Tárrega, Francisco

El Prado de Valencia



Edición a cargo de:
Teresa Ferrer
Procedencia:
DICAT - TC/12

Se ha tomado como texto base el incluido en Doze comedias famosas de quatro poetas naturales de la insigne y coronada ciudad de valencia (Valencia, Aurelio Mey, 1608), sin foliar. Ejemplar manejado: Bibliothèque Nationale de France, signatura Yg 213. Se ha cotejado con la segunda edición de esta obra (Barcelona, en casa de Sebastián de Cormellas 1609) y con la tercera edición (Madrid, Miguel Serrano de Vargas, 1614). Se han tenido en cuenta también las siguientes ediciones modernas de El prado de Valencia: la incluida en Dramáticos contemporáneos de Lope de Vega. edición de Ramón Mesonero Romanos, Madrid, Rivadeneyra, 1857, tomo I, pp. 32-54; la incluida en Poetas dramáticos valencianos, I, edición de Eduardo Juliá Martínez, Madrid, Tipografía de la Revista de Archivos, 1929, pp. 179-228; y Francisco Agustín Tárrega, El Prado de Valencia, edición de José Luis Canet Vallés, Londres, Tamesis Books, 1985.

Digitalización a cargo de:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Saavedra, 2014

LOS QUE HABLAN EN ELLA SON LOS SIGUIENTES

DON JUAN y LAURA, primos
TEODORO, viejo tío de estos
CAPITÁN, hermano de LAURA
BEATRIZ, hija del CAPITÁN
FELICIA, madre
MARGARITA, su hija
CONDE FABRICIO
DON CARLOS
RODULFO, capitán de la marina
GUILLERMO, lacayo
UN PAJE y UN ATAMBOR
CUATRO SOLDADOS
[UN ESCUDERO]
[CARLOTE, lacayo]
[CRIADOS]
[ALGUACIL]
[OTRO PAJE]
[PADRINOS]
[ATALAYA]

Jornada I

Salen LAURA y DON JUAN, vestido de camino, con botas y espuelas calzadas.

LAURA
Si te vas, ¿por qué me dejas?
Y si no quieres llevarme,
¿no es mayor para acabarme
esta espada que estas quejas?
5
Mátame, porque me obligues;
merced es que corresponde
con los celos de ese Conde
y con las furias que sigues.
¡Ay, de mí!, ¿quién me dijera,
10
cuando humilde me rogabas,
que el bien que solicitabas
trataras de esta manera?
¡Oh, falsa naturaleza,
mengua de nuestra cordura,
15
al nacer nuestra blandura
se engendra vuestra aspereza!
Pero ya que me atropella
tu rigor con mi deshonra,
déjame seguir mi honra,
20
que no sé vivir sin ella;
que tú me llevas mi fama,
y aquí me dejas tu ofensa,
¿esta es justa recompensa
de un favor y de una llama?
25
Pero los hombres, teniendo
por Dios a nuestro desdén,
si os debemos pagáis bien,
y pagáis mal en debiendo.

DON JUAN
Ya callo de muy cansado.
30
¡Qué donosas pretensiones
querer doblar con razones
un pecho determinado!

LAURA
¿Y que al fin te determinas?

DON JUAN
Las botas y las espuelas
te lo dirán.

LAURA
35
¡Cómo vuelas
tras el rigor que caminas!
Quizá que dudaste más
en quererme que en dejarme.
¿En qué parte podré hallarme?
40
Mi don Juan, ¿dónde te vas?
¿Un condecillo estranjero,
inferior a tus quilates,
con no sé qué disparates
de un papel loco y grosero,
45
te destierra de Valencia,
colgando el agravio tuyo,
no del corto valor suyo,
sino de mi resistencia?
Poco mi fe me abonó.

DON JUAN
50
Laura, de experiencia sé
qué dará de sí una fe
que tal papel recibió.
Dame que corran papeles
donde no sobra amistad,
55
y te daré liviandad
aun en los pechos más fieles.
La que recibe una carta
favor hace a quien la entrega,
y si después no la juega,
60
Dios sabe si la descarta.
Con ella puedes quedar,
pues la de horro me vino
con disfrace del camino
de carta de navegar.
65
Prosigue las intenciones
de ese papel que en ti vive,
pues la pluma que la escribe
borra mis obligaciones.

LAURA
Si mis brazos no dan pena,
70
si puedes, don Juan, sufrillos,
a tus pies sirvan de grillos,
como al cuello eran cadena.
Si esta boca no te enfada,
deja, porque se mejore,
75
que esas espuelas te dore,
mira si está bien picada.
No culpes mi liviandad,
que esta jamás se ha notado,
que los yerros del cuidado
80
no son de la voluntad.
Cubierta fue este papel
de estos guantes; cosa es cierta
que me engañó por cubierta.
Pero ni de ellos ni de él
85
quedará rastro o memoria.
A tus pies, como yo, están.
Ni pidas más, mi don Juan,
ni quieras mejor victoria.

DON JUAN
Bien parecen divididos
90
por tu mano ingrata, infiel,
los pedazos del papel
y de los guantes rompidos.
Esta gloria se reparte
como piezas de un espejo,
95
porque tengas aparejo
en donde puedas mirarte.
Yo también en ellas veo
mi agravio en muchos lugares,
mas por no darte pesares
100
ni atormentar mi deseo,
pues sabes que es cosa cierta
que si el papel la ha tenido,
los guantes que has recebido
no tienen buena cubierta,
a Dios, Laura.

LAURA
105
A Dios, ingrato,
y pues muero sin remedio,
la tierra, que estará en medio
de mi vida y de tu trato,
cubrirá mi desventura,
110
pues nadie puede esconder
los yerros de una mujer
mejor que la sepultura

(Sale TEODORO, viejo.)

TEODORO
Señor don Juan.

DON JUAN
Señor tío,
¿tenéis algo que mandarme?

TEODORO
115
Gusto, sobrino, de hallarme
en parte donde confío
que mi precepto o mi ruego,
si pueden tanto mis canas,
dejarán con los dos llanas
120
unas centellas de un fuego
que entre las lenguas parleras
del vulgo incierto se estienden,
y las mejillas me encienden
con mil injurias primeras.

LAURA
125
[Aparte.]
(Esta es fraterna, sin duda.
A muy buen tiempo ha venido.)

DON JUAN
Ya, Teodoro, habéis sabido
que de consejo y ayuda
mi prima y yo, en primer grado,
130
echamos mano de vos.

TEODORO
Bien sé, amigos, que los dos
siempre me habéis respetado,
y así vengo a suplicaros
que no me ofendáis agora.
135
Mil años ha que se dora
lo que es veros y trataros
con el justo casamiento,
que sin razón se dilata,
y en ver que no se remata
140
la nota del vulgo siento.
De vuestra plática abusa
la ciudad, no sin razón,
pues la mucha dilación
convierte en mengua la escusa.
145
Una sangre somos todos,
comunes son nuestras menguas,
no demos materia a lenguas,
que ofenden por muchos modos.
Y aunque mi sangre se parte
150
igualmente entre los dos,
no me culpéis, don Juan, vos
si no soy de vuestra parte;
que si este cuerpo acompaño
y en ley de sangre le ayudo,
155
como sangre a Laura acudo,
que es la parte do está el daño.
Reparad su honor, sobrino.
Mirad lo que nos debéis,
y será con que os caséis,
160
que este es el mejor camino.

DON JUAN
(Aparte.)
(¡Oh, qué pintada ocasión
me da el viejo, por mi vida!
Quiero mi justa partida
fundar en su reprehensión.
165
Y mi prima a buena cuenta
querrá estorballa, y es llano
que de esta vez se la gano
y en ella cargo su afrenta.
¡Gran traza es esta, sin duda!)

TEODORO
170
Sobrino, ¿qué estáis pensando?

DON JUAN
Señor, estaba notando
cómo Dios lo bueno ayuda,
que al fin halláis mi persona,
para atajar estas notas,
175
con las espuelas y botas,
que se parte a Barcelona,
adonde pienso embarcarme
para Roma, por dispensa,
con el grado y con la ofensa
180
que no dejarán casarme.

LAURA
[Aparte.]
(¡Oh, traidor!)

TEODORO
¡Oh, buen sobrino!

LAURA
[Aparte.]
(¡Miren qué embuste me ordena!)

TEODORO
Tomad, hijo, esta cadena
para el gasto del camino,
185
que proceder tan honrado
ha de ser favorecido.

DON JUAN
Por eso no me despido
de los que estoy obligado,
porque me verán de vuelta
190
antes de ver mi partida;
y por eso está afligida
mi prima y tan de revuelta,
y por eso, esquiva y brava,
hizo piezas como loca,
195
con las manos y la boca,
estos guantes que le daba.

LAURA
[Aparte.]
(¡Oh, engañoso!)

