señora, no entre por hombre,
entre por acaponado.
65
Mira que ser tan cruel
con los hombres es error.

SERAFINA
Ahora estoy de buen humor:
entre por reírme de él.

(Sale GIBAJA.)

GIBAJA
El cielo guarde, señora,
70
ese traslado del mismo,
ese espacio, donde atento
con rasgos negros ha escrito
-de que sois su hermosa copia-
la perfección tan al vivo,
75
que porque todos la atiendan
a la margen poner quiso
dos ojos, como quien dice:
«¡Ojo a sus labios divinos,
donde el sangriento coral
80
le viene como nacido!
También ¡ojo a sus mejillas
de nácar, no por adbitrio
de la beldad, que están rojas
de vergüenza de haber visto
85
vuestros dientes tan iguales,
tan perfectos, tan unidos,
que os están todos de perlas
que viendo igualmente fino,
ya el nácar y ya el jazmín,
90
de dientes y labios limpios,
cuanto corren a encenderse
dicen lo que se han corrido!
También ¡ojo a las pestañas,
que en blanco raso, aunque liso,
95
al canto de sus dos cejas
el párpado han guarnecido!;
y ¡ojo también a esos ojos
que dan muerte! ¿Quién ha visto
que aquello mismo que mata
100
sea lo que dé el aviso?»

SERAFINA
Al caso, por vida mía,
que tengo ya los oídos
cansados de estar oyendo
de jazmín mil desvaríos,
105
mil vergüenzas de coral,
de nácar dos mil delirios,
y de aljófares y perlas
mil sartas de desatinos.
¿Quién sois?

GIBAJA
Señora, yo soy
110
hombre tan espantadizo
que ando haciendo sacramentos
de cualquier cosa que estimo.

SERAFINA
No os entiendo.

GIBAJA
Soy un hombre
que, por dar a mis amigos
115
un buen día con su noche,
doy muy malas de contino.

RAFAELA
¿Ese oficio es cosa y cosa?

SERAFINA
Explicaos ya.

GIBAJA
Ya me explico.
Yo soy...

SERAFINA
¿Qué?

GIBAJA
Casamentero.

SERAFINA
120
Alcahuete a lo divino,
¿qué queréis en esta casa?

GIBAJA
Casaros, porque me han dicho
que tenéis sobre lo hermoso,
sobre lo airoso y lo lindo,
125
cuatro mil y más de renta.

RAFAELA
Sin joyas, sin ajuar rico,
sin más de tres mil ducados
de deudas.

GIBAJA
Pues yo os afirmo
que está en manos el pandero
130
que los hará veinte y cinco.

SERAFINA
¿Y cómo os llamáis?

GIBAJA
Gibaja.

SERAFINA
¡Silla a Gibaja! (Imagino
con el tal casamentero
divertirme un rato.)
(Siéntanse.)

GIBAJA
Digo
135
que podéis dar cuatro echadas
de blancura al mismo armiño
a que novio os he de dar.
Aquí tengo treinta escritos
que los he escogido a moco
de candil.

SERAFINA
140
No escogéis limpio.
¿Y este oficio es provechoso?

GIBAJA
Este año no se ha corrido.

SERAFINA
¿Cásanse agora mujeres?

GIBAJA
Algunos casamientillos
hay de viudas.

RAFAELA
145
¿De doncellas
no hay también?

GIBAJA
Halos habido;
pero hay pocos, como hay pocas.

SERAFINA
¿Casáis muchos?

GIBAJA
De contino.

SERAFINA
¿Y cómo los engañáis?

GIBAJA
Casándolos.

SERAFINA
150
Yo no os digo
sino cómo los casáis.

GIBAJA
Fácilmente.

SERAFINA
¿Cómo?

GIBAJA
Oildo.

SERAFINA
¿Mentiréis?

GIBAJA
No os caso agora.

SERAFINA
Pues proseguid.

GIBAJA
Ya prosigo.
155
Primeramente, yo tengo
una memoria en que escribo
cuántos en San Sebastián
son de fiesta y de domingo,
los de la comedia nueva,
160
los que sin pleito ni oficio
en el patio de palacio
suelen estar de contino,
los del Prado, los de Atocha,
y a cada cual en mi libro
165
para entenderme con ellos
les pongo por seña un signo;
al que es valiente, a la margen
del mismo nombre le pinto
el signo León; y si es
170
cobarde el Piscis le pinto;
si es sufrido, el signo Tauro,
y el de Aries, si es muy sufrido;
si es de mala condición,
el Escorpión; si es bien quisto,
175
el Géminis; y al que no es
para hombre, el signo Virgo;
si está buboso, le pongo
el Cáncer; y si es muy rico
y ha venido de las Indias,
180
el Acuario; mas si es hijo
de algún tendero o tratante,
el signo Libra le aplico;
si es muy feo o contrahecho,
el Sagitario; y si ha sido
185
casado con dama hermosa,
y fue pobre, pongo el signo
Capricornio, que lo es
de pobres, aunque maridos.
Éntrome en cualquiera casa
190
de soltero, y en mi estilo
de casar propongo luego
novias como Dios las hizo.
Si es medianamente hermosa,
hermosa la significo,
195
de manera que no puede
pensarse de hito en hito
que su hermosura es el dote,
y que en Madrid he sabido
que a adorarla por su sol
200
hallara mil novios indios.
Si es pobre, que es hijadalgo,
y luego cuento que he visto
su ejecutoria con tanta
letra de oro en pergamino.
205
Si es rica y no es bien nacida,
le doy con el refrancillo
«Dineros son calidad»,
y le digo: «Señor mío,
sepa usted que don tener
210
es caballero castizo».
Si es muy fea y hallo luego
mi novio un poco remiso,
digo que la mujer propia
ha de picar un poquito
215
en fea, que de esa suerte
anda un hombre con descuido.
Si el novio dice que es gorda
de ahogar, luego le digo:
«¿Ha de hacer randas con ella
220
que la quiere de palillos?»
Si le propongo una flaca
y la desecha, le riño,
que una mujer por arrobas
es encerrar para siglos.
225
Si es larga, le digo luego:
«muñecas para los niños»;
si es chica: «de la mujer
lo menos es lo más lindo».
Si la novia es algo puerca,
230
que el matrimonio hace limpio,
que es agua de calabobos
que las coge sobre aviso.
Si entra algún señor a verla
que entra a parlar un ratillo
235
en buena conversación,
aunque otra cosa hayan dicho,
que es un santo el buen señor
y el mal pueblo es un maldito
y, en fin, dejando a mi novio
240
puesto este madurativo,
a mentir más a la novia
que elige voy, llamo y digo:
«-Ea, señora, su remedio.
¡Oh, gracias a Dios que quiso
245
que haya hallado para uced
un novio como nacido!
¡Ah qué hombre, señora mía!»
Quién es digo y, de camino,
misterios y más misterios
250
hago cuando al hombre intimo,
porque como el matrimonio
es sacramento, es preciso
que tenga dentro de sí
mil misterios escondidos.
255
Si no agrada el que propongo
a su elección y a mi adbitrio,
como esto es para la mano,
le voy dando novios ripios.
Al que me culpan de viejo,
260
aseguro que le elijo
porque es hombre ya de hecho,
y las novias, por lo mismo
le desechan, que no quieren
novio de hecho, porque han visto
265
que el novio de hacer es solo
bueno para ser marido.
Si traigo un mozo galán
y le culpan por mocito,
les digo que el matrimonio
270
hace viejos infinitos.
Si de jugador le culpan
que está cansado la afirmo
de ser perdido y de andar
ya de garito en garito,
275
y desea una señora
que traiga algún caudalillo
para poder con descanso
quitarse de este mal vicio.
Si en alguna desdichada
280
dicen que tiene algún hijo
que llaman en buena guerra,
con gran llaneza replico:
«ansí será para hombre».
Y si es corcovado, digo
285
que se cargó de razón
riñendo en un desafio,
y se le ha quedado toda
seis dedos del cerviguillo.
Si es feo, que así han de ser
290
los hombres; si es atadito
la digo que así podrá
hacer de él cera y pabilo.
Si es valiente, arrufianado,
crudo y temerón, la digo:
295
«¡La casa siempre ha de oler
a hombre, cuerpo de Cristo!»
Si no tiene pantorrillas
y, muy preciado de lindo,
trae dos verdades por piernas
300
que están mal hechas, replico:
«No tiene razón, que entrambas
están cortadas al hilo».
Y, en fin, haciendo a los dos,
a ella rica y a él más rico,
305
contando gracias de entrambos
y diciendo a un tiempo mismo
a ella, que él muere por ella,
aunque nunca la haya visto,
y a él, que esto está de Dios,
310
juez de los dos, sin delito,
les pongo a cuestión de novios
y al instante que se han visto,
a dos vueltas que les doy
confiesan el sí, y yo pido
315
joya que luego la vendo,
tela que la hago vestido
y ya dejando a los dos
sacramentados, me guiño
muy soltero, y ellos quedan
320
casados y arrepentidos.

SERAFINA
Amigo, reñiros quiero
que hagáis esa narración,
que implican contradición
verdad y casamentero.

RAFAELA
325
Serafina, aunque te admira
que te hable con claridad,
a vueltas de la verdad
se introduce la mentira.
¿No echas de ver que esta es
330
treta del juego, señora?
Dícete verdad agora
para mentirte después.

SERAFINA
Dices bien, mas como sé
que mentirme solo quieres
335
cuando la verdad dijeres
tampoco la creeré.

GIBAJA
Casarte sin trampa intento,
y hemos de ir otros los dos.

SERAFINA
Mi abuelo, que tenga Dios,
340
dejó por su testamento
un mayorazgo fundado,
que heredó con mejor suerte
mi padre, y yo, por su muerte,
como mayor le [he] heredado;
345
que no se reparta y venda
entre otras hijas mandó,
y no puedo serlo yo
por no ser libre mi hacienda,
y la he de dejar perder
por no casarme.

GIBAJA
350
Eso es dar
solo en quererse casar.

RAFAELA
¿Con quién?

GIBAJA
Con su parecer.
¿Tú no has de casarte?

SERAFINA
Sí.

GIBAJA
¿Hombre ha de ser?

RAFAELA
No le nombre.

SERAFINA
355
¿Adónde hallaré yo un hombre
que me parezca ansí, ansí?
No hallo uno que bueno sea;
todos me parecen mal.
¡Oh, fuego en todos!

RAFAELA
Igual
360
los quiere doña Matea,
tu hermana.

SERAFINA
Los viles modos
de sus traiciones ignora.

GIBAJA
Pues dime, ¿qué hace, señora?

RAFAELA
No hace más de que hace a todos.

GIBAJA
365
Para que contenta estés,
te daré muy afamado
un excelente letrado.

SERAFINA
¿Muy espeso?

GIBAJA
Un sí es no es.

SERAFINA
A poca paz me convida
370
si con él me he de casar
hombre con quien he de andar
en pleitos toda la vida.

GIBAJA
Un peinado me promete
mil doblas si le queréis.

SERAFINA
375
Gibaja, no le toquéis,
que se le ajará el copete.

GIBAJA
Que no he de hallar, averiguo,
novio que haga la razón.

SERAFINA
¡No topara yo un hombrón
380
de aquellos del tiempo antiguo:
un hombrón extraordinario!

GIBAJA
¿De qué manera me has dicho?

SERAFINA
Quiero un hombre de capricho
y no del uso ordinario.

GIBAJA
385
Aquel de Toledo es
bueno, pero con la edad
tiene cierta enfermedad.
¡Ah! ¿queréis un montañés,
que es excelente figura?
390
¿Queréis otro, aunque algo viejo,
natural de Zaraizejo,
un lugar de Estremadura?
El regidor de Zamora
es mejor, si rico fuera.
395
Ansí, a aquel de Talavera
le tengo de hablar ahora,
que es el modo y traza toda
a vuestro capricho igual;
hombres son, que cada cual
400
os viene a pedir de boda,
y por si alguno os agrada
haré que a servir empiecen.

SERAFINA
Todos cuatro me parecen
sujetos de carcajada.
¡Traeldos!

GIBAJA
405
Por ellos iré.
Pero decidme, señora,
para traerlos agora
a esta casa, ¿qué diré?

SERAFINA
Que es para tomar estado.
410
Más la risa se asegura
de ver entrar un figura
de novio muy espetado,
que a todo se contradice
cuanto me quiere fingir,
415
intentando no decir
los disparates que dice,
que va de sí muy pagado
cuando en la calle se ve,
solo de que le miré
420
tres veces de medio lado.
Vengan, que a tiempo oportuno
vendrán, si vienen ahora.

GIBAJA
¿Cómo los trairé, señora?

SERAFINA
Todos juntos y uno a uno.

GIBAJA
425
Antes que esta ocasión pase,
¿cómo dárseme no intenta
una alhaja a buena cuenta?

SERAFINA
Gibaja, cuando me case.

GIBAJA
Advertid, que dar no es
430
dar promesas semejantes:
la que no florece antes
nunca da fruto después;
mas si un novio os persuade,
que os he de vencer espero.

SERAFINA
435
Daros cien doblones quiero
por un hombre que me agrade.

RAFAELA
Como esa promesa lleve
no pienso que irá contento.

GIBAJA
No tomaré por los ciento.

RAFAELA
¿Cuánto?

GIBAJA
440
Los noventa y nueve.

SERAFINA
Yo soy firme.

GIBAJA
Como todas,
y eso el tiempo lo dirá.

SERAFINA
Idos, que me cansáis ya,
perrito de todas bodas.

GIBAJA
445
Por esos desaires paso,
Serafina, mas, por Dios,
que me he de vengar de vos.

SERAFINA
¿De qué manera?

GIBAJA
Si os caso.
(Vase.)

SERAFINA
Aunque como Adonis sea,
450
ninguno me satisface.
Doña Matea ¿qué hace?

(Sale DOÑA MATEA.)

MATEA
Aquí está doña Matea.

SERAFINA
¿Era hora de levantarse,
señora hermana?

MATEA
¿Ya empieza
455
vuesa merced a reñirme?

SERAFINA
Son ya las diez.

MATEA
Cuando sean;
¿también como los vestidos
me cuenta las horas?

SERAFINA
Tenga
la muy... mucha cortesía.

MATEA
¿La qué?

SERAFINA
460
La muy escudera.

MATEA
En nada soy yo segunda
como en lo roto.

SERAFINA
¡Que quiera
una nacida después
hablar como una primera!
465
Yo os entraré en un convento.

MATEA
¿Qué religión más estrecha
que su casa?

SERAFINA
Y religión,
en que vos sois una lega.

MATEA
Vuesarced es la entendida.

SERAFINA
Y vos lo parecéis.

MATEA
470
Esa
fue una palabra mayor
dicha en mi cara.

SERAFINA
Y que sea
¿qué?

MATEA
Que no es vuesarced
tan hermosa como piensa;
475
si no fuera un poco vana,
¿qué valía?

SERAFINA
¡Que se atreva
a manchar esta blancura!

MATEA
Es verdad, ¿quién se lo niega?;
pero advierta que las blancas
480
se usan, porque son monedas.

SERAFINA
¿Pero cuándo se ha de usar
lo feo?

MATEA
¿Uced no pondera
que no tengo gracia?

SERAFINA
Sí.

MATEA
¿Pues cómo puedo ser fea?

SERAFINA
485
Como ninguno la quiere,
aunque de todos se prenda.

MATEA
Por ahí también soy hermosa,
por desdichada en finezas.

SERAFINA
¡Ay, que quiere ser también,
490
como una persona mesma,
infeliz!

MATEA
Si ella es mi hermana,
¿no quiere que infeliz sea?

SERAFINA
La de todos, no responda.

MATEA
La de naide, déjeme ella.

SERAFINA
495
¿Todos los hombres no dice
que le agradan?

MATEA
¿Quién lo niega?
Cada uno por algo es bueno.
Yo los quiero desde afuera
por inclinación, y hasta ahora
500
no ha habido quien me merezca.

SERAFINA
Esa es gran falta.

MATEA
Señora,
¿no hay algunas que se afeitan?
¿Otras no hay que hablan fruncido?
¿Otras no hacen reverencias
505
de saltillo? ¿No hay algunas
que hablan culto? ¿No hay doncellas
que la noche de San Juan
escuchan lo que es vergüenza?
¿Hago yo estas candideces?
510
¿Incurro yo en falta de estas?
¿Querer a hombres es falta
de mujeres? Que yo tenga,
adonde hay otras con tantas,
una, es algo llevadera.
515
Ser inclinada a los hombres
ni es liviandad ni flaqueza;
este es un buen natural,
y aunque algunos riesgos tenga
de pesarle a una mujer
520
que no la estimen ni quieran,
aunque pesa el desdén tanto,
vale el amor lo que pesa.

SERAFINA
¿Negarasme que los hombres
son traidores?

MATEA
Que lo sean,
525
que no han de ser mis vasallos.

SERAFINA
¿Que son falsos?

MATEA
Malos fueran,
si a los hombres que estimara
los quisiera por moneda.

SERAFINA
¿Y que no tienen palabra?

MATEA
530
¡Ay, hermana, así tuvieran
las obras!

SERAFINA
¿Podrás negarme,
hermana, que en cuanto intentan
son todos los hombres dobles?

MATEA
Ansí duraran por peñas.

SERAFINA
¿Negarasme...?

MATEA
535
¿Negarasme
que nos buscan, nos requiebran,
que se arriesgan al desaire
y que a la muerte se arriesgan?
¿Por algún hombre habrá muerto
540
mujer alguna en pendencia?
¿Cuántos por ellas murieron?
Sus honras, vidas y haciendas,
todas son de las mujeres.

SERAFINA
Y todas son de cualquiera.

MATEA
545
Yo los quiero por la parte
que me toca; que obedezca
mi planeta me permite;
benévolo es el planeta
que a los hombres me ha inclinado;
550
benévola fue la estrella
cuyos influjos en mí
me fuerzan.

SERAFINA
Callad, Matea,
que un convento ha de quitaros
toda esa benevolencia.

MATEA
555
Yo me he de casar, señora.

SERAFINA
¿Con qué dote? ¿Habrá quién quiera
la nobleza por ajuar?
¿Pensáis con vuestra belleza
casaros? ¿O es que esperáis
la ventura de...

MATEA
560
La fea
es solo la presumida,
la hermosa es la que no piensa.

SERAFINA
¡Hola! Llevadme esta hermana
al segundo estrado.

MATEA
Hoy fuera
565
tan hermosa como tú.

SERAFINA
¿Cómo?

MATEA
Si fuera primera.
(Vanse.)

(Salen GIBAJA y RAFAELA.)

GIBAJA
¿No puedo ahora entrar?

RAFAELA
Espera,
y a mi ama avisaré.
Gibaja, ¿qué la diré?

GIBAJA
570
Dila que salga acá fuera.

RAFAELA
Famosa tarde ha de ser.
¿Los novios?

GIBAJA
Tú los verás.

RAFAELA
¿Cuántos son?

GIBAJA
No traigo más
de cuatro para escoger.

RAFAELA
575
¿Cuatro? Pues voy a decillo.

GIBAJA
Dila tú que estoy aquí.

RAFAELA
¿Ansí no habrá para mí
un novio del baratillo?

GIBAJA
¿Eres algo honesta?

RAFAELA
Poco.

GIBAJA
¿Eres hacendosa?

RAFAELA
580
¿Yo?

GIBAJA
¿Eres bien nacida?

RAFAELA
No.

GIBAJA
¿Tienes dinero?

RAFAELA
Tampoco.

GIBAJA
¿Limpia?

RAFAELA
¿Con solo un vestido?

GIBAJA
¿Doncella podré decir?

RAFAELA
585
Ya eso es mucho pedir.

GIBAJA
No te faltará marido.

RAFAELA
Di, ¿cómo?

GIBAJA
De buena masa.
¿Quieres más?

RAFAELA
Si puede ser,
que tenga mucho que hacer,
590
y todo fuera de casa.

GIBAJA
Rafaela, como ahora
anda la malicia lista,
todos son novios de vista.

(Salen DOÑA MATEA y SERAFINA.)

SERAFINA
¿Es Gibaja?

RAFAELA
Sí, señora.

MATEA
595
Ver estos novios espero.

SERAFINA
¿Viene esa cuadrilla toda
de novios?

GIBAJA
Como a una boda.

SERAFINA
Pues entren.

GIBAJA
Oye primero.
El que a visitarte agora
600
entra, el primer pretensor,
sabe que es un regidor
de la ciudad de Zamora,
que en el semblante y el modo
y estraño de su opinión
605
le verás la condición.

SERAFINA
¿Qué hace?

GIBAJA
Se pudre de todo.

SERAFINA
Será muy entretenido.
Verle y hablarle quisiera.

GIBAJA
En esa antesala espera.

SERAFINA
610
Venga ese tonto podrido.

GIBAJA
Lo podrido en el color
de la cara se le ve.

SERAFINA
Llámale, acaba.

GIBAJA
Sí haré.
¡Señor don Marcos!

(Sale DON MARCOS.)

MARCOS
¡Señor!

RAFAELA
¡Jesús, qué hombre!

GIBAJA
615
La gran doña
Serafina es la que veis.

MARCOS
¿Y es bien hecho que se llame
una entendida mujer
Serafina? Busque nombre
620
que en la letanía esté.
Confirmese Serafina,
que yo no he de hablar ni ver
a quien por el nombre estraño
la conozcan en Argel.

SERAFINA
625
Confirmareme por vos.

MARCOS
Eso sí, confírmese.

SERAFINA
Una silla al seor don Marcos.

(Van a llegarle la silla.)

MARCOS
Esperad, no la lleguéis.

SERAFINA
Pues ¿por qué no queréis silla?

MARCOS
630
¡Linda pregunta! Porque
primero que me la arrastren
y primero que os ponéis
en el estrado, y primero
que estamos ¿cuál ha de ser
635
el que antes ha de sentarse?;
primero que os componéis
las faldas, y yo me aplano,
pongo la espada al revés,
podrá otro hacer muy cumplidas
640
cuatro visitas o seis.
¡Úsese, cuerpo de Cristo,
cuando no sea menester,
que el que no quiere sentado
haga su visita en pie!

SERAFINA
No os sentéis.

MARCOS
645
Ansí lo hago.

SERAFINA
¿Cómo estáis?

MARCOS
Otra vejez.
Que vean a uno sano y bueno
y gordo, y aunque le ven
colorado, le pregunten
650
«¿cómo está vuesa merced?»,
y que le pregunte el otro
«¿y usted cómo está?» después,
hasta preguntarse luego
por sus hijos y mujer.
655
¡Majadero, no preguntes
lo que no quieres saber,
que si es cortesano uso,
es prolijidad cortés!

SERAFINA
No os he topado la nuca
de la lisonja.

MARCOS
660
Tal vez
hallo alguna que me agrade.

SERAFINA
¿No soy vuestra?

MARCOS
No podéis.
Yo soy claro, perdonad.

SERAFINA
Pues ¿no me diréis por qué?
665
¿Qué os desagrada de mí?

MARCOS
Toda vos.

SERAFINA
Grosero es.

MARCOS
Señora mía, no quiero
yo para propia mujer
una mujer muy hermosa,
670
porque siempre pensaré
que aunque ella mirar no quiera
habrá quien la quiera ver.
El matrimonio se toma
para el descanso y no es
675
para cuidado. Yo quiero
traer para mi traer
mujer de casa: ni fea
de manera que yo esté
solicitando vecinas,
680
ni hermosa tanto que den
en mirarla mis vecinos;
porque mi propia ha de ser
para el gasto algo que fea,
también hermosa algo que,
685
que yo solamente busco
mujer para mi mujer.

SERAFINA
¿Luego yo soy muy hermosa?

MARCOS
Ya os entiendo; ahora queréis
que os alabe, y yo no alabo
690
lo que yo no he menester.
¡Guárdeos el cielo!
(Vase.)

SERAFINA
¡Esperad!
¡Ah, don Marcos!

GIBAJA
Ya se fue.

MATEA
Este hombre me viene a mí
cortado.

RAFAELA
Pruébatele.

SERAFINA
695
¿Hay tal modo de pudrirse?

RAFAELA
No vi tal.

SERAFINA
Pudriérame
con solo oírle: los hombres
muy joviales han de ser,
y han de ser poco podridos.

GIBAJA
700
Oyes, pues yo te trairé
un contrario de ese.

SERAFINA
¿Cómo?

GIBAJA
En el zaguán le dejé
de aquella casa: es un hombre
que de cuanto escucha y ve
705
se le da otro tanto, como
a ti se te ha de dar de él;
ni de la hambre se aflige,
ni le fatiga la sed,
y es para él todo uno
710
el tener y no tener.
No agradece a la fortuna
lo que le sucede bien,
pero ni de ella tampoco
se queja aunque no le dé.

SERAFINA
715
Será un Demócrito este,
si fue un Heráclito aquel.
Llámale.

GIBAJA
Por la ventana
una seña le he de hacer.
Ya sube.

SERAFINA
¿Es el estremeño
aqueste hombre?

GIBAJA
720
El mismo es.

SERAFINA
¿De dónde es?

GIBAJA
De Zaraicejo.

RAFAELA
¿Hidalgo?

GIBAJA
¿No lo ha de ser?

SERAFINA
¿Puntual?

GIBAJA
Es estremeño.

RAFAELA
¿Y no es chorizo?

GIBAJA
También.

SERAFINA
¿No sube?

GIBAJA
725
Ya entra en la sala.
¿Don Roque?

(Sale DON ROQUE.)

ROQUE
¡Quién ha de ser!

SERAFINA
Silla a don Roque.

(Vanle a llegar silla.)

ROQUE
Sentado
hablará un hombre a placer.

SERAFINA
Pero no lleguen la silla.

ROQUE
730
Muy bien dice; ¿para qué?
Sentado habla un hombre más
de aquello que ha menester.
Vuesa merced ¿cómo está?

SERAFINA
(Este es algo más cortés.)
735
Estoy a vuestro servicio
con poca salud; y usted
¿cómo se halla?

ROQUE
Yo estoy
como quisiereis que esté.
Mi señora, el buen Gibaja
740
dice que me quiere bien,
y a vuestra casa me trae
a ver qué me parecéis.
Hermosa sois, vive Dios,
y en el alma estimaré
745
que me deis luego la mano,
si ha de ser mía después.
Yo he querido en este mundo,
yo he sabido amar, y sé
que es andar galanteando
750
andar por el abecé.
Contento estaré de amaros
y de que luego me améis,
mi Serafina, pagado,
sobre contento, estaré,
755
con que a un tiempo dos finezas
juntas podré agradecer:
que me deis la vida presto
y que también me la deis.

SERAFINA
Poco habláis, y compendioso
760
en lo que habláis; pero ¿quién
puede conseguir el premio,
sin costarle el merecer?
El servir y esperar cría
el mérito: ¿vos no veis
765
que no merece mi amor
quien no probó mi desdén?
Eso es juzgarme posible,
señor don Roque; idos, pues,
que no quiero yo por dueño
a quien...

ROQUE
770
Al punto me iré.
¿Hase un hombre de morir
porque vos no le queréis?
Aun tanto como premiarme
os debiera agradecer.

SERAFINA
Finezas, no.

ROQUE
775
¿Y no es fineza...

SERAFINA
¿Qué?

ROQUE
...que me desengañéis?

SERAFINA
Sólo el que espera merece.

ROQUE
Pues digo que esperaré,
como yo os merezca luego.

SERAFINA
¿Cuánto?

ROQUE
780
Un hora, dos y tres.

SERAFINA
No hay quien me merezca a mí.
¿No os vais ya?

ROQUE
Razón tenéis.
¿He de andar queriendo yo
a quien no me quiere bien?

(Hace que se va.)

SERAFINA
Sois un grosero.

ROQUE
785
Es verdad.

SERAFINA
Sois un prolijo.

ROQUE
También.

SERAFINA
(¡Que se vaya y no lo sienta!)
¿No os vais? Oíd.

ROQUE
No me iré.

SERAFINA
¿Yo soy hermosa?

ROQUE
Sí sois.

SERAFINA
¿Y os parezco bien?

ROQUE
790
Muy bien.

SERAFINA
¿Y me querréis si os premiare?

ROQUE
Como a mi vida os querré.

SERAFINA
¿Seréis constante?

ROQUE
Sí soy.

SERAFINA
Pues agora que yo sé
795
que me queréis, idos luego.

ROQUE
Haceisme mucha merced.
(Vase.)

SERAFINA
No vi hombre tan desahogado.

GIBAJA
Es como yo le pinté.

MATEA
La pachorra de este hombre
800
para mí vale, pardiez.

SERAFINA
¡Jesús, que malos dos hombres!

GIBAJA
Si al tercero quieres ver,
espérate.

SERAFINA
¿Y es de dónde?