TEODORO
¡Oh, buen sobrino!

DON JUAN
Consolalda vos, Teodoro.

TEODORO
Sobrina un grande tesoro
200
ganáis por este camino.
De que en esta coyuntura
os amargue la partida
no me espanto, por mi vida,
que es ausencia al fin, y es dura.
205
Pero bebelda sin gana,
pues por mejor ha de ser,
que en efeto ha de escocer
todo remedio que sana.

LAURA
Antes si mandáis, no veo
210
que su ida es necesaria,
que en Roma es cosa ordinaria
negociar con un correo.
¿Si se me muere, por suerte,
la dispensación sacada?

TEODORO
215
Será bulda de cruzada
para absolvelle en la muerte.

LAURA
Válgase de mi dinero,
no aventure su persona.

DON JUAN
Si voy a Roma en persona,
220
negociaré como quiero,
y es ahorro de ocasiones
que entre dos mozos son fuego.

TEODORO
Don Juan está menos ciego,
vos seguís vuestras pasiones.
225
Váyase agora, que pienso
que es rejalgar la tardanza.

LAURA
Si allá la dispensa alcanza,
acá yo no la dispenso.
No quiero al fin que se vaya.

TEODORO
230
¿Habláis, sobrina, de veras?

DON JUAN
[Aparte.]
(¡Oh, traidora!, esas quimeras
no dicen con esa raya.
Pero yo me partiré,
aunque reventéis llorando.)
235
Señor, su trato, que es blando,
su gentileza y su fe
la mueven. Dame licencia
que, si es muerte la partida,
todo lo que es perder vida
240
se ha de hacer con gran violencia.

LAURA
Mira, don Juan, que te engañas,
que eso jamás podrá ser,
que has de pasar mi querer,
que son muy altas montañas.
245
Con el mar de mi cuidado,
para seguir tu intención,
no hallarás embarcación,
aunque estás muy embarcado.
Con la celosa dolencia
250
herido, por esas partes
no te querrán, porque partes
de tierra do hay pestilencia.
No te me irás si yo vivo;
que, porque el mundo lo entienda,
255
mostraré un papel, que es prenda,
do te compré por cautivo.

DON JUAN
Mira, señor, en qué bate
lo que el vulgo culpa y nota.

TEODORO
Vos estáis, Laura, muy rota
260
y sin conciencia a remate.
¿Que esto al fin me descubrís?
Pero todas las que erráis
sois las que más afrentáis
y las que menos sentís.
265
Vaya por ese papel,
por ese papel se va.

LAURA
Mas no me conviene ya
que ya se vaya por él.
Mira, señor, que te digo,
270
porque sé bien su intención,
que va por dispensación
para no casar comigo.

TEODORO
¿Para aqueso es menester?
¡Ah, Laura, qué ciega estáis!
275
En efeto procuráis
ser su amiga y no mujer.
Bien honráis nuestro solar,
mejor don Juan lo sustenta;
así la honra y afrenta
280
están do no han de estar.

(Sale un LACAYO.)

LACAYO
En este punto se apea
mi señor en el zaguán.

[Vase.]

LAURA
¿Es mi hermano, el Capitán?

(Salen el CAPITÁN y BEATRIZ, su hija, vestidos de camino.)

CAPITÁN
El que abrazaros desea.

DON JUAN
285
[Aparte.]
(Eso sí, carguen de gente,
y alárguese mi partida.)

(Abraza LAURA al CAPITÁN.)

LAURA
Este abrazo os doy corrida
de ver cuán secretamente
venistes sin avisarme.

CAPITÁN
290
Estando en Roma de asiento,
vuestro justo mandamiento
hizo en Génova embarcarme;
y, aunque de prisa he venido,
según mi talle lo muestra,
295
esa sobrinilla vuestra
de allá de Italia he traído.
Dalde, señora, la mano.

LAURA
Poco es la boca, a fe mía.

CAPITÁN
Deciros ha señoría.

BEATRIZ
300
¿Aquesta parla en toscano?

CAPITÁN
Quibi filliole non liche.

LAURA
¡No es la rapaza aprendiz!
¿Cómo te llamas?

BEATRIZ
Beatriz.

LAURA
¿Y allá en Italia?

BEATRIZ
Beatriche.

LAURA
305
¡Donaire tiene, en efeto!
Sudada estás, ven acá;
esto es lienzo aquí, ¿y allá,
cómo ha nombre?

BEATRIZ
Fasoleto,
como sorella la hermana,
310
y el capitán, capitano.

LAURA
Hecho ha sido de romano
traernos esta romana.
Diosa de Tibre o de Rin
parece.

BEATRIZ
No nos burlemos,
315
mire que allá conocemos
por la mano al buen Pasquín.

CAPITÁN
Es por estremo burlona,
y no de madre villana.

TEODORO
Capitán, ¿por vuestra hermana
320
no curáis de mi persona?

CAPITÁN
Olvidaré mil hermanas,
Teodoro, por vuestra vista.

TEODORO
Todos sois cortos de vista
los mozos para ver canas.
325
Pero mirad a don Juan,
que es tan mozo como vos.

CAPITÁN
Señor primo, sabe Dios
si el veros me causa afán.
Y aun vos, pues sabéis mi pecho,
330
veréis si verné agraviado
de un hecho tan olvidado,
que debiera de ser hecho.
Muy poco mi honor se estima.
Pues tened por cosa llana
335
que sé volver por mi hermana,
si vos no por vuestra prima.
Este agravio y esta pena
me acompañan desde allá.
¿Qué debe hacer acá
340
si por Italia se suena?
Sin razón os he reñido,
después hablarán mis obras,
que estas palabras son sobras
de un pecho honrado ofendido.

TEODORO
345
No paséis más adelante,
ni respondáis, don Juan, vos,
que yo daré por los dos
descargo y cuenta bastante.
Por la cruz de estas espadas,
350
que está agora mi sobrino
para ponerse en camino
con las espuelas calzadas,
y va a Roma, cuando menos,
a sacar dispensación,
355
que es nuestro, y es gran razón
que se parezca a los buenos.
Y aun yo le di esa cadena,
para el gasto suficiente.

CAPITÁN
¡Cómo yerra fácilmente
360
quien sus rigores no enfrena!
Perdonadme, señor primo,
que entre deudos no hay ultraje,
y el estimar mi linaje
es porque a vos os estimo.
365
Ese camino os ahorro,
pues os traigo prevenida
la dispensación querida,
mirad si es bueno el socorro.
En un baúl de esos míos
370
viene muy bien despachada.

DON JUAN
[Aparte.]
(Esa prevención me enfada
más que su toldo y sus bríos,
que esos yo los atropello.)

LAURA
[Aparte.]
(De esta vez don Juan se apea
375
del camino que desea,
y el yugo pone a su cuello.
¡Cómo te enredas burlando,
pobre don Juan, por tu fe!)

DON JUAN
[Aparte.]
(Pero yo me partiré
380
aunque reventéis llorando.
¡Ah, traidora!, esas quimeras
no dicen con esa carta.)

LAURA
[Aparte.]
(Si es de Dios que no se parta,
poco le valdrán sus veras.
385
Vayan a monte enfadillos
que en un cabello se tienen.)

(Sale un LACAYO.)

LACAYO
César y don Carlos vienen.

CAPITÁN
Salgamos a recebillos.

[Vase el LACAYO, el CAPITÁN y TEODORO.]

DON JUAN
No imagines, Laura, ingrata,
390
pues me obligaste a perderte,
que me faltará la muerte
que de esta vez no me mata.
Si este achaque no ha salido,
mil otros me ayudarán,
395
que soy tu primo don Juan,
y don Juan el ofendido.
A tales cosas obliga
tu liviano proceder.
No te querrá por mujer
400
el que te aparta de amiga.
Sigue el ámbar y el algalia
de ese conde a tu sabor,
que verná luego al olor
de la sobrina de Italia.
405
Mientras yo voy a ponerme
de rúa.

(Vase.)

LAURA
Espera, don Juan.
¿Que te vas?

BEATRIZ
Ese galán
sueña, a mi ver, y no duerme.

LAURA
¿Cómo ansí?

BEATRIZ
Lo del algalia
410
y lo del conde noté,
¿luego pensará vuacé
que no hay celos en Italia?

LAURA
¡Qué despejada es la niña!

BEATRIZ
Allá, pues, más de una dama
415
sobre acuerdo hace la cama
al galán porque la riña,
y entre tanto que él se enfada
y de querella se abstiene,
pierde, y halla, cuando viene,
420
la cama desbaratada.
No hace caso la opinión
acá en España tan bien.

LAURA
[Aparte.]
(La niña dice muy bien,
aunque muy mal, su razón.)

BEATRIZ
425
Fina soy para tercera;
ese nombre me sublima.
Laura, mientras no soy prima,
me paso de esta manera.