GIBAJA
Natural de Cangas es,
805
un lugar de la montaña,
y hijodalgo, como el Rey,
del hábito de Santiago.

SERAFINA
¿Es galán?

GIBAJA
No, pero aun bien
que es viejo.

SERAFINA
¿Y es entendido?

GIBAJA
810
Échalo todo a perder
con saber latín.

SERAFINA
¿Qué hace?

GIBAJA
Cuando te entre agora a ver,
la mitad de lo que diga
no lo entenderás.

SERAFINA
¿Por qué?

GIBAJA
815
Estudió filosofía
y teología también.
Ha estudiado en Salamanca,
y sin que sepa por qué,
hará en latín y romance
820
una mezcla a dos por tres;
y cuando está muy en ello,
trae, sin qué ni para qué,
un lugar de la Escritura,
que venga o no venga bien.

SERAFINA
825
Tonto sin saber latín
nunca es gran tonto.

GIBAJA
Está bien.

SERAFINA
Llámale.

GIBAJA
¿Verle deseas?

SERAFINA
Para reír le quiero ver.

GIBAJA
¡Seor don Pablo!

(Sale DON PABLO.)

PABLO
Ecce quem amas.

SERAFINA
¡Raro hombre!

RAFAELA
830
Un prodigio es.

PABLO
Aunque en esa cuadra ha un hora
que ha esperado mi deseo
que vuestros justos desdenes
diesen castigo a mi ruego,
835
los doy por bien empleados,
pues tan grande fue el acierto
que sola vuestra hermosura
es más que fue mi deseo.
Agradezco, hermosa dama,
840
la dilación, y agradezco
que salgáis tan desdeñosa:
cuésteme siquiera el veros
el deseo de esperaros.
Ni el pastor ni el marinero
845
agradecen que el sol salga
solo porque ven que presto
ha de salir a alumbrar
tierra, mar y aire sereno,
que ellos le estimaran más
850
como el sol saliera menos.

RAFAELA
Mientes, Gibaja, que este hombre
es muy prudente y discreto.

GIBAJA
Vese ahora la labor,
lo fondo es en majadero.

PABLO
855
Miedo tengo a vuestros ojos,
y estimo lo que los temo,
porque ansí espero alcanzar
ser de vuestros ojos dueño.

SERAFINA
Niego que con el temor
860
pueda alcanzarse, supuesto
que no puede el temeroso
declarar sus sentimientos.

PABLO
Cuando se da la triaca
para que sane el enfermo,
865
porque obre eficaz, disponen
que lleve el tósigo dentro,
y es que se va al corazón
el tósigo, y aunque es cierto
que él destruye, porque lleva
870
a la triaca a hacer su efeto,
a la parte donde va
da la vida, y ansí hay tiempo
que para la vida suele
ser medicina el veneno.
875
Asentada esta experiencia
agora escucha el ejemplo:
el tósigo es el amor
que mata al merecimiento,
mas como lleva consigo
880
la triaca del respeto,
la atención, la desconfianza,
que son del mérito efetos,
él no inficiona, ellos obran,
él cesa, y merecen ellos;
885
que aunque traía el temor
de aquel tósigo, en él mesmo
estaba por ingrediente
el mismo contraveneno.
Pues si del temor suceden
890
atenciones y respetos,
luego es solo aquel que teme
quien tiene merecimiento.

SERAFINA
Bien habla.

GIBAJA
Para la postre
debe de dejar lo bueno.

MATEA
895
Mucho sabe para ser
de capa y espada.

SERAFINA
Cierto
que es lástima, y que ese talle,
esa ciencia, ese despejo,
con tal sangre hayan estado
900
tantos años sin empleo.
¿De dónde sois?

PABLO
Soy de Cangas.

RAFAELA
¿Qué hacienda?

PABLO
Poca, por cierto;
pero soy muy bien nacido
por el hábito que tengo.

SERAFINA
905
¿Por el hábito se sabe?

PABLO
¿Quis est ista?

GIBAJA
Volaverunt.

SERAFINA
Es mi hermana.

PABLO
Y es doncella.

SERAFINA
Y lo será.

PABLO
Más es eso;
luego conocí que era
vuestra hermana.

SERAFINA
¿En qué?

PABLO
910
¡Eso es bueno!
En que se parece a vos.

SERAFINA
¿Sois corto de vista?

PABLO
Nego.

SERAFINA
Miradme bien.

PABLO
Se os parece.

SERAFINA
Sois un grande majadero.

PABLO
915
Domina, nescio quid dicis.

SERAFINA
Mejor decís: sois un necio.
¿Por qué habéis de comparar
conmigo, siendo yo objeto
de vuestro amor, otra luz?

PABLO
Verbi gratia.

SERAFINA
920
Ya no quiero
oír ejemplo ninguno.

GIBAJA
Óyele.

SERAFINA
Decilde presto.

PABLO
¿La luna no se parece
al sol? ¿El sol no es más bello
925
que la luna? Pues ¿qué importa
que ella le imite, supuesto
que ha de arder con luces tibias
cuando él con rayos serenos?
Matea, ergo quid interst,
930
ut sit tuae lucis exemplum,
si sunt tua radia solis
et sunt luna radia eius?
¿Doña Matea qué importa
que sea de tu luz ejemplo,
935
si son sus rayos de luna
y son los del sol los vuestros?

SERAFINA
¿Y qué dirán las estrellas
de Madrid, de que consiento
que sea luna?

MATEA
¿No me basta
940
la infelicidad que tengo
de ser ejemplo de luna,
sino que aun no lo merezco?

SERAFINA
Por ser luna llena solo
queréis ser luna.

MATEA
Yo apruebo
945
serlo, siquiera en menguante.

PABLO
Bene dixit.

SERAFINA
Yo padezco
con esta hermana segunda
lo que no es posible, y pienso
poner orden.

MATEA
Orden no,
950
matrimonio es lo que quiero.

SERAFINA
No lo esperéis.

PABLO
De san Pablo
viene aquí un lugar a pelo.

SERAFINA
¡Échame de aquí, Gibaja,
este hombre!

GIBAJA
Oye primero
955
el lugar, que es de san Pablo.

PABLO
Y en la epístola ad Ephesios.

SERAFINA
Adefesios lo habláis todo;
¡idos de aquí!

PABLO
Iam obedior.
¿Un lugar de la obediencia
no me oiréis?

SERAFINA
960
¡Viven los cielos
si no os vais...

PABLO
Airata est.

SERAFINA
...que os dé muerte!

PABLO
Timeo et eo.
¿Me querréis?

SERAFINA
Si me dejáis.

PABLO
¿Y cuándo volveré a veros?

SERAFINA
965
En estudiando romance.

PABLO
Mirad...

SERAFINA
Ni escucharos quiero.

PABLO
Quare, cur, quoniam vel quia?

SERAFINA
¿Qué hombre es este, santo cielo?
¡Idos, don Pablo, por Dios!

PABLO
Voime, pues.

SERAFINA
Presto.

PABLO
970
Laus Deo.
(Vase.)

SERAFINA
Mareada quedo, Gibaja.

GIBAJA
Yo te pondré en tierra presto.

MATEA
¡Lo que este hombre enseñaría
a su mujer!

SERAFINA
Muerta quedo.
975
¿Es el que queda como éste?

GIBAJA
Antes es destotro estremo,
que ni sabe hablar latín
ni romance.

RAFAELA
¿Qué sujeto
es él?

GIBAJA
Oye, por tu vida,
la pintura.

SERAFINA
Dila.

GIBAJA
980
Empiezo:
El que en ese patio espera
a visitarte el postrero,
sabe que es un caballero
natural de Talavera,
985
principal y de buen pelo,
abultado de persona,
y trae lenguaje y valona
dos o tres dedos del suelo;
el talle un poco grosero,
990
cintura de tomo y lomo,
lo que es el zapato, romo,
pero aguileño el sombrero;
trae daga larga después,
muy puesta a lo de Sevilla,
995
cortos brahón y ropilla
y el ferreruelo a los pies;
Postura de hacer desdenes,
crudeza de dar enojos,
el bigote hasta los ojos
1000
y la oreja hasta las sienes;
asustado de color,
crudo un lado, otro cocido;
esto es cuanto a lo vestido,
mas lo parlado es peor.

SERAFINA
¿Cómo habla?

GIBAJA
1005
Por varios modos
te hablará si le escuchares,
con estribillos vulgares
de él solo, con ser de todos.

SERAFINA
¿Son refranes?

GIBAJA
No lo son,
1010
estribillos son no más.

SERAFINA
Di cómo.

GIBAJA
¿No le oirás?
El talle y conversación
te ha de dar gran gusto.

RAFAELA
Y di,
¿son las que habla necedades?

GIBAJA
1015
Son unas vulgaridades
de estas que hablan por ahí;
y si el estilo te agrada,
el sujeto no es muy malo.

SERAFINA
Entre.

GIBAJA
¡Ah, señor don Gonzalo!

(Sale DON GONZALO, vestido como se pinta.)

GONZALO
1020
Como quien no dice nada.
(Mírala.)
¡Oiga el diablo!

RAFAELA
¡Gran figura!
(Vase.)

GONZALO
Mi señora, por Dios santo,
que sois esto y otro tanto
más que ninguna hermosura
1025
matante de las del hampa,
sois con vuestro rostro bello,
pues vuestra blancura es ello,
pues vuestro talle ya escampa.
Señora, vaya conmigo,
1030
a fe, a fe que por lo airosa
sois para mí mucha cosa;
pues ¡qué ojos!... no sé si digo;
la frente, por lo serena,
no la puede hacer cerrada;
1035
pues la boquilla no es nada,
pues la nariz la ha hecho buena;
las manos, como cristiano,
que si igualar las quisiera,
han de ganar a cualquiera
1040
por diez dedos y la mano;
es para volverse loco
si un hombre a veros comienza;
la honestidad es vergüenza:
¿será malo el pie?, ¡y qué poco!
1045
El cabello lo primero,
cosa de admirar lo grave;
pero lo que no se sabe
cuál será, ansí me lo quiero.

MATEA
(Discreto es; en todo toca.

SERAFINA
1050
¡Los desaliños que entabla!)

GONZALO
¡Oigan! Vive Dios que el habla
la tiene a pedir de boca.

SERAFINA
(En su genio, he de intentar
despedirle.)

GONZALO
Hablad, por Dios.

SERAFINA
1055
Señor don Gonzalo, vos
habláis, que no hay más que hablar;
genio tal y de tal casta
¡ahí se topara en quien quiera!
Mas para la vez primera,
1060
ya habéis dicho lo que basta.
Yo os doy palabra que cuando
un dueño, un amante nombre,
procuraré haceros hombre.

GONZALO
¿Me queréis?

SERAFINA
Eso burlando;
1065
y voime mientras se guisa
la boda.

GONZALO
En fin, dueño bello,
¿qué me queréis tanto de ello?

SERAFINA
Todo eso es cosa de risa;
ven Gibaja.

GIBAJA
Aquí te espero.
¿Qué te parece?

SERAFINA
1070
Muy malo.

MATEA
¿Ves? Pues tiene el don Gonzalo
gracia por lo majadero.

GONZALO
¡Ahí se topara en la calle
moza como vos!

SERAFINA
No a fe.

GONZALO
1075
Y mi talle es algo que...
Responded.

SERAFINA
¡Qué lindo talle!

MATEA
Digo que se da a querer.

SERAFINA
Todos serán mis despojos,
nada habéis dicho a mis ojos.

GONZALO
1080
Los ojos son para ver.

SERAFINA
¿Cómo os sentís?

GONZALO
Como ciego.

SERAFINA
¿Es de mirarme?

GONZALO
¿Pues no?

SERAFINA
¿Qué os aflige?

GONZALO
Un qué sé yo.

SERAFINA
¿Es dentro del alma?

GONZALO
¡Fuego!
1085
El rostrillo es de matar.

SERAFINA
¿Vais enamorado?

GONZALO
¡Pus!

SERAFINA
Idos, y vedme.

GONZALO
Ahora ¡sus!

SERAFINA
Ven, Matea, adiós.

GONZALO
¡Andar!


Jornada II

Sale DON ROQUE.

ROQUE
Esta es la Cava Baja,
1090
y esta ha de ser la casa de Gibaja;
a las ocho me ha dicho que me espera
dentro en su casa, y preguntar quisiera,
puesto que hablarle espero,
si es el suyo este cuarto, llamar quiero:
¡Ah de casa!

(Dentro una CRIADA.)

CRIADA
¿Quién es?

ROQUE
1095
Ya han respondido.
¿Posa aquí el seor Gibaja?

CRIADA
Ya ha salido.

ROQUE
¿Dónde, señora mía?

CRIADA
A la plaza, y ya dijo que volvía.

ROQUE
¿Ya ha salido a casar tan de mañana?

CRIADA
Entre y siéntese usted.

ROQUE
1100
De buena gana.
(Entra por una puerta y sale por otra.)
El cuarto es por cierto acomodado
si no estuviera tan desmantelado:
sillas, bufete y cama; mal lo pasa,
debe de dar su ajuar a los que casa.

(Sale DON MARCOS.)

MARCOS
1105
Según soy desgraciado,
sin duda que Gibaja me ha casado;
que madrugue y le vea me ha pedido
dentro en su casa: doime por marido,
porque a llamarme no se atrevería
1110
sabiendo que me visto a mediodía.
Pero agora sabremos lo que pasa
si está en casa Gibaja.

ROQUE
No está en casa;
agora ha de venir.

MARCOS
Pues yo le espero.

(Sale DON PABLO.)

PABLO
Pax Christi, ¿posa aquí un casamentero?

ROQUE
Señor, sí.

PABLO
1115
¿Para qué me habrá llamado?

MARCOS
Mucho tarda. ¿Qué va que se ha mudado?

(Sale DON GONZALO.)

GONZALO
Él me dijo que aquí venga a esperalle;
este el cuarto ha de ser, no hay sino dalle.

ROQUE
Pues sillas hay, se siente el que quisiere.
(Siéntanse.)

PABLO
Sede apud mihi.

MARCOS
1120
¡Que haya quien espere!

ROQUE
¡Lindo tiempo!

PABLO
Gustoso para todos.

MARCOS
¡Oigan esto: y Madrid lleno de lodos!
¡Que no habiendo que hablar se haya dado
en que lo pague el tiempo de contado!

ROQUE
1125
¡Cuál ha estado la plaza hoy de gente,
y hecha un jardín de fruta diferente!

MARCOS
Llegue a comprar de una frutera astuta,
y verá lo que lleva de la fruta.

ROQUE
¡Oh gran Madrid!

MARCOS
Este hombre se endemonia.

PABLO
1130
Todo el Tu autem es, eso per omnia.

ROQUE
Lo que alabar querría
de Madrid, sólo es la ropería,
donde por su dinero,
a cualquier forastero
1135
de roperos le viste una cuadrilla,
desde las medias hasta la golilla;
y lo que es más, como dinero tenga,
se lo ajustan, que venga que no venga.

MARCOS
No está muy bien cortado el tal vestido;
1140
pero lo que es cosido, ni cosido.

GONZALO
La opinión que yo llevo,
es que a uno le ponen como nuevo.

ROQUE
Oigan otro prodigio.

PABLO
¿Quid?

GONZALO
No es nada.

ROQUE
En la plaza verán de la Cebada,
1145
sin otras cosas que por raras dejo,
unas tiendas que hay de hierro viejo,
que son tiendas movibles que allí vienen
y no vale seis reales cuanto tienen;
y el mercader de esta cerrajería
1150
almuerza, come y cena cada día,
aunque muy poco venda,
él, su mujer y hijos, con la tienda.

PABLO
Siempre veo estas tiendas, a fe mía,
corrientes con igual mercaduría;
1155
siempre están con lo mismo cuando llego.

MARCOS
Lo que se compra allí se arroja luego.

ROQUE
Y es fuerza que uno de estos se lo halle.

MARCOS
A la noche lo buscan por la calle.

ROQUE
Pues en los ojos no hay engaño alguno,
1160
mire bien lo que compra cada uno.

MARCOS
Pues eso es lo que a mí me trae podrido,
que no hay cosa que sea lo que ha sido:
panecillos de suela fregenales
en las tiendas los venden por candeales;
1165
y en todas las tabernas de contino
agua de espuma con color de vino;
en el figón un par de gorriones
empanados en forma de pichones,
¡y que no pueda un hombre
1170
comprar las cosas todas por su nombre!
Que si para sacar un vestidillo
pido en la tienda tafetán sencillo,
para que el mercader no se me inquiete,
he de llamarle tafetán doblete;
1175
y como sufro al tafetán sencillo,
si pido esparragón, es rayadillo,
que la quieren hacer tela más noble,
y ha de ser ormesí el tafetán doble.
Si pido guarnición un poco estraña,
1180
dicen: «¿quiere llevar pata de araña?»,
y a un pasamano que hay del tiempo viejo
dicen: «¿quiere de diente de conejo?»
En oyendo estos nombres en su prosa
yo pienso que me venden otra cosa.

ROQUE
1185
Eso es muy fácil cosa remediallo.

MARCOS
Diga cómo y lo haré.

ROQUE
Con no comprallo.

GONZALO
Ande en pelota.

MARCOS
Harto mejor sería
por no vestirse un hombre cada día.

ROQUE
Miren que linda criatura
va por la calle.

(Miran a la calle.)

GONZALO
1190
Allá va.

MARCOS
Abobadilla es un poco,
y yo para mi caudal
algo entendida quisiera
y no hermosa de matar.

PABLO
No decís bien.

MARCOS
1195
Bien arguye.

PABLO
Sic argumentor.

MARCOS
Hablad.

PABLO
La hermosa cuatro sentidos
aprovecha, pues verán
que el tacto, la vista, el gusto
1200
y el olfato, cada cual
agradece cuanto logra,
y es muy grande necedad
dejar a cuatro por sólo
un sentido corporal,
1205
pues es la entendida y fea
para el oído no más.

MARCOS
La hermosura de una vez
se goza; mas naide ha
gozado al entendimiento
1210
de una vez sola no más.
El oído es un sentido
del alma, y por ella van
las pasiones de la lengua
a hacerse en ella lugar.
1215
Él siempre es otro y ella es
siempre una, ¿pues quién querrá
con diferente apetito
comer siempre de un manjar?

PABLO
Quien ama, por conseguir
1220
es por lo que ama, que no hay
quien adore por oír
aquello que amando está.
Los deseos son los hijos
del amor: quien sabe amar
1225
solicita merecer,
y quien merece querrá
conseguir, que el conseguir
es premio del desear.
¿No son decentes los ruegos?
1230
La esperanza, ¿quién dirá
que no es lícita? Pues ambas
aspiran a la beldad.
Con oírla solamente,
ninguno conseguirá
1235
una belleza, que esotros
sentidos la han de gozar.
Luego no habiendo belleza,
no habrá amor; luego será
mejor necia la hermosura
1240
que discreta la fealdad.

ROQUE
¡Qué bien dice!

GONZALO
Concluyole.

MARCOS
Solo esto me ha de enterrar.
¡Que haya tantos que se paguen
solo del ruido no más,
1245
sin entender la razón!

ROQUE
Dice bien.

MARCOS
Pues escuchad:
Aquel que ama una belleza,
si la desea gozar,
no ama la misma hermosura
1250
que a sí se quiere no más;
por conseguir quiere solo
quien solo por adorar
quiere a su dama; éste quiere
con fineza y con verdad;
1255
el que todos los sentidos
solicita aprovechar
quiere el interés del gozo;
el que con amor mental
del oído se aprovecha,
1260
ama solo por amar.
Pues si la hermosa ha de hacerme
grosero en el desear,
será mejor la entendida,
pues tiene más calidad
1265
amor que será por ella,
que amor que por mí será.

PABLO
¿Luego no puede quererse
gozando?

ROQUE
Sí puede tal.

MARCOS
Más se debe a aquel que quiere
por querer.

ROQUE
1270
No dice mal.

PABLO
¿A cuál quisiérades vos?

GONZALO
Yo a la hermosa ¡voto a san!

MARCOS
¿Y vos a cuál estimarais?

ROQUE
Yo a entrambas, por variar.

PABLO
1275
Querer lo que se ha gozado
es más firmeza.

ROQUE
Es verdad.

MARCOS
Más fineza es que yo adore
lo que es imposible.

ROQUE
Más.

MARCOS
Don Demócrito del diablo,
1280
¿quiérenos vusted dejar?

PABLO
Taceas por amor de Dios.

GONZALO
Déjelos vusted allá
decir verbos.

ROQUE
Muy bien dicen.

MARCOS
¡Fuego en hombre temporal!

ROQUE
Yo soy un...

[Sale GIBAJA.]

GIBAJA
1285
Paz sea en mi casa.

MARCOS
¿Y en otras no quiere paz?

GIBAJA
¡Señor don Roque!

ROQUE
¡Gibaja!

GIBAJA
¡Don Gonzalo!

GONZALO
Pesia tal.

GIBAJA
¡Don Pablo!

PABLO
Idem per idem.

GIBAJA
¡Don Marcos!

MARCOS
1290
¡Era hora ya!
Dos pesadumbres me hicistis
a un tiempo.

GIBAJA
No sé yo cuál.

MARCOS
Hacerme que madrugase
y hacerme luego esperar.

GIBAJA
1295
De los cuatro necesito.

MARCOS
Aquí están todos, hablad.

PABLO
Decid si hablar nos queréis
insolidum o a la par.

GIBAJA
Todos juntos.

ROQUE
Sea aspacio.

MARCOS
Sea aprisa.

ROQUE
1300
Mejor será.

GIBAJA
Ya os acordáis de aquel día
en que con tranquilidad
quisistis de una belleza
todo el piélago sondar,
1305
y que os volvistis los cuatro
huyendo de un huracán
que levantó el desengaño
de la hermosura en el mar.

MARCOS
Es ansí.

GIBAJA
También sabéis
1310
que de por sí a cada cual
le llevé a pesar el sol
de Serafina.

MARCOS
Acabad,
y saltemos a la orilla,
que yo me empiezo a marear.

GIBAJA
1315
Volví a la India de amor
con intento de doblar
de Buena Esperanza el cabo
y hallé borrascoso el mar,
porque la gran Serafina...

GONZALO
1320
Yo he sabido días ha...

GIBAJA
¿Qué?

GONZALO
Que es cruel por el cabo.

ROQUE
¿Hay más de no navegar?

PABLO
¿Qué dijo de mí?

GIBAJA
De ti
dijo bien poco, no más
1325
de que eras tonto en latín
y que cómo sufrirá
sin propósito y sin tiempo
un lugar sin más ni más,
y que te buscara quien
1330
te supiese acepillar,
que estabas un poco basto,
y que no se ha de prendar
de un hidalgote de Asturias
y que quién sazonará
1335
amor, especie en corito,
con su punta de patán.

GONZALO
¿Y de mí?

GIBAJA
De ti algo menos;
dijo, que el oírte hablar
era cosa muy molesta
1340
en términos de rufián;
mas también volvió por ti
en una cosa.

GONZALO
Di cuál.

GIBAJA
Dijo que si te pusieran
un hombro con otro igual,
1345
te bajaran la cabeza
cuatro dedos más atrás,
si te bajaran el talle
un palmo, y al rematar
te le adelgazasen otro,
1350
si te pudiesen trocar
los pies donde están las piernas,
y ellas donde ellos están,
dijo que en toda la corte
no habría hombre más cabal.

ROQUE
¿Y de mí?

GIBAJA
1355
De ti me dijo
que eras hombre temporal
y que para qué son buenos
hombres de tanta bondad;
que por qué se ha de dar ella
1360
con toda su voluntad
a quien no se le da nada
de aquello que se le da.
Pero del señor don Marcos
me dijo que estaba el tal
1365
muy podrido y que se fuese
a Antón Martín a curar.

MARCOS
¿Tanto me pudrí por ella?
Dije yo, pesia la tal,
que porque trae las pechugas
1370
abiertas de par en par;
lo escotado de la espalda
pudríselo con mirar
por la espalda hasta la punta
que era dama de canal;
1375
pudrime de verla blanca,
con que para mí no hay
tela que menos me vista
que se mancha con mirar.
Pues ¿de qué me pudro? ¡Oh pesia,
1380
quién la ve desengañar
si me pudrí de lo menos
y si he callado lo más!

ROQUE
Cúlpame a mí de que solo
no me pudrí, y os quejáis;
1385
si supiera que no hice
más caso de su deidad
que hice de su desdén,
¿qué pudiera decir más?
¿Qué dijera si supiera
1390
que no se me diera un real
de hallarla agradable, hermosa,
o fea perjudicial?
Y, en fin, de que no me quiera,
¿qué dijera a saber ya
1395
de que hoy se me daba aquí
lo que ayer se me dio allá?

GONZALO
Cúlpame también a mí
mi estilo por más vulgar
con que la dije: «Señora,
1400
premiad mi deseo», y zas,
y viendo la sal con que hablo,
acaso díjela más
de que era para mí todo
cuanto hablaba un papasal.
1405
Pues diga lo que dijere,
que yo lo he pensado mal,
o es querer roer el lazo
el no quererse casar.

PABLO
¿Pues yo que la hablé en latín?
1410
Si la dijera un lugar
de los Cantares que casi
se le estuve por cantar;
si la dijera también,
cuando la vi titubear,
1415
el nescitis quid petatis,
que era cosa natural;
pero un lugarcillo o dos
despoblados, que serán,
como son de la montaña,
1420
lugares sin vecindad,
¿qué le hacen a esta señora?,
pregunto a cuántos están
oyéndome: ¿Dios no dijo
por su boca, si en Dios la hay,
1425
crescite et multiplicamini,
«creced y multiplicad»?
Para que se multiplique
se casa uno y para más.
Pues pregunto: ¿los latines
1430
causan esterilidad?
Y cuando venga a ser vieja
diga cuánto estimará
saber un par de latines
que yo la podré enseñar.
1435
¿Llévola alguna ventaja
en saber latín? Dirá
que hablándola en esta lengua
no me entenderá jamás.
Yérrase, que una ventaja
1440
he llegado a confesar,
que al más entendido lleva
la mujer que es más bozal
que aunque un hombre le hable idioma,
el que quisiere inventar,
1445
le entenderá una mujer;
pero él no la entenderá
si ella no quiere, aunque hable
en su idioma natural.

GIBAJA
A gran daño, gran remedio;
1450
ea, señores, amolad
los ingenios, que por Dios
que ha de haber bien que cortar.
Sabed que en otra locura
ha dado esta perenal.

MARCOS
Decid qué es.

GIBAJA
1455
Dar cada día
de audiencia un hora cabal.
Cuantos amantes vinieren
a pretenderla tendrán
audiencia, pero el despacho
1460
de todos siempre es igual.
Agora de nueve a diez
en la antesala estará
de su casa despachando
lindos a todo juzgar.
1465
¿Está alguno de los cuatro
herido del Dios rapaz,
que es lenguaje de poeta?
Díganme vustedes cuál
está enamorado, o quién
1470
bien hallado está no más,
que es lenguaje de quien no
quiere decir que lo está.
Ea ¿no me respondéis?
¿Entre los cuatro no hay
1475
amante?, que agradecido
yo sé bien que no le habrá.
En la lengua de Gonzalo
lo diré, pues no me habláis:
díganme cuál de los cuatro
tiene...

GONZALO
Decildo.

GIBAJA
1480
Pañal.

MARCOS
¿Quién? El que tuviere amor,
pues es niño, le tendrá,
que yo la quiero por tema.

PABLO
Ego quoque.

GONZALO
Yo no más
1485
de porque ella no me quiere
doy suspiros cual y cual.

ROQUE
Yo si me ama la querré,
si no, no me he de matar.

GIBAJA
¿Queréis los cuatro...

ROQUE
Queremos.

GIBAJA
1490
...todos de conformidad
ir a la audiencia de amantes?

MARCOS
¿Y qué hemos de hacer allá?

GIBAJA
Ahora lo diré: los cuatro,
si es que pretendéis triunfar
1495
con el ruego y con el tiempo
de esta dama pertinaz,
habéis de mudar estilo.
[A DON MARCOS.]
Vos, señor, aunque os pudráis,
os pudrid hacia allá dentro,
1500
sufrid y disimulad
por lo que bien os parece
lo que os pareciere mal.
Seis mil y seiscientas leguas
tiene el mundo, imaginad
1505
que por mucho que enmendéis,
os queda más que enmendar.
Y vos, mi señor don Roque,
que seáis importará
ni tan Demócrito en todo
1510
que os riáis de cuanto hay,
ni tan don Marcos tampoco,
que un Heráclito seáis.
Vos, don Gonzalo, mi amigo,
el bajo estilo dejad,
1515
dejad esos estribillos
en quien naide se tendrá;
y pues sois de Talavera,
donde hablan tan bien, hablad
un poco más vidriado,
1520
y pintada un poco más.
Y vos, el señor don Pablo,
cuando vais a enamorar
a las damas, no en latín
porque no os entenderán,
1525
ni aun en romance, sino
hoy en el lenguaje real;
y ansí mudando el estilo
todos cuatro faz a faz,
delante de Serafina
1530
os aconsejo que vais;
porque un ardid he pensado
con que la he de hacer andar
tras los cuatro, sin saber
más de que quiere, y no a cuál.
1535
¿Daisme palabra los cuatro
de dejaros gobernar
y hacer lo que yo os dijere?