LAURA
¿Motejaisme buena pieza?

(Salen el CAPITÁN y el CONDE.)

CAPITÁN
430
Entre vuesa señoría,
que esta casa, por ser mía,
le ha de tener por cabeza.

CONDE
No pasaré, por mi vida.
Entrad, señor Capitán.

LAURA
435
[Aparte.]
(El Conde viene, y don Juan
le ha topado a la salida.
¡Cómo irá de buena gana!)

CAPITÁN
Si agrada su compañía,
quede vuesa señoría
440
con mi hija y con mi hermana,
mientras recibo visitas.

CONDE
Merced es muy singular
que me queráis engastar,
siendo hierro, en margaritas.
Yo me quedo.

CAPITÁN
445
Y yo me voy.
Al Conde, hermana, os encargo.

(Vase.)

LAURA
[Aparte.]
(Peligrosillo es el cargo,
para estar como yo estoy.)

CONDE
[Aparte.]
(Su gran belleza me vence.
450
Turbado estoy de contento.)

LAURA
[Aparte.]
(Este aguarda, a lo que siento,
que a desasnalle comience.)

BEATRIZ
Veréis qué buena razón
ha de decir el toscano.

LAURA
455
Sí, que tiene buena mano.

BEATRIZ
Y muy mejor corazón.

CONDE
Acá dicen, gran verdad,
que un hombre que se desposa
lo primero que a su esposa
460
le dice es gran necedad.
Y si un pecho asigurado
al primer lance se altera,
¿qué dirá la vez primera
un dudoso enamorado?
465
Esto siento, esto señalo,
y esto confieso y blasono.

BEATRIZ
¡Oh, conde Fabricio bono!

LAURA
[Aparte.]
(¡Oh, conde Fabricio malo!)
¿Así tu patria requiebra?
470
Háceme grande favor
quien, alcanzando el valor
que vos tenéis, me celebra.
Y aunque está bien entendido
que es la merced muy colmada,
475
sospecho que está fundada
en no haberme conocido.
Señor Conde, en esta tierra,
entre señoras honradas,
el que sirve a las casadas
480
los mejores lances yerra,
que entre las buenas se estima
la honra como en Toscana,
y yo soy mujer y hermana
de quien era agora prima.
485
Poco agradezco el respeto,
y no culpo mi eleción,
pues me da grande opinión
el ser vuestra, y vos discreto.
Con esto os dejo pagado,
490
más de lo que yo creyera.

CONDE
Esa paga paga fuera,
a no hallarme obligado.
Como libre entré a quereros,
lazo forzoso es amaros,
495
y agora es cierto el cansaros
y el no esperar mereceros.

BEATRIZ
[Aparte.]
(¡Buena estoy para medrar!)
Estemos, tía, a razón.
Este es hombre, esta es pasión
500
que merecen acabar.

CONDE
¡Oh, niña del cielo mío!

LAURA
Rapaza, no te desmandes,

BEATRIZ
Siempre queda en casas grandes
un rinconcillo vacío.
505
Este para el Conde os pido,
por mi amor que se le deis,
que alguna pieza tendréis
que no la ocupe el marido.

LAURA
Muy de camino venís
510
a probar vuestros aceros.

BEATRIZ
Somos ambos estranjeros,
y valgo al de mi país.

CONDE
El valerme su clemencia
perturbe vuestra injusticia,
515
que hay gran sobra de justicia
donde carga la inocencia.

BEATRIZ
¡Oh, qué bien que persuade!
Ablandar puede una roca.

LAURA
Cierre, señora, su boca,
520
si no quiere que me enfade.

CONDE
Merezca, Laura, una mano,
por merced o por acuerdo,
que si por valor la pierdo,
por sobras de amor la gano.
525
La niña sabrá callar,
y sabré yo merecer,
que el que es tan diestro en querer
es águila en estimar.
Y ande el tiempo, y veréis muestras
530
tan claras para subirme,
que no querréis encubrirme
ninguna de las más vuestras.

LAURA
Pésame, Conde, que siento,
y a pesar de mi recato,
535
que en la llaneza que os trato
fundéis vuestro atrevimiento.
¿Cuándo un dedo de favor
os dio mi pecho liviano
para pedirme una mano,
540
que es cortársela a mi honor?
¿Por tan loca me juzgáis?
¿Tan sufrible es mi desdén?
¿La mano queréis que os den
por unos guantes que dais?
545
No son mis manos bastante
para vuestra pretensión;
a lo menos no lo son
para llevar vuestros guantes.
¡Oh, qué bien me dijo aquel,
550
que es tan cuerdo en no sufrir,
cuánta mengua ha de seguir
a la que admite un papel!
En él fundaste mi daño,
sin saber que, en ley de amor,
555
no se conquista un favor
por fuerza ni por engaño.
(Señálale los guantes y el papel.)
Mas porque no imaginéis
que todo es muy vuestro ya,
miralde qué tal está,
560
y en él ved cuál estaréis.
Esos rellenes cobrad
de vuestra mano y la mía.
Quédate en su compañía,
que es mucha su vanidad,
565
que yo me voy a tocar,
que salgo al Prado esta noche
con Margarita en un coche.

(Vase.)

BEATRIZ
Tocada estáis, no hay dudar,
de la locura española.
570
¡Oh, desdenes arrogantes!

CONDE
¡Al fin, que rompió mis guantes,
y mi carta al fin rompiola!
Sí, que esta letra es la mía,
y el ámbar de ellos conozco.
575
Mis desgracias reconozco
sembradas por su osadía.
De vos cojo este provecho,
ámbar y papel sembrado,
¿en qué hurto os han hallado,
580
que mil cuartos os han hecho?
Recoged, Conde, llorando
vuestro infelice destino,
imitando al fiel Cerbino,
las piezas del conde Orlando.
585
Aunque en esto no concuerdo
con él, que allá poco a poco
cogió un cuerdo las de un loco,
y acá un loco las de un cuerdo.

BEATRIZ
Señor, con vuestra licencia,
590
si entre mil prendas que son
gloria de nuestra nación,
alaban nuestra paciencia,
mal hacéis en no tenella
para ablandar esta dura,
595
que si le da la locura,
ella os brindará con ella.
Seguilda esta noche al Prado,
que si yo estoy bien en mí,
el deciros que va allí
600
es señal que os ha llamado.

CONDE
De muerto a vida me tornas.
Toma, amiga, esta cadena,
que, por ser de Italia, es buena.

BEATRIZ
¿Que ya, señor, me sobornas?
605
Pues en el Prado confío
que he de ablandar esta peña,
que soy rémora pequeña
que detengo un gran navío.
Mas, ¿qué prado o pradería
es este?

CONDE
610
Un campo arenoso
junto a Turia el bullicioso,
que entre sus riberas cría
más oro que el rico Tajo,
donde en el arena enjuta
615
verás que nace una fruta
que a la del Tibre aventajo.
Es un nuevo paraíso,
portátil para las tardes,
es un cielo de cobardes
620
y es una escuela de aviso,
es un verano gentil,
es un sol de invierno estraño,
que si dura todo el año,
todo el año será abril;
625
es un encuentro de azares,
es un centro de mil centros,
y es azar hecho de encuentros,
y un placer de mil pesares;
cielo formado en un día
630
de estrellas, que errando aciertan,
medio donde se conciertan
la tristeza y la alegría;
es una agua que sustenta
la menos ardiente brasa,
635
la que por la siesta abrasa
y por la tarde alimenta;
selva de plantas hermosas,
sin haber árbol en ella,
playa desierta, aunque bella,
640
jardín de flores y rosas;
es, al fin, cifra del mundo,
que en ser Valencia del Cid,
su Prado del de Madrid
es primero, aunque segundo.
645
Si tuvieres lugar, diles
a las damas de ese coche
que allá llevaré esta noche
confitura y menestriles,
y allá te daré un papel
650
que a Laura pienso escribir.

BEATRIZ
No te encojas en decir,
porque yo me encargo de él.

CONDE
Yo me voy a mi posada.

BEATRIZ
Y yo a trabar nuestras cuentas.

CONDE
655
Pero ¿cómo no me cuentas
nuevas de la patria amada?
¿Hay nueva alguna que vuele
por allá?

BEATRIZ
Ninguna asoma,
más de que el Papa está en Roma
660
y la mar donde suele.

CONDE
Siempre en el mundo aprendemos.
Llégueme Dios a tu edad,
que yo haré más amistad
por no hacer esos estremos.

(Vase. Sale el CAPITÁN.)

CAPITÁN
¿Fuese el Conde?

BEATRIZ
665
Ya se fue.

CAPITÁN
¿Y Laura?

BEATRIZ
Según entiendo,
dentro se está componiendo
desde el copete hasta el pie,
porque dice que va al Prado
670
con no sé qué Margarita.

CAPITÁN
Esa ingrata es la que incita
las penas de mi cuidado.

BEATRIZ
¿Que Margarita es la dama
que en Italia me decías?

CAPITÁN
675
Por ella mis alegrías
se están ardiendo en mi llama.
Por ella muero, en efeto,
que entre las armas de Marte,
su desdén en toda parte
680
poner me suele en aprieto.

BEATRIZ
Pues conquístalla.

CAPITÁN
No puedo,
que este don Juan me despriva.

BEATRIZ
¡Tu hija soy, y estoy viva!
Pretende, no tengas miedo.
685
¿Tanto abarca ese don Juan?

CAPITÁN
Él no la quiere, mas ella
está rendida a su estrella.

BEATRIZ
¡No fuera yo capitán,
para derriballo todo!

CAPITÁN
690
Esta noche la has de ver,
y si pudieses tener
para dalle un papel modo,
me darías cien mil vidas.

BEATRIZ
Cien mil papeles daré,
695
que ya estoy mal, por mi fe,
con valencianas fruncidas.
¿Desdenes usan acá?
¿Tierra es esta de desdenes?
Ves a escribir, que en mí tienes
700
quien mil vidas te dará.

CAPITÁN
Pues yo voy.

[Vase.]

BEATRIZ
Con muy buen pie
entro en España, por cierto.
Si estas dos cosas acierto,
quinientas acertaré.
705
Afuera riguridades
de damas impertinentes,
que es de niños inocentes
concertar las voluntades

(Vase. Salen FELICIA y MARGARITA con mantos, DON JUAN, y dos PAJES y un lacayo [CARLOTE], que lleve cojines y alhombra.)

FELICIA
Tiendan cojines y alhombra
710
a las riberas del río,
pues ya el sol dejó el vacío
que ocupa agora la sombra.
Y tú aguarda con el coche
en esta campaña rasa,
715
que cuando vuelvas a casa
será, Carlote, muy noche.

PAJE 1.º
De la burla con razón
renegará, yo lo fío.
¿Quién le pone junto al río?
720
Si fuera en un bodegón
de encarnados arreboles,
el uno y otro carrillo
pintara el Faetoncillo,
pues es cochero de soles.

PAJE 2.º
725
Dios que bendiga la parra.

CARLOTE
¿Alzo el látigo, señores?
¿Para mí son esas flores?
¿Soy por ventura Panarra?

PAJE 1.º
Punto menos.

FELICIA
No haya más,
730
desocúpennos el puesto.

PAJE 2.º
[Aparte.]
(Por no miralle su gesto,
mirara el de Barrabás.

PAJE 1.º
¡Oh, mala vieja!

CARLOTE
¡Oh, malilla!
Menos toldo y más dineros.)

[Vanse los PAJES y el lacayo CARLOTE.]

FELICIA
735
Bien podréis entreteneros,
don Juan, con Margaritilla,
mientras yo rezo maitines
a la escasa luz que queda.
Siéntese, que todo es seda,
740
sayas, alhombra y cojines.

MARGARITA
[Aparte.]
(Bien es seda, pues se da
a quien ni aun dada la toma.)
Al fin, don Juan, ¿que ya Roma
se nos vino por acá?
745
¿Ya no os vais? ¡Qué gran ternura!
Para lechuga valéis
todo cuanto vos queréis;
y esa miel y esa dulzura
de Laura en vos se derrite
750
y pone como una cera,
y es tan virgen que no espera
ni tiene al primer envite.
Restos que son importantes,
si le envidan, se nos hiela.
755
Solo, cual niño de escuela,
tiene papeles y guantes.
¡Grande virtud! ¡Grande inocencia!

(Santiguase la vieja.)

DON JUAN
Señora, ¿qué os santiguáis?

FELICIA
¡Jesús, hijo!, ¿en mí topáis?
760
Es que rezo en mi conciencia.

DON JUAN
Mejor salud te dé Dios.

MARGARITA
Porque del todo me rinda,
¿cómo os encanta esa linda?
Decildo aquí entre los dos.
765
¿Cómo os ofende y os cobra?
¿Cómo os enoja y os gana?
¿Cómo os vende y os allana?
¿Cómo os falta y cómo os sobra?
¿Cómo favorece al Conde,
770
y en la prisa del favor,
con gran ofensa y honor
sin confundirse responde?
Todo aquesto es muy notorio.

DON JUAN
¡Oh, lapidaria traidora!
775
(Santiguase FELICIA.)
¿De qué os santiguáis ahora?

FELICIA
Acabo el invitatorio.
¡Hijos, dejadme rezar!

MARGARITA
¡Ah, don Juan, cierto es mi daño!
¿En honra sufrís engaño?
780
Muerta soy, no hay que esperar.
Dejé del Conde otro don
sobre amistad por desdén,
y Laura le tomó bien
sobre veras y afición.
785
Seguid, don Juan, su ventura,
que ya no pienso enfadaros,
que estos son juicios claros
de mi mucha desventura.
Confiad bien, que es muy llano
790
que no miente el tiempo, no,
que quien guantes recibió,
no sabrá negar la mano.
Y de la mano al remate
son todos lances forzosos.
795
Yo los veré, que celosos
nunca dan solo un combate,
y hablaremos de la historia
a pesar de mi desgracia.

FELICIA
Y aquí en la tierra por gracia
800
y allá en el cielo por gloria,
amén.

MARGARITA
Ya acabó mi madre.

DON JUAN
Son parejos vuestros fines.
Mas váyanse los maitines
por el alma de su padre.
Gente viene.

MARGARITA
805
El Capitán
y Laura me han parecido,
con la niña que ha traído,
que tanto alaba don Juan.

DON JUAN
¿Que el Capitán es aquel?

MARGARITA
810
¿Que vuestra prima es aquella?
Estad vos tan libre de ella
como estoy yo libre de él.

DON JUAN
¡Bravo mozo atropelláis!

MARGARITA
¡Y vos una brava moza!

(Salen el CAPITÁN, LAURA, y la niña [BEATRIZ].)

CAPITÁN
815
Dad la vuelta a la carroza.
¡Hola, Borbón!, ¿qué esperáis?
Bien es que esta ciudad goce
de un gusto tan sin igual.
Tendreisnos hacha al portal,
820
y venga el coche a las doce.

LAURA
Damas hay en la ribera.
Margarita debe ser,
Que, según me dijo ayer
aquí en el Prado me espera.

MARGARITA
825
No os engañáis, por mi vida,
que ha más de un hora contada
que espero desesperada
pensando en vuestra venida.

LAURA
Por eso vengo tan presto,
830
porque no os desesperéis.
¿Tan buen guardador tenéis?
Bien seguro estaba el puesto.

DON JUAN
No sabe tanto guardar,
que no pierda de su gloria.

LAURA
835
No toquéis, don Juan, historia.

MARGARITA
Vos no estáis para tocar,
que con guantes mal se toca.

LAURA
Ya están rotos, no son ellos.

MARGARITA
Manos hay para cosellos.

LAURA
840
Y no para vuestra boca.

CAPITÁN
Si son guantes de tormento,
aquí está quien los espera,
y si son de otra manera,
gustemos todos del cuento.

MARGARITA
845
Échese tierra en aquellos,
que en tierra como yo están,
y vos, señor Capitán,
dadme las manos sin ellos.

CAPITÁN
Mis temores animando,
850
bien es, entre tantas dudas,
que me las pidáis desnudas,
pues las he de dar temblando.
Ellas y su dueño son
prendas vuestras a lo usado.

FELICIA
855
[Aparte.]
(¡Qué galán y qué medrado
viene el señor fanfarrón!
Margarita, no es muy malo.

DON JUAN
¡Oh vieja!, ¿ya la aconsejas?)

FELICIA
¿No queda para las viejas,
860
Capitán, de esteregalo?
¿No hay abrazo para mí?

CAPITÁN
Yo os le traigo de rodillas.

FELICIA
¡Oh, lo que oléis a pastillas
y a cuentas de benjuí!

CAPITÁN
865
Traigo de ellas para vos,
con un millón de perdones.

FELICIA
Yo muero por devociones.

DON JUAN
Y toma por lo de Dios.

FELICIA
Vos, ¿qué traéis, angelico,
870
de aquella tierra tan buena?

BEATRIZ
Atado en una cadena
os traigo un Luteranico.

MARGARITA
Si es de piedras, yo le quiero.

BEATRIZ
Seguís la naturaleza:
875
querer juntar la dureza
con vuestro pecho de acero.
Con todo os traigo una joya,
de cierta guerra escapada,
que viene por dentro armada,
880
como el caballo de Troya.

MARGARITA
¿Y es la joya?

BEATRIZ
Un papelillo.