MARCOS
Yo la ofrezco.

PABLO
¿No contáis
el ardid?

GIBAJA
Vereisle presto;
1540
que la he de vencer fiad.

MARCOS
No por amor, por venganza
he de hacer lo que ordenáis,
sin pudrirme exteriormente,
pero interior, perdonad.

ROQUE
1545
Yo ofrezco no contentarme
si no es de verla penar.

GONZALO
Y yo ofrezco dar un corte
en el modo de mi hablar.

PABLO
Yo hablaré como en desierto,
1550
por no tocar en lugar.

GIBAJA
¿Mudaréis de estilo?

GONZALO
Sí.

GIBAJA
pues a esta sala os pasad,
que ha de escribir cada uno...

MARCOS
Decidnos qué.

GIBAJA
Un memorial

ROQUE
¿Para Serafina?

GIBAJA
1555
Sí.
Ninguno se ha de enojar
de ver al otro premiado.

GONZALO
Yo lo ofrezco ansí.

GIBAJA
Jurad.

MARCOS
Yo lo ofrezco.

ROQUE
Y yo lo juro.

PABLO
1560
¡Oh quam iocundum será
fratres habitare in unum!

GIBAJA
¿Qué es esto, no lo dejáis?

ROQUE
¡Qué bien dijo!

GIBAJA
Vos tampoco.

GONZALO
¿Era barro?

GIBAJA
¡Hay tal porfiar!

MARCOS
1565
¡Que no sean consistentes!
¿Quién se ha de querer juntar
con hombres para tan poco?

GIBAJA
¿Y esa no es pudrirse?

MARCOS
¿Hay tal?
Tú verás la enmienda.

PABLO
otro hombre has de ver.

GIBAJA
1570
Entrad.
¡Guerra contra Serafina!

MARCOS
Tú nos has de acaudillar.

ROQUE
¿Eres soldado?

GIBAJA
Helo sido.

PABLO
¿Dónde?

GIBAJA
Luego lo sabrán.

GONZALO
1575
Los casamenteros sirven
en la guerra del casar.
(Vanse.)

(Salen SERAFINA, MATEA y RAFAELA.)

RAFAELA
Tu recato y tu prudencia
en esta locura dio.

SERAFINA
¿Han dado las nueve?

MATEA
No.

SERAFINA
1580
No es hora de dar audiencia.

MATEA
No haces mayor tu deidad
con caprichos semejantes:
dar una audiencia de amantes
es cosa nueva.

SERAFINA
Es verdad,
1585
si mi desdén los condena,
no quiero mayor vitoria,
pues vengo a lograr la gloria
de verles sufrir la pena.
En esta contienda y lid
1590
de amantes triunfar espero,
y por el capricho quiero
hacerme rara en Madrid.

RAFAELA
Con mal trato y peores modos
habrá alguna por constante
1595
que engañe uno y otro amante;
mas no quien los burle todos.

SERAFINA
¿Qué es ver unos figurones
requebrar muy ponderados,
con vocablos estudiados,
1600
afectando las razones?
Cuando me asomo al balcón,
¿qué es ver al que se me inclina
requebrar desde una esquina
tentándose el corazón?
1605
¿A quién mil canas no quita
ver, cuando está enamorado,
a uno muy tierno y barbado
echar una lagrimita?
Riome con gran consuelo,
1610
cuando sus ternezas miro
de otros que aman de suspiro
con miradura de cielo.
Pues si voy a lo parlado,
tendremos materia harta,
1615
¡las necedades que ensarta
uno que está enamorado!
Ayer un amante orate
mi mano alabó por bella,
pero a cada dedo de ella
1620
le dijo su disparate;
otro a la mano otra vez
dijo, fingiendo pasiones,
que en el picar corazones
era mano de almirez;
1625
a mi boca otro menguado
dijo, con frialdad no poca:
«Cada labio de esa boca
es un bocací encarnado»;
a mi pelo, sin recelo,
1630
dijo un calvo muy de veras
que para hacer cabelleras
tenía estremado pelo;
díjome otro con pasión:
«Guardad esos dientes bellos,
1635
Serafina, que con ellos
me mordéis el corazón»;
y aun estos son los mejores,
si a oírlos te persuades,
los que no hablan necedades
1640
son quien las dice mayores.
Cuando alguno me contente,
si le procuro escuchar,
al punto empieza a llamar
campo del amor mi frente;
1645
luego un divino arrebol
mi cabello da en despojos;
luego que mis negros ojos
le dan dos higas al sol,
que porque no le hagan mal,
1650
cuando competir los ves,
dicen, que mi nariz es
un montante de cristal;
mis cejas, si este ha alabado,
son instrumento de un Dios
1655
desde cuyos arcos dos
dispara flechas vendado;
si dientes y boca aquel
verá el que quiera cogerla
suelta tanta de la perla,
1660
listo tanto del clavel;
la garganta no es cuestión
que es pasadizo de nieve
por donde a subir se atreve
por la boca el corazón;
1665
y ansí, Matea, sabrás,
que mi constancia te avisa
que el que habla mal, me hace risa,
y el que habla bien, me hace más.
Con verlos, de su amor luego
1670
se hace dueño mi desdén,
y con oírlos, también
vengo a triunfar de su ruego.
No viene a ser castigarlos
no oírlos ni verlos jamás,
1675
solo es castigarlos más
oírlos, verlos y dejarlos.

RAFAELA
Darante eternos renombres.
¡Lindo gusto de mujer!

MATEA
¿Qué gusto puede tener,
1680
quien quiere mal a los hombres?
A un hombre de lindo talle,
di ¿quién sabe hacer desprecio
de verle pisar tan recio
que desempiedra la calle?
1685
Con recato y con decoro,
cuando empuñan el rejón,
¿quién no cobrará afición
a un hombre que mata un toro?
¿Qué mujer no cobra amor
1690
aquel que en lid concertada
obra con la negra espada,
y con la blanca mejor?
Si el oírlos te da enojos,
¿por qué ha de ser permitido
1695
que eche a perder el oído
el crédito de los ojos?
Que mientan es más blasón
de la que quiere y suspira,
cuando pasa la mentira
1700
plaza de satisfación.
Al que no te ame, también
le puedes recompensar
lo que le llega a costar
fingir que te quiere bien.
1705
Los que son falsos amantes
que no han de vengarse ves
por mucho que hagan después
de lo que sufrieron antes.
Quien no te quiere ofender,
1710
y contigo está contento,
de uso, y no aborrecimiento,
solicita otra mujer.
¿Pues por qué se ha de enojar
el que tuyo llega a ser,
1715
si es una cosa querer
y es otra cosa variar?
El que a otra quiere después,
que no la querrá te arguyo
por el desmérito tuyo,
1720
que por su inconstancia es.
Pero ¡cuán agradecido
vendrá y con mayor deseo
el que después de otro empleo
vuelve amante arrepentido!
1725
Hermana, de errores tales
ni te admires ni te asombres;
créeme y quiere a los hombres,
que son bellos animales.

SERAFINA
Y de celos el dolor,
1730
¿a quién no causa recelos?

MATEA
Si no se usaran los celos,
¿de qué sirviera el amor?

SERAFINA
¿Que tanto los quieres?

MATEA
Sí.

SERAFINA
De ti me vengo a cansar
1735
tanto que te he de casar
porque me venguen de ti.

MATEA
Agradecerte debiera
la venganza que merezco.

SERAFINA
Digo que casarte ofrezco,
1740
pero ¿hallarás quién te quiera?

MATEA
Para que yo tome estado
y porque vengada estés,
bastará que tú me des
un amante desechado.

SERAFINA
1745
El que adoró mi beldad
¿cómo ha de poder quererte?

MATEA
Dos mil cosas de esa suerte
suele hacer la variedad.

SERAFINA
Ya os tomáis mucha licencia,
1750
y no sé como se atreve
una...

RAFAELA
Señora, las nueve.

SERAFINA
Ya es hora de dar audiencia.
Abre, ya pueden entrar.

RAFAELA
Ruido en la antesala escucho.

(Dentro GIBAJA.)

GIBAJA
Señores, la audiencia.

RAFAELA
1755
Mucho
tienes hoy que despachar.

(Sale DON ROQUE.)

ROQUE
Ya el sol riendo hace salva
al alba,
puesto que trae su arrebol,
1760
luz del sol;
la aurora que el campo dora
ríe y llora;
y yo en tiniebla, esta hora
en vuestra luz salgo a ver
1765
reír, llorar y amanecer
al sol, al alba y la aurora.

(Sale DON MARCOS.)

MARCOS
Ya produce matizado
el prado;
ya corre más diligente
1770
clara fuente;
brota la rosa olorosa
más golosa;
y yo, Serafina hermosa,
solo en veros salgo a ver
1775
producir, brotar, correr
la fuente, el prado y la rosa.

(Sale DON GONZALO.)

GONZALO
Ya más sonora y suave
canta el ave;
sin nubes, sin niebla fría
1780
nace el día;
calma el viento más atento
en su elemento;
yo, que ni uno ni otro siento,
salgo a veros, por mirar,
1785
cantar, nacer y calmar,
el ave, el día y el viento.

RAFAELA
¡Otro estilo desde ayer!
Amor los va mejorando.
SerafinaSeñores amantes, ¿cuándo
1790
acabó de amanecer?
Ya es mediodía, y querría
ver tan agudos talentos:
troben esos pensamientos,
si pueden, al mediodía.

(Sale DON PABLO.)

PABLO
1795
Abrásese haciendo salva,
el alba;
vencido con tu arrebol,
huye el sol;
la aurora herida se ignora
1800
donde llora;
y aunque es mediodía ahora,
abráseme o no he de ver...

TODOS CUATRO
...herir, abrasar, vencer
al sol, al alba y aurora.

(Sale GIBAJA.)

GIBAJA
1805
(Digo que la licioncilla
ha sido estremada cosa
y que están otros los cuatro;
así quiera ella estar otra.)

SERAFINA
Llegad, don Pablo.

GIBAJA
¡Valor!
1810
Hablalda muy descollado,
sin lugar.

PABLO
Yo soy soldado
de la milicia de amor;
que me embarqué significo,
rompiendo espumas y lamas
1815
por el golfo de las damas,
a la India de Puerto Rico.
No merecí que admitieras
los deseos de servirte,
aunque para persuadirte
1820
tomé puerto en las Terceras
Mal herido en tu escuadrón
donde me llevé la palma,
saqué una herida en el alma
y otra en el corazón.
1825
Otros mil servicios dejo
y solo que estimes pido
el tiempo que te he servido.

SERAFINA
Retiraos, que estáis muy viejo.

PABLO
Siempre esperé premio igual.

SERAFINA
1830
¡Oigan! ¡Que ha hablado en romance!

PABLO
Señora, el favor alcance
que pido en el memorial,
pues ya no soy de provecho.

SERAFINA
El memorial se verá.

PABLO
Vedlo luego.

SERAFINA
1835
Bien está.

GIBAJA
(Famosamente lo has hecho.)

SERAFINA
Este amante lo habla bien
con más prudencia y respeto.

GIBAJA
El desdén le ha hecho discreto.

SERAFINA
1840
Enseña mucho el desdén,
y vendrá a parar su ruego
en que le haga algún favor.

GIBAJA
Ea, llegad sin temor.

RAFAELA
Llegad, don Marcos.

MARCOS
Ya llego.
1845
No huye quien de vos espera
lograr felices trofeos,
que el despedir los deseos
es soberbia muy grosera.
No quise amar, pero amé,
1850
vencer quise y me rendí,
para ver la luz nací,
yo vi la luz y cegué.
Agradeced al que muere
quejoso, aunque no ofendido,
1855
que es la queja del herido
lisonja para el que hiere.
Ya contenta el alma llega
a no ver lo que miró,
quien la luz examinó
1860
vitoriosamente ciega;
mas para templar mi mal
solo pido...

SERAFINA
¿Qué queréis?

MARCOS
Que el premio solo me deis
que pide este memorial.

SERAFINA
Yo le veré.

GIBAJA
1865
(No va malo.)

RAFAELA
Otro hombre el podrido está.

SERAFINA
Esperanzas pedirá.

RAFAELA
Llegad, señor don Gonzalo.

MARCOS
¿Hablé a vuestro gusto?

GIBAJA
Sí;
1870
bien lo dijistis los dos.

MARCOS
Dadme licencia, por Dios,
para pudrirme de mí.

GONZALO
Pues yo, hermosa Serafina...

GIBAJA
En hablar culto trabaje.

MARCOS
1875
Mas ¡que se le va el lenguaje!

GIBAJA
¿Dónde?

MARCOS
A la jacarandina.

GONZALO
...un amor tengo que es mengua.

GIBAJA
(De que hable bien desconfío.)
Que lo errasteis.

GONZALO
(Señor mío,
1880
no me vayan a la lengua.)
Digo que estaba fiado,
(Turbado.)
quien adora el que confía...
Perdonadme, reina mía,
que esto es poco y mal hablado.

SERAFINA
1885
¡De ver a un hombre me espanto
que tenga turbación tal!

GONZALO
Señora, este memorial
dirá esto y otro tanto;
pensamientos como el hilo
1890
de delgados os dirá.

SERAFINA
¿Aún dura?

RAFAELA
Amor no podrá
enmendar un bajo estilo.

GONZALO
En él veréis el empeño
en que entra mi amor fiel;
1895
todo lo que digo en él,
cierto que es cosa de sueño.

SERAFINA
Esta noche, sin enojos,
sobre él espero soñar.

GONZALO
Eso es querer acertar
1900
mi deseo a cierra ojos.

MARCOS
(Que no puede más, recelo.)

GIBAJA
Mil necedades ensartas.

GONZALO
Callen barbas y hablen cartas.

SERAFINA
Pues venga el memorial.

GONZALO
Helo.

(Dale el memorial.)

MARCOS
1905
Una y otra necedad
habéis dicho, vive Dios.