MARGARITA
Bien es de Troya el caballo,
pues he de abrir, para entrallo,
en mis muros un portillo.
885
[Aparte.]
(Ya conozco la invención,
en el caballo estarán
las armas del Capitán.
Mas tú, pequeño león,
muy verdes son tus embustes.)

BEATRIZ
890
¡Jesú, señora!, ¿qué es esto?
Ni te desgustes tan presto,
ni tan presto me disgustes.
¡Cómo sois determinadas
las mujeres de esta tierra!

MARGARITA
895
Como tememos la guerra,
estamos siempre cerradas.

BEATRIZ
Pues yo también cerraré
la joya que te traía.
[Aparte.]
(No es esta la ocasión mía.)

FELICIA
900
¿Y habemos de estar en pie
hasta que amanezca Dios?

CAPITÁN
Señálesenos lugar,
con poder para mudar.

FELICIA
Sentaos los dos con las dos,
905
(Siéntanse LAURA y DON JUAN juntos, y el CAPITÁN y MARGARITA.)
que la niña y yo estaremos
con mucha conformidad,
pues en su edad y mi edad
se tocan los dos estremos.

(Siéntanse la vieja y BEATRIZ.)

MARGARITA
Juguemos los seis un juego
910
que llaman de las verdades,
y no juntemos edades,
que es juntar leña con fuego.

DON JUAN
¿De qué manera le pintas?

MARGARITA
Tomando así, con los dedos,
915
sin hacerse nadie enredos,
estas tres parejas cintas,
y sacando cada uno
un cabo de los que hallaron,
los que después se juntaron
920
con una cinta y en uno
dos verdades se dirán,
con juramento secreto.

LAURA
Yo por don Juan lo prometo.

MARGARITA
Y yo por el Capitán.

FELICIA
Yo por vos.

BEATRIZ
925
Y yo por vos.

CAPITÁN
Y tú, don Juan, ¿por quién sales?

DON JUAN
Yo, por hacerlas iguales,
por ninguna de las dos.

CAPITÁN
Pues yo por entrambas salgo.

DON JUAN
930
Por estar tan de camino,
como a pobre peregrino,
he menester lo que valgo.

MARGARITA
Y ¿cuándo se parte?

DON JUAN
Luego.

MARGARITA
No, que habrá dispensación
935
que le mude la intención.
Pero comiéncese el juego.
(Tómanse tres cintas que estén dobladas y las seis puntas para arriba.)
Cada cual tome su cinta.

LAURA
Yo tomaré la primera.

MARGARITA
Yo segunda.

FELICIA
Y yo tercera.

BEATRIZ
Yo la cuarta.

[CAPITÁN]
940
Y yo la quinta.

DON JUAN
Yo la sexta.

[MARGARITA]
Bien están:
don Juan con Laura se aliña,
y mi madre con la niña.

DON JUAN
Y vos con el Capitán.

FELICIA
945
Comience Laura primero,
pues la primera ha tomado.

LAURA
Pues no ha de ser escuchado,
don Juan, preguntaros quiero
(Dígale esto secreto.)
si era cierta la partida,
950
y si os causaba contento.

DON JUAN
Ni me daba descontento,
ni era, señora, fingida.

LAURA
Gran resolución es esta.

MARGARITA
El color tiene difunto.

LAURA
¿No preguntáis?

DON JUAN
955
Ya pregunto.

LAURA
Pues aguardad la respuesta.
Yo pagaré tu rigor.

DON JUAN
Lo que os pido: ¿cómo está
con vos el Conde?

LAURA
Podrá
960
por vos alcanzar favor,
si tanto me desdeñáis.

MARGARITA
También don Juan se demuda.

DON JUAN
[Aparte.]
(Esta me ofende sin duda.)

MARGARITA
Tristes entrambos quedáis.

CAPITÁN
965
Es que amargan las verdades.
Pero sepamos las nuestras.

(Hablan, como DON JUAN y LAURA, el CAPITÁN y MARGARITA.)

MARGARITA
De todas las prendas vuestras,
que tienen mil calidades,
¿cuál queréis menos y más?

CAPITÁN
970
A vos y a vuestro desdén.
Pero pregunto también,
por seguir vuestro compás,
¿qué cosa más os agrada,
y menos os da placer?

MARGARITA
975
Yo quiero como mujer
que es querida y no es amada.

CAPITÁN
Mal me va de aquesa suerte.

MARGARITA
Ni lo otorgo ni lo niego,
que eso va fuera de juego.

CAPITÁN
980
Y no lejos de mi muerte.

(Páranse entrambos tristes.)

LAURA
Tristes entrambos quedáis,
señal que no habéis mentido.

FELICIA
Ya mi vez, niña, ha venido.

[Habla FELICIA en secreto con BEATRIZ.]

BEATRIZ
¿Qué verdad me preguntáis?

FELICIA
¿Tendremos colación?

BEATRIZ
985
Sí,
y escogida.

FELICIA
¿En estremo?

BEATRIZ
Esto corre a vela y remo,
y el juego se acaba aquí.

MARGARITA
¿Echaremos otro lance?

LAURA
Por mí, no.

MARGARITA
990
Por mí, tampoco.

DON JUAN
[Aparte.]
(Yo me muero.)

CAPITÁN
[Aparte.]
(Yo estoy loco.)

FELICIA
Yo me pierdo, en buen romance,
por la negra confitura.

BEATRIZ
Parejas en eso estamos.

(Salen el CONDE FABRICIO y DON CARLOS.)

CONDE
995
Y sin duda que llegamos
a muy buena coyuntura.

DON CARLOS
Ellas, en efeto, son.

CONDE
Don Carlos, por vuestra vida,
haced que esté prevenida
1000
la música y colación.

DON CARLOS
Desotra parte del río,
donde solemos justar,
la música se ha de dar.

CONDE
Y ¿por qué?

DON CARLOS
Porque confío
1005
que ha de ser muy celestial,
por un eco que reitera
toda una cláusula entera,
y responde en el Real
en consonancia perfeta,
1010
con tan igual responsión,
que juraréis que dos son
si sentís una corneta.

CONDE
De ese me pienso valer,
y hablar con él algún rato.

DON CARLOS
1015
Hágase, pues, con recato,
que todo es bien menester.
Yo me voy.

CONDE
Yo quedo acá,
y, pues, la traza sabéis,
dad la música.

DON CARLOS
Veréis
1020
cómo suena aquí y allá.

(Vase.)

MARGARITA
Ya vienen arrebozados.

BEATRIZ
[Aparte.]
(El Conde parece aquel,
y querrá darme el papel,
que estos señores mirlados
1025
los bocados en la boca
aguardan que les pongamos.)
¡Ay, Dios mío, que unos ramos
me cayeron de la toca!
No lo entienda el Capitán.
1030
Yo los busco, entreteneldos.

FELICIA
Hija, id y recogeldos,
que en ese suelo estarán.

(Levántase BEATRIZ y, como que busca los ramos, llégase al CONDE.)

CONDE
[Aparte.]
(Digo que es un Satanás
esta niña, y que me obliga.)

BEATRIZ
¿Eres el Conde?

CONDE
1035
Sí, amiga.

BEATRIZ
¿Cómo el papel no me das?

CONDE
Tomalde.

BEATRIZ
¿Y la colación?

CONDE
Aquí está, no tengas pena,
y escucha una traza buena
1040
para darle introdución.

(Háblale al oído [el CONDE a BEATRIZ].)

CAPITÁN
Buen aire corre esta tarde.

FELICIA
En el recio del estío
siempre hay fresco junto al río,
y la ciudad se nos arde.

LAURA
1045
¡Oh, si algún clarín viniese,
o corneta, o cosa tal,
que en el eco del Real
un poco nos detuviese!

MARGARITA
No dejará de acudir,
1050
que siempre hay gente de gusto.

CAPITÁN
A saber que os diera gusto,
yo mandara prevenir
la música de la Seo.

MARGARITA
¿Para qué? ¿Para enterrarme?

CAPITÁN
1055
No podéis morir sin darme
muerte a mí o a mi deseo.

(Finja ahora [el CONDE] que acaba de hablar con BEATRIZ, y diga él.)

CONDE
Y así con esta invención,
sin que la causa se diga,
harás, si quieres, amiga,
1060
donaire la colación.
Sospechará el Capitán
que su primo la ha trazado,
y que su padre la ha dado
habrá de pensar don Juan.

BEATRIZ
1065
Digo, que es traza excelente;
como de tus manos es.

CONDE
Al primer grito que des
verás acudir mi gente,
que no está lejos. Procura
1070
dar el papel, si podrás.
[Aparte.]
(¿Quién habrá visto jamás
entre demonios dulzura?)

(Vase. Toque un clarín dentro, y responde el eco.)

LAURA
Bien dije que era estremado.

CAPITÁN
Y alababas cortamente.
1075
Escuchad qué propriamente
otro clarín remedado.

DON JUAN
Grande alcahuete es el son.
Mucho mueve, no hay dudar.

FELICIA
Si acabase de llegar
1080
con esto la colación...

BEATRIZ
Ella vendrá brevemente.

FELICIA
¿Cierto, cierto?

BEATRIZ
No lo dudes,
mas conviene que me ayudes
con nombralla solamente.
Escucha.

(Dícele al oído el concierto.)

FELICIA
1085
¡Oh, niña discreta!

BEATRIZ
Presto lo verás, señora.

(Tocan una corneta.)

MARGARITA
La música se mejora.
¡Sus!, ya tenemos corneta.

CAPITÁN
¡Qué bien el eco remeda!

DON JUAN
1090
No hay hombre que así remede.

LAURA
Lo que el ser natural puede
no hay arte humana que pueda.

(Tocan menestriles.)

MARGARITA
Subiendo se va de punto,
menestriles hay también.

CAPITÁN
1095
Y mire el eco qué bien
remeda y responde junto.

LAURA
La música vino a pelo.

MARGARITA
Fue tu demanda muy justa.

LAURA
Quien de música no gusta
1100
no tiene parte en el cielo.

MARGARITA
Señora Laura, a placer.

LAURA
[Aparte.]
(¿Querrásme ya motejar?

MARGARITA
Esto ha sido codiciar
lo que por fuerza ha de ser.

LAURA
1105
¿Que por dicha el Capitán
te dio la música?

MARGARITA
No.
Bien sabes tú quién la dio.

LAURA
¿Quién, por tu vida?

MARGARITA
Don Juan.

LAURA
¿Así don Juan corresponde?
1110
Por ti me tiene olvidada.

MARGARITA
Pues, sin duda, que es jornada,
escucha, Laura, del Conde.

LAURA
No me nombres ese necio.

MARGARITA
¿Ya digeristes los guantes?

LAURA
1115
Ni ellos han de ser bastantes,
ni todo el mundo es buen precio
para que a don Juan le ofenda.
Bien sabes tú cómo ha sido,
aunque al fin nos has metido
1120
sin provecho en la contienda.)

FELICIA
¡Pártanse el mundo las dos!
Denme un jarro de agua fría,
que la más parte del día
de sed doy el alma a Dios.

CAPITÁN
1125
Traigan colación y nieve.
Voy a buscar un criado.

BEATRIZ
Sosegaos, señor soldado,
que aquí yace quien se atreve
a sacaros de contienda,
1130
haciendo con brevedad
que no quede en la ciudad
nieve ni confite en tienda.

CAPITÁN
¿Búrlaste? ¿De qué manera?

BEATRIZ
Si no me acusan, señores,
1135
yo les haré mil favores,
porque soy algo hechicera.

DON JUAN
¡Oh, qué lindo es el donaire!

BEATRIZ
¿Pues quieren, en conclusión,
que les traiga colación
1140
sin moverme? ¿Por el aire?
¿De los reinos lamentables
quieren ver, por su contento,
pajes formados de viento
y confituras palpables?
1145
¿Del cocito del infierno
el agua que se resfría,
más que el carámbano fría
la dura escarcha de Averno?
Díganlo presto y verán
1150
si por la ciencia me estimo.

CAPITÁN
(Diga esto bajo el CAPITÁN.)
(Esto es traza de mi primo.)

DON JUAN
(Bajito.)
(Esto ordena el Capitán.)

BEATRIZ
¿Qué dicen, señores?

DON JUAN
¡Venga!

CAPITÁN
Yo a las damas asiguro.

BEATRIZ
1155
Comienzo, pues, el conjuro
y todo el mundo se tenga.
(Levántase y conjura.)
Por la fuerza del papel
que se escribió por tu llanto,
por el conjuro y encanto
1160
que pienso hacerte con él,
señor del pueblo estranjero,
de luz de gloria privado,
ven a tu cielo estrellado
en traje de confitero.
1165
¡Vuela presto! ¿No te mueves?
Que si te crecen las alas,
de estas que agora regalas
podrá ser que alguna lleves.

(Salen el CONDE y dos CRIADOS, con colación y nieve.)

CONDE
Aquí venimos, señora,
1170
a cumplir tu mandamiento,
desde el lóbrego aposento
donde la luz nunca mora.
Recibe la confitura
y la bebida a tu cargo,
1175
que por ser mi infierno amargo,
puede dar poca dulzura.

MARGARITA
¡Jesús, qué negro y qué fiero
es aquel! ¡Dame tu ayuda!
Jordiet es este, sin duda,
1180
pues es negro y confitero.

CONDE
¿Mandas otra cosa?

BEATRIZ
No.

LAURA
Despídelos presto, amiga.

BEATRIZ
[Aparte.]
(Vete, y no tengas fatiga,
que en tu lugar quedo yo.)

(Vase [el CONDE y los CRIADOS].)

DON JUAN
1185
Si de estas niñas tenéis,
convidad al preste Juan.

CAPITÁN
Todos en mi casa están
para cuanto vos mandéis.

DON JUAN
Ya lo entiendo.

CAPITÁN
Ya lo entiendo.

BEATRIZ
1190
[Aparte.]
(Más cierto lo entiendo yo.)

MARGARITA
La confitura se dio
a la sorda y con estruendo.
¿No es bueno, Laura, este primo?

LAURA
¿No es muy bueno este hermano?

MARGARITA
1195
Siempre usáis por esa mano.

LAURA
Animaisos, y me animo.

FELICIA
Cómase la colación,
que de rica se defiende,
que es confitura de duende,
1200
no se convierta en carbón.
Yo la bendigo y comienzo.
¡Qué piñonada tan rica!
Por tu fe, Margaritica,
que me guardes en un lienzo.

MARGARITA
1205
Veré si traigo un papel.

(Dale BEATRIZ el papel del CONDE, pensándole dar el del CAPITÁN.)

BEATRIZ
Tomalde.

MARGARITA
Yo soy cogida.
Mas quiero ver, por mi vida,
las locuras que hay en él.
Poco importará romperle.
1210
[Aparte.]
(¡Oh, niña, más que hechicera!)

FELICIA
Bien haya tal confitera,
que el azúcar no le duele.
Dios le saque de las penas.

BEATRIZ
Sí sacará, si yo puedo.
1215
No comáis, Laura, con miedo,
que estas hostietas son buenas.

LAURA
¿Y para qué?

BEATRIZ
Para el pecho.

FELICIA
La niña dice verdad.
En este papel llevad
1220
de ellas, que os harán provecho.

MARGARITA
[Aparte.]
(¿Papel hay para las dos?
¡Oh, qué buena va la danza!)

BEATRIZ
[Aparte.]
(Ya se logra mi esperanza.
Pero así me ayude Dios,
1225
que no sé si los troqué.
Pues son de amores, no importa:
para legista soy corta,
aunque de escribir bien sé.)

CAPITÁN
[Aparte.]
(Esta, por disimular,
1230
le dio papel a mi hermana.)
Mas ¿no notáis con qué gana
comienza aquel a gritar?

DON JUAN
De mil necios son reclamos
estos que la noche abona.
1235
Mas con el eco razona.
Escuchémosle y comamos.

(Dice el CONDE gritando [dentro], y responda el eco.)

CONDE
Eco, hablemos a concierto. Cierto.
Pide si nadie me lo impide. Pide.
¿Por qué me hielo con mis llamas? Amas.
1240
¿Hay en mi fuego medio alguno? Uno.
¿Y está muy lejos de esta cerca? Cerca.
¿Cuál es el bien que me da el cielo? Hielo.
¿Y quién lo aparta de mi fragua? Agua.
¿Y es mucha la que el bien me apoca? Poca.
1245
¿No daré, pues, a mi jornada? Nada.
Mi gran respeto lo aprueba. Prueba.
¿Qué sacaré de haber probado? Vado.
¿Y si del vado me destierran? Yerran.
Pero, ¿si mi dolor se sufre? Sufre.
1250
¿Y si la ley de amor traspasa? Pasa.
Lo que miro, ¿será ribera? Era.
Y esta jornada, ¿es tierra o cielo? Cielo.
¿Quién de este cielo es la luna? Una.
¿Y esa con mi dolor descrece? Crece.
1255
¿Y quién le causa sus menguantes? Guantes.
¿Quién de su lumbre la despoja? Hoja.
Quemalla, pues, para aplacalla. Calla.
Callo, que de cobarde y descontento,
hasta en tus mismas voces me escarmiento.

(Esto dice alborotado DON JUAN, y el CAPITÁN le tiene un poco.)

DON JUAN
1260
Esto es muy gran osadía,
primo. A Dios.

CAPITÁN
¿Adónde vais?

DON JUAN
Pues con las damas quedáis,
voy a cierta cosa mía.
Luego vuelvo.

LAURA
No habéis de ir,
1265
aunque os fuerce con mi mano.
Tenelde, por Dios, hermano,
que va don Juan a reñir.