GIBAJA
Don Roque, enmendaldo vos.

RAFAELA
Señor don Roque, llegad.

ROQUE
Llegue mil veces felice,
1910
aunque temeroso llegue,
amante que a conquistar
un imposible se atreve.
Yo huí del fuego que arrojan
dos dulces ojos ardientes:
1915
¿cuándo no logró centellas
aquel que en la piedra hiere?
Pero el osado y amante
dificultades emprende,
no se vence lo rendido,
1920
lo inexpugnable se vence.

GIBAJA
¡Bueno va!

GONZALO
¡Demonio es!

SERAFINA
No se perderá por este.

ROQUE
Verdad dice mi deseo,
no finge amor porque teme
1925
que a filos de una mentira,
una verdad se ensangriente.
¡Oh, si el dueño a quien adoro
el alivio permitiese
del llanto a los ojos míos,
1930
porque en líquidos corrientes
destile mi sentimiento!
Que porque le oigáis decente,
es la lengua muy grosera
y son ellos muy corteses.

SERAFINA
1935
¿Quién os quita que lloréis?

ROQUE
A mí naide.

GIBAJA
(Que se pierde.
Enmendaldo vos, don Marcos.)

SERAFINA
Pues llorad.

MARCOS
Si le sucede
lo que a mí, ¿cómo podrá,
1940
pues mi dueño ingrato quiere,
que sangriento su desdén
en todo mi amor se cebe?

SERAFINA
¿Pues cómo os impide el llanto
lo que queréis?

MARCOS
De esta suerte:
1945
Del agua del llanto es
el corazón arca débil
de tres llaves, y de esta arca
son los dos ojos dos fuentes.
Una llave tiene amor
1950
y otra llave el dolor tiene,
y como es tesoro real
el llanto, para que quede
con seguridad, se da
otra a la crueldad más fuerte.
1955
La llave de la crueldad
tenéis vos, y cuando quiere
abrir el dolor, procura
abrirla, pero no puede.
No puede tampoco amor
1960
abrir, aunque abrir pretende,
pues dolor y amor, ¿qué importa
que una y otra llave prueben,
si no quiere la crueldad,
siempre obstinada y rebelde,
1965
ni que mi dolor se alivie
ni que mi amor se consuele?

GONZALO
(En el pico de la lengua
lo tuve.)

ROQUE
(El hombre es prudente.)

GIBAJA
(Remediolo.)

ROQUE
El memorial
1970
os ofrece un pretendiente
(Dale el memorial.)
del amor; y así, si habéis
de consultalle, leelde.

SERAFINA
Una cosa por los cuatro
he de hacer.

ROQUE
¿Qué?

SERAFINA
Que no os cueste
1975
desvelos la dilación,
y estando todos presentes,
todos cuatro memoriales
despacharé de una suerte:
lee tú este memorial
1980
(Dale uno a MATEA.)
Matea; y tú lee este,
(Otro a RAFAELA.)
Rafaela; tú, Gibaja,
lee este.

(Dale otro a GIBAJA.)

RAFAELA
¿Qué es lo que quieres?

SERAFINA
Leerlos todos a un tiempo
y que a un tiempo los decreten.
Leed.
1985
(Lee.)
«Don Marcos desea,
puesto que no le queréis,
que por esposa le deis
a vuestra hermana Matea».

SERAFINA
¿A Matea?

MARCOS
Sí, señora.

SERAFINA
¿Y ese?

RAFAELA
1990
Lo mismo pretende
don Pablo.

MATEA
Y don Gonzalo
pide lo mismo por este.

SERAFINA
Y ese ¿qué pide?

GIBAJA
Lo mismo.

SERAFINA
No es posible.

MATEA
Lee.

RAFAELA y GIBAJA
Lee.

SERAFINA
1995
¡Qué equívocos eran todos
los fingimientos corteses!

PABLO
Yo dije que el memorial
diría lo que pretende
mi deseo.

MARCOS
Al memorial
2000
trasladé voces decentes.

GONZALO
Yo fundé en mi memorial
mi pretensión.

ROQUE
No te ofende
quien herido del desdén
la medicina apetece.

SERAFINA
2005
(Eslabones sus palabras
en mi corazón ardiente
sacan menudas centellas:
muchas son, pero aun no prenden.)

GIBAJA
(Aún no ha obrado la purguilla,
2010
mas polvos de celos tiene.)

SERAFINA
¿De suerte, señor soldado
de amor, que servistis siempre
de Matea en la milicia,
y que era aquella prudente
2015
metáfora por mi hermana?

PABLO
Perdonad que lo confiese.

SERAFINA
¿La aurora, el alba y el sol,
el prado, la rosa y fuente,
el arca del corazón
2020
con las tres llaves que tiene,
amor, dolor y crueldad,
y otros requiebros más verdes
por ella eran?

MARCOS
Sí, señora.

SERAFINA
¿Es ansí?

ROQUE
No hay quien lo niegue.

GONZALO
Yo testigo.

SERAFINA
2025
Vos, don Marcos,
¿no confesasteis mil veces
que adorabais mi hermosura?

MARCOS
Y porque yo la confiese,
¿cuándo oyó vuestra constancia
2030
de mi amor ruegos decentes?
Mil veces confesaré
que el que a esas manos se atreve,
toma el cielo con las manos;
y el que esas mejillas viere,
2035
bien verá que no podéis,
por tristeza o accidente,
poner sobre la mejilla
la hermosa mano de nieve,
porque ella no se derrita
2040
o porque ellas no se hielen.
Pero como yo he dejado
que mi inclinación me fuerce,
me lleva mi inclinación
a otro dueño; haced que premie
2045
vuestra hermana mi deseo,
porque no será decente
que se descubra el dolor
y la herida se cautele.

SERAFINA
Vos, Matea, ¿qué decís?

MATEA
2050
Que me ofreciste dos veces
darme esposo y darme dueño
como haya quien me desee;
y puesto que hay quien me quiera,
que cumplas lo que prometes.

SERAFINA
¿Y a cuál eliges?

GONZALO
2055
Si acaso
don Gonzalo te merece...

(Todos ruegan a MATEA.)

MARCOS
Si agradeces mi elección...

ROQUE
Si una constancia agradeces...

PABLO
Si una inclinación se premia...

MATEA
Los memoriales.

RAFAELA
2060
¿Qué quieres?

(Pónese grave MATEA.)

MATEA
Decretarlos.

RAFAELA
(Ya se entona.)

GIBAJA
Estos son.

MATEA
¡Gran paso es este!
Don Marcos, oíd.

SERAFINA
Primero,
(Quítaselos.)
dejad que yo los decrete.
¿Cómo, villanos,...

MARCOS
2065
¡Señora!

SERAFINA
...segundo dueño prefieren
delante de mi hermosura
vuestras pasiones aleves?
¿Cómo, traidores...

GIBAJA
(Pegó.)

SERAFINA
2070
...en la corte de amor puede,
si amor se pierde por niño
vuestra urbanidad perderse?
¡Idos, don Marcos!

MARCOS
No sea
mi dueño quien me desdeñe,
2075
que no me ofende tu enojo.

MATEA
Don Marcos, volved a verme.

SERAFINA
¡Idos, don Roque!

ROQUE
¿Y qué hará
quien adora y quien padece?

MATEA
Yo haré que no padezcáis.

SERAFINA
¿Qué aguardáis los dos?

PABLO
2080
Que dejes...

GONZALO
Que consientas...

SERAFINA
¡Idos luego!

PABLO
...que el que ama...

GONZALO
...que el que padece...

MATEA
Yo me acordaré de entrambos.

SERAFINA
¡Que esto escucho!

PABLO
...si te ofende...

SERAFINA
¡No me habléis más!

GONZALO
2085
...si te agravia...

SERAFINA
¡Calla o te daré la muerte!

MATEA
Señora, el ser más dichosa
no te hace...

SERAFINA
¡Traidora, vete!

RAFAELA
Mira bien...

SERAFINA
¡Calla, villana!

GIBAJA
Advierte...

SERAFINA
2090
¡Todos me dejen!

MARCOS
(Mejorose mi fortuna.)

GONZALO
(Andallo.)

MARCOS
(Padezca.)

ROQUE
(Pene.)

SERAFINA
¡Criad segundas en casa!

MATEA
No hay belleza como suerte.

GIBAJA
¡Salte el huevo!

PABLO
2095
Pague en celos
lo que ofendió con desdenes.

SERAFINA
¡Presto los hombres olvidan!

MARCOS
¡Presto las mujeres quieren!

SERAFINA
¡Mujeres, lo que hombres son!

MARCOS
2100
¡Hombres, lo que son mujeres!

MATEA
De hoy más he de ser feliz.

GIBAJA
Salió mi ardid como siempre.

SERAFINA
A morir me voy de enojo.

MARCOS
Voy a pudrirme dos meses.

MATEA
2105
A estimar mi suerte voy.

ROQUE
Voy a consolarme adrede.

GONZALO
Voy a hacer lo que yo sé.

PABLO
¡Ah, qué lugar se me ofrece!

SERAFINA
¡Mujeres, todos los hombres
son unos!

PABLO
2110
¡Unas son siempre
todas las mujeres, hombres!

SERAFINA
Son traidores.

RAFAELA
Son aleves.

MARCOS
Adoran aborrecidas.

PABLO
Adoradas aborrecen.

SERAFINA
2115
¡Mujeres, lo que son hombres!

GONZALO
¡Hombres, lo que son mujeres!


Jornada III

Salen RAFAELA y SERAFINA, medio desnuda, el cabello tendido.

SERAFINA
En fin, ¿no quieres dejarme,
Rafaela?

RAFAELA
Señora no,
que estás con el crecimiento.

SERAFINA
2120
Vete y déjame, por Dios,
morir a solas.

RAFAELA
Señora,
yo te he cobrado afición,
(Paseándose las dos.)
aunque criada, y no quiero
que te mueras sin doctor.

SERAFINA
2125
Vete, que solo en mi queja
tiene alivio mi dolor.

RAFAELA
Mira que te puede dar
sobre una imaginación
un suspiro, ¡Dios nos libre!

SERAFINA
¿Y matarame?

RAFAELA
2130
¡Pues no!
¿Pues de qué murió la amante
de Teruel? De eso murió.

SERAFINA
Pues mis suspiros escucha.

RAFAELA
Ansí hablarás.

SERAFINA
Es error,
2135
porque nunca fue palabra
el suspiro, con ser voz.

RAFAELA
Los suspiros nunca supe
de la calidad que son,
porque a unos causan alivio,
2140
pero a otros desazón;
uno muere de un suspiro,
otro de él convaleció,
es triaca y es veneno,
es alivio y es pasión:
2145
yo no entiendo a los suspiros.

SERAFINA
¿No has visto a una misma flor
que un viento la reverdece
y que otro la marchitó?
Es que aquel viento que sopla
2150
las calidades tomó
de la tierra donde nace,
y así, aquel viento o vapor,
si es seco, abrasa la rosa,
y si es húmedo, la oreó.
2155
El suspiro que del cuerpo
se origina, ¿quién dudó
que el corazón nuestro alienta?
Pero aquella exhalación
que se levanta del alma,
2160
como es su fuego veloz,
obra con las calidades
de fuego en el corazón.
Corazón y flor ejemplo
te darán, pues son los dos,
2165
ella, un corazón del campo
y él, de la vida una flor.

RAFAELA
Pues ahora estás tan moral
y yo tu gusano soy,
permíteme que hebra a hebra
2170
te hile toda la pasión.
La verdad me di, señora.
¿Tienes amor? Dilo.

SERAFINA
No.

RAFAELA
Mira, el amor y los celos
unas calenturas son
2175
que hasta que salen al labio
no las ve el que las pasó;
mas por sola la experiencia
te diré tu mal, que yo
he estado muy achacosa
2180
de estos males, gloria a Dios.
Di ¿aborreces algún hombre?

SERAFINA
Ninguno de mi afición
es dueño.

RAFAELA
No te pregunto
sino si aborreces hoy
2185
a aquel que ayer no querías.

SERAFINA
Yo aborrezco a quien me amó,
pero ¿cómo saber puedes
de mí este fuego veloz
preguntando por el odio
2190
y no por la inclinación?

RAFAELA
Ahora lo verás. ¿Por qué
le aborreces?

SERAFINA
¿No es razón
que aborrezca a quien me quiso
si a otra adora y a mí no?

RAFAELA
2195
Pues si aborreces a quien
te olvida, porque te amó,
si por eso le aborreces,
le tienes por eso amor.

SERAFINA
¿Cuándo has visto amor sin celos?
2200
Pues no teniéndolos yo,
es cierto que amor no tengo.

RAFAELA
Celos tienes.

SERAFINA
Es error.

RAFAELA
¿De tu hermana no los tienes?
¿No me lo dijo tu amor?

SERAFINA
2205
Yo de mi hermana los tengo,
no de quien la ama en rigor;
y una cosa es tener celos
de ella, porque fue elección
de quien me quiso, y es otra
2210
celos de quien la eligió;
de ella, y no de quien la quiere,
son mis celos, luego son
celos de ira los que tengo
y no celos del amor.

RAFAELA
2215
¿Qué más tiene tener celos
de quien es adoración
del amante o tener celos
del mismo que la adoró?
Los de ella son unos celos
2220
de sentir que granjeó
el amante que la olvida;
los de aquel que se mudó
a adorar otro sujeto,
¿no nacen de una pasión?,
2225
¿no son de una causa efectos?
Luego no habrá distinción
en celos de ella por él
si él fue aquel que los causó,
o en los celos de él por ella
2230
si unos mismos celos son.

SERAFINA
¿Quieres ver que tengo celos
de ella y de quien me ama no?
Cuatro son los que la quieren,
y, si yo tuviera amor,
2235
a uno quisiera no más:
es asentada opinión
que no es amor verdadero
el que se reparte en dos.
Luego si a cuatro no puedo
2240
tener amor, ¿no es cuestión
que de los cuatro tampoco
tendré celos? Pues si doy
que tengo celos, mis celos
serán -si es que celos son-
2245
de ella, por querida sí,
de ellos, por amantes no.

RAFAELA
A eso respondo que tú
querrás a alguno.

SERAFINA
El dolor
que tengo en el alma es ese.

RAFAELA
¿Pues qué es?

SERAFINA
2250
Una obstinación
de no amar, con el deseo
de amar a quien me olvidó.

RAFAELA
¿Luego es amor?

SERAFINA
Pues di: ¿a quién
quiero si quiero?

RAFAELA
El mejor
es don Marcos.