MARGARITA
No le dejéis Capitán.

CAPITÁN
Primo, ¿qué locura es esta?

MARGARITA
1270
[Aparte.]
(Una que mucho me cuesta.)

[Vase DON JUAN.]

CAPITÁN
¡Ah, primo!

MARGARITA
¡Don Juan!

LAURA
¡Don Juan!

CAPITÁN
Por el Prado arriba vuela.
Por fuerza le he de seguir.

[Vase el CAPITÁN.]

FELICIA
¡Ay, Señor, que va a reñir
1275
sin montante y sin rodela!
¡Madre de Dios del Socorro,
valelde como podéis!

MARGARITA
¡Ah, Laura, y cuál estaréis
ufana! Pues yo me corro
1280
de ver estas liviandades,
que a vuestra causa se estienden,
que, en ser fuegos de ira, prenden
más en las verdes edades.
Ahora sí que os contentan
1285
los inciertos desafíos,
por ver que de vuestros bríos
tragedias se representan.
¿Es de señoras de talle
tener dos galanes juntos,
1290
que el uno viva por puntos
y el otro muera en la calle?
¿Es de graves y de fieles,
sin topar en embarazos,
tomar del antiguo abrazos
1295
y del moderno papeles?
¡Ah, Laura!, por don Juan siento
vuestra mala condición.

LAURA
Celos, Margarita, son,
y celos sin fundamento,
1300
que si yo tomé el papel
vuestro engaño me disculpa,
y así, agraviada y sin culpa,
a pesar vuestro, soy fiel.
Vos con fingido color,
1305
siguiendo por amistad
del Conde la voluntad,
vendisteis lo que era amor.
Bien engañastes mis ojos,
pero no mi corazón,
1310
y habéis hecho al fin pregón
de su agravio y mis enojos.
Aforrado está don Juan
de celos todo de azul,
pero trajo en un baúl
1315
medicina el Capitán.
Presto saldréis de cuidado,
que nos casamos muy presto.
Pero vos queréis, tras esto,
perseguírmele casado.
1320
No lo hagáis, que soy celosa,
que lo muy bueno se precia.

MARGARITA
No fuérades vos tan necia,
ni yo tan escrupulosa,
si os atajare antes de esto.
1325
Pero al fin tengo paciencia,
por no reñir la pendencia
que allá causare, y bien presto.
Mis manos os respondieran...

FELICIA
¿He de castigaros, niñas?

BEATRIZ
1330
[Aparte.]
(Yo crezco con estas riñas.)

(Digan de dentro, gritando.)

CONDE
¡Mueran, Carlos, mueran, mueran!

DON JUAN
Estos, a lo que dicierno,
nos dieron la colación.
Demonios de Italia son.

CONDE
1335
Y seremos del infierno.

CAPITÁN
Paz, don Juan, que este es el Conde,
y le estoy muy obligado.
¡Oh, mozuelo apitonado,
ni me escucha ni responde!

ALGUACIL
¡Al Rey, al Rey!

FELICIA
1340
Esta noche
se ha de encender un gran fuego.
Vámonos a casa luego,
pongámonos en un coche.

LAURA
Aquí mi carroza tengo.
1345
Sola iré, vamos de aquí.

MARGARITA
Pues reniego yo de mí
si no os persigo y me vengo.

LAURA
Con rabias y testimonios
muy bien os podréis vengar.

BEATRIZ
1350
En infierno ha de parar
fiesta en que bailan demonios.

FELICIA
¡Hola, pajes!, levantad
esto y poneldo en el coche.

PAJE
Despojo queda esta noche.
1355
Vámonos a la ciudad.

(Vanse.)

Jornada II

Sale MARGARITA, sola.

MARGARITA
Ardo en la esfera más alta,
y pues mi fuego violento
como rosicler esmalta
al otro, que es su elemento,
1360
será mi muerte sin falta.
Pero no me acaba, ¡ay, triste!,
que el pensamiento resiste
como fénix en la prueba,
y entre la ceniza nueva
1365
de nuevas plumas se viste.
Con ellas subo a mi cielo
con temor y con fatiga,
pues las alas con que vuelo
son cortas como de hormiga,
1370
y así me pierdo en el vuelo.
(Saca un papel.)
Quiero ver del Capitán
el billete y el afán.
¡Oh, mundo malo, en efeto!,
yo burlo de este pobreto,
1375
y de mí burla don Juan.
No me parece que es esta
su letra, que no es tan buena.
Caro a su dama le cuesta
el galán que a pluma ajena
1380
sus secretos manifiesta,
que el poeta al primer lance,
satisfecho de su alcance,
muestra a dos mil el papel,
y así, dan traslados de él,
1385
como copia de romance.
Esta letra corresponde
con otra que no me acuerdo
en qué tiempo la vi y dónde.
Pero ya la duda pierdo,
1390
porque al fin ella es del Conde.
¡Oh, qué bueno que sería!
La niña, por vida mía,
los papeles ha trocado.
Quiero ver este cuitado
1395
cómo sigue una porfía.
(Carta.)
Partí de vos con los guantes partidos, sin hallar uno que lo fuese para mi reparo, y reparando en el aviso que a vueltas del rigor me distes de la salida de esta noche al Prado, cobré nuevas esperanzas, y a costa de ellas vivo, y hago la de esta jornada en vuestro nombre, al cual irán siempre encaminados mis deseos. Recaben de vuestras manos lo que merecen por ser hechura de ellas; esperando licencia para besallas, la quito en este punto a las mías de acompañar la pluma que os encamina estos borrones.
Garabatillos tenéis,
señor billete, sin duda.
Breve sois y mucho hacéis,
y sobre todo, en mi ayuda,
1400
un gran tesoro traéis.
Si este papel ve don Juan,
sin falta se acabarán
sus dudas y sus locuras;
que estos ya tratan honduras,
1405
que cerca del premio están.
A mí me importa apretar
con él mi ciega porfía.

(Sale FELICIA.)

FELICIA
A don Juan he visto entrar,
hija, por la celosía,
1410
y nos sube a visitar.

MARGARITA
A muy buen tiempo ha venido.
Señora, el favor os pido
que en todas las ocasiones
me dan vuestras invenciones,
1415
con lo cierto y lo fingido.
A mí me habéis de ayudar,
ayudando a mis intentos.

FELICIA
¿De qué suerte?

MARGARITA
No hay lugar.
Mas, pues somos instrumentos
1420
que concuerdan sin templar,
seguidme.

FELICIA
Por tus amores,
de mil perlas y mil flores
adornaré tus narices,
y a tiento, por lo que dices,
1425
te llevaré los tenores.
Ya sabes tú lo que puedo.
Mas ¿por qué lloras agora?

MARGARITA
Aquí comienza el enredo.

FELICIA
Pues toma este lienzo, y llora
1430
a rienda suelta y sin miedo.
¡Oh, hecho de gran renombre
para que el mundo se asombre!
Somos, con término diestro,
señoras del mundo nuestro,
1435
y de la risa del hombre.
También comienzo a llorar,
porque al fin la he de seguir.

(Entra DON JUAN.)

DON JUAN
Sin licencia quiero entrar,
que es gran locura pedir
1440
donde me puedo tomar.
Decid, ¿qué tristeza y llanto
es este? Mas no me espanto
que la tristeza me siga.
Margarita, ¿qué fatiga
1445
puede con vosotras tanto
que os tiene de esta manera?
Habladme, que ya entendéis
que es mi fe tan verdadera
como vosotras sabéis
1450
y como yo no quisiera.
¡Ay de mí!, tras este acuerdo
para perderme me pierdo.
Señora, ¿qué cosa es esta?
Llorar y no dar respuesta
1455
desdice de un pecho cuerdo.
Ñudos ciegos a la pena
de quien lo siente y lo ahoga,
y el alma, de enojos llena,
por la boca los desfoga,
1460
que es una puerta muy buena.
Merezca agora saber
la causa de esta tristeza.
Pues no queréis responder,
voyme a la naturaleza,
1465
que menos puede valer:
la vejez me lo dirá,
que es más loca y no sabrá
resistirse al llanto amargo.

FELICIA
Vos hallaréis buen descargo
1470
si allá callándolo está.

MARGARITA
(Aparte.)
(Pensando estoy entre tanto
qué diré.)

DON JUAN
¿Que los enojos
os ponen, Felicia, tanto
capote sobre los ojos,
1475
lágrimas, tocas y manto?
¿Qué desventura lloráis?
Responded. ¿También calláis?
Mucho dura el entremés.
Alto, lloremos a tres,
1480
o trecientos, si mandáis.
¿Ella lo dirá?

FELICIA
Sí, sí.

DON JUAN
Dime la causa, señora,
pues me remiten a ti.