SERAFINA
2255
Morireme
si sufro su condición.

RAFAELA
Don Gonzalo, el estremeño,
es bueno, porque es hombrón.

SERAFINA
¿Qué importa que sea diamante,
si es bruto?

RAFAELA
2260
Tienes razón.
¿Y don Pablo?

SERAFINA
¿Quién podrá
sufrir su conversación?

RAFAELA
¿Don Roque?

SERAFINA
No quiero amante
que tiene tan raro humor,
2265
que no me quiere por mí
sino por su condición.

RAFAELA
¿Qué sientes?

SERAFINA
Siéntome arder.

RAFAELA
¿Dónde está el mal?

SERAFINA
¡Qué sé yo!

RAFAELA
Mira si es dentro del alma.

SERAFINA
2270
No, como el doliente soy
que el dolor tiene y no sabe
adonde tiene el dolor.

RAFAELA
Señora, y esta academia
que has dispuesto para hoy,
¿A qué efecto?

SERAFINA
2275
Hoy cumple años
Matea, y con ocasión
de festejarla he dispuesto
-por disimular mejor
mi pena y dar a entender
2280
cuán poca es la estimación
que hago de uno y otro amante,
que uno y otro me olvidó-
celebrar una academia
donde el asunto peor
2285
es mi asunto, que ha de ser
de mi disimulación.
Y porque viendo mi ingenio,
quiero que el que se cegó
de mis ojos y no quiso
2290
penetrar la luz del sol,
que adore el entendimiento,
pues la luz desperdició.

RAFAELA
Y de esta regla creída
verán tan nueva excepción,
2295
que siendo Matea y tú,
hermosa tú y ella no,
contra el uso habéis de ser
en la academia las dos,
fea ella con ignorancia,
2300
tú hermosa con discreción;
pero ella sale, señora,
a esta sala.

SERAFINA
Yo me voy.

RAFAELA
Háblala por vida tuya,
y muy a lo socarrón;
2305
si te da lugar la pena
haz burla de la elección
de sus amantes, y a ellos
la puedes hacer mayor,
porque sienta por agravio
2310
el que tuvo por blasón.

SERAFINA
Bien me aconsejas, si pueden
risa y llanto con valor
calmar el llanto en los ojos
y herir la risa en la voz.

(Sale DOÑA MATEA.)

MATEA
2315
La música viene aquí,
todo prevenido está.

SERAFINA
¿Enviaste a llamar ya
los académicos?

MATEA
Sí.
Mis años has celebrado
como tuyos.

RAFAELA
2320
Y mejor.

SERAFINA
Siempre te he tenido amor.

MATEA
Algo lo has disimulado.

SERAFINA
Pero hoy te trae mi afición
a quien te ama, hermana mía,
2325
porque celebren tu día
los que aman tu perfeción.

MATEA
¿Perfeción? No soy hermosa,
que el espejo no me engaña,
feliz sí.

SERAFINA
Desde tamaña
2330
te tuve por venturosa.
Ninguno que te ama aquí
te ha llegado a merecer.

MATEA
Claro está. ¿Qué pueden ser
los que no te aman a ti?

SERAFINA
2335
Un podrido te ha querido,
y es ajar tu pundonor
que te ame.

MATEA
No es lo peor
lo que le agrada a un podrido.

SERAFINA
Busque un lugar el señor
2340
montañés, muy ponderado
para el amor.

MATEA
En mí ha hallado
un lugar para el amor.

SERAFINA
Que te ama un contento, vi
que a todas quiere igualmente.
¿No es verdad?

MATEA
2345
Y solamente
no se contenta de ti.

SERAFINA
Si te aman a ti es porque
mis desdenes han sentido,
todos a mí me han querido,
2350
y a todos los desdeñé.
Pero conmigo no ignoras
que son con malicia clara
traidores.

MATEA
Muy cara a cara
te hablan para ser traidores.

SERAFINA
2355
Pero si yo los quisiera,
en que me amaran te funda.

MATEA
Siempre viste la segunda
desechos de la primera.

SERAFINA
Tan aburrida estoy, sí,
2360
que, por no escucharte, intento
irme desde aquí.

MATEA
¿Al convento
que tenías para mí?

SERAFINA
¿Y no estarás sin decencia
pobre tú y pobre tu amante
2365
en religión mendicante?

MATEA
Yo quiero esta penitencia.

SERAFINA
Si a responderme te pones,
vencerasme, es cosa clara.

MATEA
¿Por qué?

SERAFINA
Porque tienes cara
2370
de alcanzarme de razones.
(Vase.)

RAFAELA
La hermosa solo merece
del amor el interés.

MATEA
No es hermosa la que lo es
sino la que lo parece.

(Sale SERAFINA.)

SERAFINA
2375
Cansada de oírte estoy,
ruido en la antesala he oído;
entra a ver quién ha venido,

RAFAELA
Por medio la abre. Yo voy.

(Vase por una parte. Sale por otra GIBAJA.)

GIBAJA
Años mil, si darlos puedo,
2380
cumpláis, Matea divina,
en vida de Serafina.

MATEA
(¡Maldiciones, que la heredo!)

GIBAJA
Y con finezas constantes,
que amor en ti vinculó,
2385
goces, casándote yo,
el mejor de tus amantes.

SERAFINA
No habla conmigo.

MATEA
En efeto,
¿no dirás a qué has venido?

GIBAJA
A la academia he traído
2390
mis catorce de soneto.

SERAFINA
¿Qué tal es?

GIBAJA
¡Gran pensamiento!

MATEA
La verdad, escrito a medias.

GIBAJA
¡Bueno! Yo hago las comedias
que acaban en casamiento.
Ya hago una.

SERAFINA
2395
¿Poeta eres?

MATEA
¿Buena traza?

GIBAJA
Singular.

SERAFINA
¿Y cómo se ha de llamar?
Dilo.

GIBAJA
Lo que son mujeres.

MATEA
¿Y tiénesla ya acabada?

GIBAJA
No.

SERAFINA
2400
Pues yo la iré leyendo.

MATEA
¿Qué tanto hay?

GIBAJA
Voy escribiendo
en la tercera jornada.

SERAFINA
¿Qué figuras del tablado
son las que has introducido?

GIBAJA
2405
Un contento y un podrido,
un montañés y un menguado.

SERAFINA
Serán papeles valientes.

GIBAJA
Y ha de tener cada uno
su capricho.

MATEA
Uno por uno
2410
son mis cuatro pretendientes.

SERAFINA
¿Mujeres?

GIBAJA
Una que adora
a cuantos viere y no viere,
y otra que a ninguno quiere.

SERAFINA
¿Mi hermana y yo?

GIBAJA
Sí, señora.

SERAFINA
¿Silbaranla?

GIBAJA
2415
No lo sé,
como en el patio mandaren.

MATEA
¿Te enojarás si silbaren?

GIBAJA
Si lo merece, ¿por qué?
Los que más me han aplaudido,
2420
que una y otra han vitoreado,
me miran cuando la he errado
como a privado caído.
Si entro aplaudido aquel día,
y no me habla bien Apolo,
2425
dejáronme venir solo
la gente que me seguía.

SERAFINA
Esa comedia es segura,
al aplauso te prevén.

GIBAJA
La que a nadie quiere bien
2430
ha de cansar por figura.

SERAFINA
Lo más bien visto ha de ser.

MATEA
Ese capricho remedia.

GIBAJA
(Aparte.)
(Contándola la comedia
la digo mi parecer.)
2435
Mas tengo trazado ya
que aunque es entendida y bella,
ninguno la quiera a ella.

SERAFINA
Eso es lo que ella querrá.

GIBAJA
Pero he pensado también
2440
que el amante que la viere
quiera a la que a todos quiere.

SERAFINA
Eso quiere ella.

MATEA
Hace bien.

SERAFINA
La constante, yo he pensado,
que, viéndola sin amor,
2445
ha de ser la que mejor
parecerá en el tablado.

MATEA
La que ama con viva llama
es más estraña mujer:
al pueblo ha de parecer
2450
mejor la que a todos ama.

SERAFINA
La fácil no más escusa.

MATEA
A la constante condena.

SERAFINA
La facilidad no es buena.

MATEA
La constancia no se usa.

SERAFINA
2455
Cuando a los fines esté...

MATEA
Si a la traza conviniere,
casa a la que nadie quiere.

GIBAJA
¿Con quién?

MATEA
Yo lo pensaré.

SERAFINA
...a la que no supo amor
deja sin casar.

MATEA
2460
Sea ansí.

SERAFINA
Sea.

GIBAJA
Silbaranme a mí
si la dejo sin casar.

MATEA
¿Pues qué trazas?

GIBAJA
Sin recelos
de silbo, en un paso estraño
2465
trazo a la una un engaño,
y doy a la otra unos celos,
y otros diferentes ramos
el patio celebrará.

(Sale una CRIADA.)

CRIADA
Todos han venido ya
a la academia.

SERAFINA
2470
Pues vamos.

GIBAJA
¿No es linda traza?

SERAFINA
Estremada.

GIBAJA
¿Qué te parece?

MATEA
Famosa.

SERAFINA
No seré yo la celosa.

MATEA
No seré yo la burlada.
¡Contenta estoy!

SERAFINA
2475
¡Muerta vivo!

GIBAJA
Voy a la academia.

SERAFINA
Ven.

GIBAJA
Una academia hay también
en la comedia que escribo.
(Vanse.)

(Sale RAFAELA con una sobremesa.)

RAFAELA
A esta sala han de venir,
2480
y puesto que aquí ha de ser,
los bancos quiero poner
y el recado de escribir;
pero sola no podré
si no me ayudan a mí;
2485
mas Gibaja viene allí,
a Gibaja llamaré.
¡Gibaja!

(Sale GIBAJA.)

GIBAJA
¿Quién me ha llamado?

RAFAELA
Yo.

GIBAJA
¿Qué quieres?

RAFAELA
¿Qué ha de ser?
Que me ayudes a tender...

GIBAJA
Habla presto.

RAFAELA
2490
...aquel estrado.

GIBAJA
Quien tus partes estimó,
justo es que a servirte acuda,
desde hoy he de ser tu ayuda,
pero de cámara no.

RAFAELA
Tiende esa alfombra.

GIBAJA
2495
(Tiéndenla.)
¿Trae lodos?

RAFAELA
¿No es soberbia alfombra esta?

GIBAJA
Antes de puro modesta
se deja pisar de todos.

RAFAELA
Tiende igual.

GIBAJA
Sí tenderé.

RAFAELA
El bufete.

GIBAJA
2500
(Pónenle.)
Mucho pesa.

RAFAELA
Cásame esta sobremesa
con el bufete.

GIBAJA
(Tiéndenla.)
Sí haré,
pero el bufete se ensancha.

RAFAELA
Cásale.

GIBAJA
No le conviene,
2505
que la sobremesa tiene
por un cuarto una gran mancha.

RAFAELA
¿Pues el bufete quién es
que de esa mancha se enfada?
¿No es una bestia pesada
2510
que anda siempre en cuatro pies?

GIBAJA
Dices bien, no mire en nada:
¡cásese, cuerpo de tal!

RAFAELA
Córtala.

GIBAJA
Pues ponla igual,
no sea corta y mal echada.

RAFAELA
2515
Pluma y tinta venga aquí.

GIBAJA
Y los polvos vengan presto.
(Pónenlo todo.)

RAFAELA
Muchos hacen mangas de esto.

GIBAJA
¿De polvos de cartas?

RAFAELA
Sí.

GIBAJA
Dime necedades hartas,
2520
que escuchártelas me alegra.

RAFAELA
Las mangas de lama negra
¿no son de polvos de cartas?

GIBAJA
Poner los bancos intento.

RAFAELA
¡Pardiez que ha de ser gran día!

GIBAJA
2525
¿Ves esto de la poesía?
Pues todo es cosa de viento.

RAFAELA
Ya bien pueden empezar.

GIBAJA
Parlando están allá fuera.

RAFAELA
En tanto, saber quisiera
2530
yo cuándo me he de casar;
¿no me lo ofreciste?

GIBAJA
Digo
que a darte un novio me allano,
mas ¿quiéresle de mi mano?

RAFAELA
Sí.

GIBAJA
Pues cásate conmigo.

RAFAELA
¿Juegas?

GIBAJA
2535
Sí, gracias a Dios.

RAFAELA
¿Gastas?

GIBAJA
A todo rozar.

RAFAELA
¿Viéneste tarde a acostar?

GIBAJA
A la una o a las dos.

RAFAELA
¿Callarás?

GIBAJA
¿Pues qué he de hacer?

RAFAELA
¿Verás?

GIBAJA
2540
No veré, a fe mía.

RAFAELA
¿Y en casa estarás de día?

GIBAJA
A las horas del comer.

RAFAELA
¿Vivirás muy confiado?

GIBAJA
Y desconfiado también.

RAFAELA
2545
¿Y a mí me tratarás bien?

GIBAJA
Como ande yo bien tratado.

RAFAELA
¿No me dejarás mandar?

GIBAJA
Mucho puede la razón.

RAFAELA
¿Irás a una comisión?

GIBAJA
2550
Si tú me la hicieres dar.

RAFAELA
¿Sabrásme amar y querer?

GIBAJA
Cuando me toques a mí.

RAFAELA
¿Estás firme en eso?

GIBAJA
Sí.

RAFAELA
No te faltará mujer.

GIBAJA
2555
De tu ama saber quisiera
qué tahúr de amor la agrada.

RAFAELA
Ella está ya tan picada
que jugará con cualquiera.

GIBAJA
¿Picada está?

RAFAELA
¿No lo ves?

GIBAJA
2560
Pero la academia toda
viene ya.

RAFAELA
Esto, y la boda
se quede para después.

(Salen todos los académicos y MÚSICOS.)

MÚSICOS
Hoy cumple quince años,
Matea divina,
2565
pero solo con ellos
no es muy cumplida.

MÚSICOS
Esto de los años,
yo no lo entiendo;
que aunque es bueno cumplirlos,
2570
no lo es tenerlos.

(Canta RAFAELA.)

RAFAELA
Por cortés no he tenido
sino por viejo
al que anda con sus años
en cumplimientos.

MARCOS
2575
¡Que se usen academias,
y que muy necio y confiado
de mis versitos me venga
con mi locura en la mano!

SERAFINA
El fiscal sea Rafaela;
2580
Matea, a quien celebramos,
presidirá, y yo he de hacer
oficio de secretario.

RAFAELA
La música a cada asunto
que se lea, está trazado
que cante.

MARCOS
2585
Pero ha de ser
lo que se cante, glosando
el mismo asunto.

ROQUE
Está bien.

GIBAJA
Cada académico ha dado
una letra al mismo asunto
que trae.

RAFAELA
2590
Ea, ¿no empezamos?

PABLO
La oración.

GIBAJA
¿A quién le toca?

RAFAELA
A la que preside.

MARCOS
Al caso;
y no haya oración muy larga
de un grave sueño, que al cabo
2595
de un hora larga nos diga
mil disparates soñados.

GIBAJA
Es sueño con pesadilla.

ROQUE
Hágase en lenguaje claro
proposición de la fiesta.

PABLO
2600
Pues propositio est oratio.

SERAFINA
A los años de Matea,
que cumpla felices años,
¡oh milicia de las letras!,
en día festivo os llamo.

RAFAELA
2605
Diósele el primero asunto:
¿a quién se le dio?

GIBAJA
A don Pablo,
y es la que a doña Matea
pida que elija de cuatro
que la quieren un sujeto.

RAFAELA
2610
Pero se le ha ordenado
que sea en cuatro redondillas,
y han de tener todas cuatro
los tres versos en romance
y en latín el verso cuarto.

GIBAJA
2615
En redondillas parece
que es difícil.

GONZALO
Para mancos.

PABLO
Pues canten la siguidilla
que hice a mi Matea.

ROQUE
Oigamos.

MÚSICOS
Mira que en la corte
2620
dicen algunos
que por querer a cuatro
no eliges uno.

PABLO
Cuatro aspiran a tu mano,
pero en ninguno te empleas,
2625
si hombre de valor deseas,
diré Arma virumque cano.
Si yo no vengo a ser solo
a quien el premio se dé,
que no te quiero diré
2630
sed nolendo dico volo.
Piadoso tu desdén mire
esta mi ardiente pasión,
ábreme tu corazón
si forte vis aperire.
2635
Cuatro somos, pues, por Dios,
que a uno solo el premio des,
que desengañes los tres,
te rogamus audi nos.

RAFAELA
Diósele el segundo asunto
2640
de la academia a don Marcos.

MATEA
A que en doce redondillas
nos diga, por no ser largo,
doce cosas solamente
de las que se pudre.

GONZALO
¿Es chasco?

MARCOS
2645
Canten mi letra primero.

SERAFINA
¡Famoso asunto!

RAFAELA
Ajustado.

MÚSICOS
No están todos
en la casa de los locos.

MARCOS
Púdrome de lo siguiente:
2650
porque este asunto escribí
a esta academia, de mí
me pudro primeramente.
Item más: pudrirme debo
de que echen todos el mal
2655
a quien por no tener sal
no ha echado sal en el huevo.
El que se teme del rayo
sin haberle hecho por qué,
¿para qué quiere que dé
2660
en la casa de Tamayo?
Que el que en un lodo o pantano
cayó de torpe o de ciego,
se levante y vaya luego
a la nariz con la mano.
2665
Que un reloj compre un menguado
y a todos ande después
preguntando qué hora es
para traerle ajustado.
Aquel que sin resistillo
2670
con un servidor ha andado,
¿por reñir en colorado
límpiase de lo amarillo?
Que se azote un majadero
no me causa pesadumbre,
2675
pero ¡que haya quien le alumbre,
costándole su dinero!
Que ande un hidalgote añejo
con aire y hielo a porfía
por los montes todo un día
2680
para coger un conejo.
Que haya puercos mentecatos,
que aunque sea de buen pelo,
ensucien un ferreruelo
por limpiar unos zapatos.
2685
Y que ahorre el mosquetero
seis cuartos de su caudal,
y que se venga al corral
a silbarse su dinero.
Que por ruar un peinado
2690
día de Ángel y san Blas,
alquile un coche no más
a estar seis horas parado.
Que envíe un hombre a comprar
un caballo a Andalucía,
2695
y le preste el mismo día
que llega para torear.
Que haya quien vaya a porfía
a los toros de Alcalá,
no más de a pasar allá
2700
dos noches malas y un día.
Pues los músicos digan a coros:

MÚSICOS
No están todos
en la casa de los locos.

MATEA
Bien escrito está el asunto.
2705
El tercero se le ha dado
a don Roque; es a que diga
ocho coplas ponderando
por qué no se le da nada
de todo.

ROQUE
Empiecen cantando
2710
los músicos mi letrilla.

RAFAELA
Es vieja.

ROQUE
Pero es del caso.

GIBAJA
Ea, canten, por vida mía
la letrilla.

RAFAELA
Ya cantamos.

MÚSICOS
Que se caiga la torre
2715
de Valladolid,
como a mí no me coja,
¿qué se me da a mí?

ROQUE
Un disparate es morirse,
el pudrirse más de mil;
2720
luego el pudrirse es lo mesmo
que irse dejando morir.
Traiga o no traiga mi dama
la pollera o faldellín,
¿por qué la he de pedir cuenta
2725
de lo que yo no la di?
La fama que el abogado
tiene sin saber latín,
¿qué me importa que la tenga,
si no ha de abogar por mí?
2730
Que un caballero novicio
salga a torear en Madrid,
pregunto yo: ¿rueda él
por entrambos o por sí?
Que no pague a los criados
2735
un señor, ¿qué importa, en fin,
si ha menester lo que tiene
para echallo por ahí?
¿Qué me importa que don Diego,
don Andrés o don Martín
2740
no tengan para comer,
si lo gastan en vestir?
Hacerse uno caballero,
saberlo obrar y fingir,
¿qué le quita a mi solar,
2745
si echa la culpa al del Cid?
La mujer que me ha admitido,
aunque mire aquí y allí,
el favor que a mí me hace
¿por qué se le he de reñir?
2750
Pues los músicos vuelvan a decir:

MÚSICOS
Que se caiga la torre
de Valladolid, etc.

GIBAJA
Así habían de ser todos
los hombres.

MATEA
Asunto cuarto,
2755
que se le dio en seguidillas
doce al señor don Gonzalo.
Explique de qué manera
quiere a la dama.

GONZALO
Escuchaldo:
Pero yo no he dado letra;
2760
mas todo el coro muy claros
todos los últimos versos
me los pespunten al canto.
Jesús, María y José,
seguidillas, ¿digo algo?

ROQUE
No hay más qué decir.

GONZALO
2765
Principio
de la obra.

GIBAJA
Bien pensado.

GONZALO
La dama que yo adoro
quiero que tenga
una cara, que todos
2770
digan bellezas.

MÚSICOS
Una cara, etc.

GONZALO
Sea pequeña o grande,
me parece bien,
que a la larga o la corta
2775
la pienso querer.

MÚSICOS
Que a la larga o la corta, etc.

GONZALO
Aunque sea habladora,
también la quiero,
que la mujer del chisme
2780
me viene a cuento.

MÚSICOS
Que la mujer, etc.

GONZALO
Flaca no la quiero,
porque es vergüenza
tener un hombre dama
2785
que haga flaquezas.

MÚSICOS
Tener, etc.

GONZALO
A la gorda es un tonto
quien no la adora;
vale lo que pesa
2790
cualquiera gorda.

MÚSICOS
Vale, etc.

GONZALO
Pero fea o hermosa
no la despido,
que el quererlas a todas
2795
cierto que es vicio.

MÚSICOS
(Repiten.)
Pero fea, etc.

GONZALO
Fin de la obra. En Madrid,
y lo firmo: «don Gonzalo».

RAFAELA
El quinto y último asunto.

GIBAJA
2800
Quedo, que aunque no me han dado
asunto, traigo un soneto
de don Juan el Valenciano,
que en juegos de la poesía
fue gran tahúr de vocablos.

RAFAELA
Vaya el soneto.

MARCOS
2805
¿Y sin letra?

GIBAJA
No, que a la letra le traigo.
A tus amantes, ninfa vil, repástalos,
y en regalada cama incasta, acuéstalos,
búscalos, enamóralos, recuéstalos,
2810
preténdelos, escóndelos y engástalos.
A todos castos con fervor descástalos,
a todos peros en tu cesta encéstalos;
aunque no te molesten, tú moléstalos;
aunque no te embanasten, tú embanástalos.
2815
Por cuatro o cinco endrinas, Dina, endrínalos,
en ocho o nueve cubas, cuba, enmóstalos;
con doce o trece sustos, dama, asústalos;
llámalos, amoléstalos, inclínalos,
abrásalos, enciéndelos y tóstalos,
2820
enfráudalos, engáñalos y embústelos.

RAFAELA
El último y sexto asunto
manda que representando
Matea con Serafina,
hagan entrambas un lazo
2825
de dos asuntos; pero ellas
los han de elegir entrambos.

GIBAJA
Metro y asunto son libres.

MATEA
A obedecer me levanto
y a representar mi asunto.

SERAFINA
2830
Yo, lo que se me ha ordenado
por la academia obedezco.

MATEA
Mi asunto es este, escuchadlo:
a una dama que quería
cuantos vía, pero cuando
2835
se ve querida, aborrece
los mismos que antes ha amado.

SERAFINA
Pues mi asunto es a una dama
que siempre aborreció cuantos
la quisieron, pero hoy quiere
2840
solo porque la olvidaron.

MATEA
En décimas es mi asunto.

SERAFINA
También lo es el mío.

RAFAELA
¡Raros
asuntos!

GIBAJA
Pues cante el coro
lo mismo con que acabaron
2845
la audiencia de los amantes.

RAFAELA
Y tanto a mí me ha agradado
el estribillo, que todos
a mi ruego le estudiaron.

MÚSICOS
Si aborrecidas adoran,
2850
si adoradas aborrecen,
¡lo que son mujeres!

MATEA
Cuando a los hombres amaba
mi obstinación y porfía,
no pensé que merecía
2855
lo mismo que deseaba;
que como desconfiaba
de mis méritos, también
por tenerlos quise bien;
mas como veo mi error,
2860
me desnudo del amor
por estrenar el desdén.

SERAFINA
Cuando una y otra pasión
desechó mi voluntad,
lo hacía mi vanidad
2865
aun más que mi inclinación;
pero aunque mi presunción
se llegó a desengañar,
al contrario debo obrar:
luego forzoso ha de ser
2870
que yo busque a quien querer
si no hallo a quien desdeñar.

MATEA
Ya dentro del alma siento
mi dolencia remediada,
pues de un achaque de amada
2875
creció un aborrecimiento.
La llama de aquel violento
fuego está desvanecida:
convalecí de querida
y sané de aborrecer,
2880
si no vuelvo a recaer
en viéndome aborrecida.

SERAFINA
Parece, si a mi dolor
junto mi desconfianza,
que es quien quiere mi venganza
2885
no quien se queja mi amor.
Amo de ira, y cría el ardor
verme olvidar y ofender;
¿de ofendida he de querer?
¡Oh, amor errado y impropio!
2890
¡Que quiera yo por lo propio
que había de aborrecer!

PABLO
Pues decláranos tu mal.

MARCOS
Dinos tu odio también.

SERAFINA
Quiero sin saber a quién.

MATEA
2895
Yo aborrezco y no sé a cuál.

PABLO
Yo no lo entiendo.

GONZALO
Ni yo.

PABLO
Tales estremos no vi.

MARCOS
¿Amas de venganza?

SERAFINA
Sí.

ROQUE
¿Aborreces de odio?

MATEA
No.

GIBAJA
2900
Serafina, y si supieras
que todos cuatro te adoran,
que aman, suspiran y lloran,
por tu amor, ¿cuál eligieras?

SERAFINA
Por vencer esta tirana
2905
pasión, que arder no se ve,
a uno eligiera, mas sé
que tiene amor a mi hermana.

MATEA
Desde que amada me vi
los empecé a aborrecer.

GIBAJA
2910
Pues bien los puedes querer,
que no te quieren a ti.
(A SERAFINA.)
Solo a ti te aman de veras.

MATEA
Según eso...

GIBAJA
Te han mentido.

SERAFINA
Luego era su amor...

GIBAJA
Fingido.

SERAFINA
¿Por qué?

GIBAJA
2915
Porque los quisieras.

SERAFINA
No perder la ocasión quiero,
no se mude amor tirano:
don Marcos, esta es mi mano.

MARCOS
Una palabra primero:
2920
Serafina, aunque ahora das
esa mano a mi esperanza,
¿por qué me amas?

SERAFINA
Por venganza,
¿Y tú?

MARCOS
Por tema no más.
Yo, porque en tus celos vea
2925
repetido tu dolor,
fingí que tenía amor
solo a tu hermana Matea.

SERAFINA
¿Tú me has amado y servido?

MARCOS
Yo, aunque me arriesgué a quererte,
2930
serví por solo vencerte.

SERAFINA
¿Pues qué intentas? Ya has vencido.

MARCOS
Que más fina y más constante
ames al que te quisiere,
que para mí no es quien quiere
2935
de picada y no de amante.
Ansí la ira mitigo
de tu obstinado desdén,
y a tu vanidad también
le vengo a dar un castigo.
2940
No es justo que quiera yo,
aunque seas tan hermosa,
una dama caprichosa
que hoy quiere y mañana no;
pues ¿con qué seguridad
2945
ha de gozar tu favor
el que sabe que es tu amor
hijo de tu vanidad?

ROQUE
Y yo, Serafina hermosa,
digo lo mismo, por Dios.

GONZALO
2950
Pues la que no es para vos,
tampoco para mí es cosa.

PABLO
Nec mihi.

SERAFINA
A ti te he elegido,
Esteban.

ESTEBAN
Eso me agrada,
pues ¿cuándo fue una dejada
2955
alhaja de un presumido?

SERAFINA
[A JACOBO.]
Tú alcanzaste la vitoria,
merecerás por constante.

JACOBO
Acordareislo adelante,
para que tenga memoria.

SERAFINA
2960
Pues si son estos los hombres...

MARCOS
Pues si estas son las mujeres...

GIBAJA
Si esto es ser casamentero,
pues no hay quien se case adrede...

SERAFINA
...pues aman aborrecidos...

JACOBO
2965
...pues queridas aborrecen...

MATEA
...para que escarmienten todas...

MARCOS
...porque todos escarmienten...

ESTEBAN
...cante el uno y otro coro:

GIBAJA
...repitan una y mil veces:

TODOS y MÚSICOS
2970
¡Mujeres, lo que son hombres!
¡Hombres, lo que son mujeres!

GIBAJA
Y don Francisco de Rojas
un vítor solo pretende
porque escribió esta comedia
2975
sin casamiento y sin muerte.