FELICIA
Ella diga por quién llora,
1485
que yo no lloro por mí.
Dios se la depare buena.

MARGARITA
Por no darte, don Juan, pena,
callaba, y callara tanto,
hasta que rompiera el llanto
1490
mi vida con mi cadena.
Pero por obedecerte
me resuelvo en disgustarte.
Dios quiera, don Juan, que acierte,
que el mal quiebra por la parte
1495
que es para entrambos más fuerte.

DON JUAN
Acaba, no me suspendas.

MARGARITA
Si Laura, por tu injusticia,
no ha sobrado en mis contiendas,
¿será bien que su malicia
1500
te moteje de mis prendas?
¿No basta que te me gana,
sino que, alegre y ufana,
triunfando de mis despojos,
con papel me da en los ojos
1505
y con risa en la ventana?
¿No basta que con ficiones
mis ciertas veras contrasta?
¿No bastan sus invenciones?
Y sobre todo, ¿no basta
1510
lo que siente en mis pasiones,
sino que con manos llenas,
para burlar de mis penas,
me muestra por glorias suyas,
no solamente las tuyas,
1515
pero también las ajenas?
Siento que sus esperanzas
hagan de entrambos desprecio:
de mí con vuestras privanzas,
de ti, que en tu menosprecio
1520
se fundan sus alabanzas.
Este papel te lo diga,
(Dale el papel.)
que ella sin mucha fatiga
con un paje me ha enviado.
Mira bien si este recado
1525
me desespera y obliga.
Bien conoces esta mano.

FELICIA
[Aparte.]
(Sin duda es papel del Conde.
Mas, ¿cómo vino a su mano?)

MARGARITA
Si tu Laura así responde
1530
con tus celos, ¿no es muy llano,
que sobrada razón fundo,
que es la más falsa del mundo,
y quiso, según infiero,
a ti por galán primero
1535
como al Conde por segundo?
Si no fue por tu mandado,
y no tengo mal indicio;
que un hecho tan arrojado,
si no te hallara propicio,
1540
jamás le hubiera intentado.
Habrás perdido el denuedo
con su regalo, y no puedo
darte disculpa mejor,
que a los agravios de amor
1545
todo es perdelles el miedo.
Al fin, ¿así te ofendió
y así se burló de mí?
Mas de mí no se burló,
que yo la sufro por ti.

FELICIA
1550
[Aparte.]
(Mejor compone que yo.
¡Ah, hija de mis entrañas!)

MARGARITA
Mira bien cómo te engañas,
carga sobre mí este ensayo,
que a mí, don Juan, un desmayo
1555
me cuestan estas marañas.

FELICIA
¡Ay!, si la vieras agora,
sin duda que reventaras,
que esta muy necia señora,
de las ofensas más claras
1560
más que del bien se enamora.
Todo su negro pesar
era por disimular,
y rematara el vivir,
sino que en verte venir
1565
ha comenzado a llorar,
y acabará si te vas.
¡Qué negras veras te digo!

DON JUAN
Al fin, ingrata, que das
tus armas a tu enemigo.
1570
¡Qué bien segura que estás!
No pensé menos de ti.
Pues, ¿ha de pasar así?
Rabia y desdén me combatan.
Pero ni rabias me matan,
1575
ni desdenes, ¡ay de mí!
Acero soy para el daño,
y cera para el dolor.
Pero ya mi desengaño
quitó la vida al amor,
1580
y al entierro le acompaño.
Tan muerto voy como él.
¡Oh, rigurosa! ¡Oh, cruel!
Lienzo fuistes y serás,
pues la mortaja me das,
1585
que ha de ser lienzo, en papel.

MARGARITA
[Aparte.]
(Bien me sale esta invención.
Quiero proseguir mi antojo,
no mostrar tanta pasión.)
Mira que el presente enojo
1590
honra la antigua afición.
La privación que lastima
del acto abona la estima.
Siente el mal como lo siento,
múdala de tu instrumento,
1595
que ya se roza esta prima.
Sepa cómo lo has sabido,
y no le hables jamás,
y si quieres buen partido,
despídete, que podrás,
1600
con un billete sentido.
Yo sí que la entendería,
pues un papel que tenía
del Capitán, engañada,
por hacer de la enojada
1605
y por seguir su acedía,
se lo envié.

FELICIA
(Aparte.)
(Muy bien vamos.)
¿Estas en el mundo viven?

MARGARITA
Sepas que todas mandamos,
y que a todas nos escriben,
1610
y que todas desdeñamos.

FELICIA
Por estos ojos, don Juan,
vi el papel del Capitán
que le dieron por engaño,
y su degusto y su daño
1615
los ojos te lo dirán.
¡Oh, hija del alma mía,
más firme que la firmeza!

DON JUAN
De tan grande alevosía,
cuanto es mayor la extrañeza,
1620
tanto más fuego en mí cría,
tanto me abraso y consumo
y, en efeto, me resumo
de que acaben mis querellas,
a Laura con las centellas
1625
y a su Conde con su humo.
Presto veréis lo que siento,
y veréis si voy honrado.

(Vase.)

MARGARITA
Un gallardo pensamiento,
con valor ejecutado,
1630
vale por medio contento.

FELICIA
Vámonos, hija, de aquí,
que me engañarás a mí.

MARGARITA
¿Finjo bien?

FELICIA
Como unas flores.
Yo te digo, mis amores,
1635
que puedes matar por ti.

(Vanse. Salen TEODORO, el CAPITÁN y LAURA.)

TEODORO
Poco estima don Juan vuestros quilates.

LAURA
Señores, si por celos se ha movido,
los celos son tan cuerdos disparates
que el honor tan honrado nunca ha sido
1640
Del blanco amor los ásperos combates
están con el temor hasta el oído,
y deslindar injurias es su precio,
y sobre bien querer no hay menosprecio.

TEODORO
Tengan los celos, para no ser malos,
1645
las cárceles del alma por defensa,
que entre dos que se quieren son regalos,
y si lo saben tres, ya son ofensa.
Pero don Juan a rienda suelta dalos
por mengua, por rigor, por recompensa,
1650
y entre soberbios, locos y livianos
se miden y averiguan con las manos.

LAURA
Dar leyes al querer, que es tan esento,
regir la voluntad por la costumbre,
es poner raya al mar y freno al viento,
1655
y escurecer del sol la usada lumbre.
Si desfogó don Juan el sufrimiento
entre el rigor de tanta muchedumbre,
vos lo escusáis, porque los celos saben
a ofensas entre mil, si mil los saben.
La culpa fue del Conde.

CAPITÁN
1660
No llevemos
lo que es honor por circunloquios vanos.
O por medios de paz nos concertemos,
o pongan al rigor mano las manos,
o cásese don Juan, o romperemos,
1665
que entre plebeyos, nobles y villanos
andáis tan murmurada y desvalida,
que me importa ganaros, de perdida.
Esto por dos razones me conviene:
por vos y por turbar las esperanzas
1670
de aquella injusta que un papel me tiene,
y a mí con él, sujeto a sus mudanzas.

LAURA
(Diga esto bajito.)
(El pobre Capitán, que no se aviene
en su alterado mar sin mis bonanzas,
quiere que mi Santelmo le visite,
1675
y que el temor de sus naufragios quite.)

TEODORO
Venga don Juan, y acábese este enredo.

CAPITÁN
Yo lo mandé llamar, y así salimos
los dos de obligaciones y de miedo,
quedando por cuñados y por primos.

LAURA
1680
[Aparte.]
(¡Pobre galán!, que así llamarte puedo,
pues fundas en tan débiles arrimos
de una rapaza bachillera y vana,
que le da sus papeles a tu hermana;
que pudo ser, sin duda, que ha trocado
los billetes.)

CAPITÁN
1685
Hermana, cuando venga,
hablalde vos primero sin enfado,
o con rigor, o como más convenga,
que si desdice del respeto usado,
haremos que se mida y que le tenga.

[Sale un PAJE.]

PAJE
1690
Don Juan viene, señor, a visitarte.

CAPITÁN
Entre.

[Vase el PAJE.]

TEODORO
Pongámonos los dos aparte.

(Sale DON JUAN, y quiere saludar al CAPITÁN, pero como los ve hablando, va a LAURA.)

DON JUAN
Estos están embebidos
en algún negocio grave.
Llegad, pasos impedidos,
1695
adonde tienen la llave
del alma y de los sentidos.
Ya me comienzo a turbar.

LAURA
Don Juan, bien podéis llegar.
Habladme, no receléis,
1700
que esos dos, porque me habléis,
nos dan a posta lugar.
Ya comenzáis a cebaros,
grandes son vuestros aceros.
¡Que queráis, por no allanaros,
1705
que comience en reprenderos
por huir el disculparos!
Responded.

TEODORO
[Aparte al CAPITÁN.]
(¡Qué desatinos!
Los dos se ponen mohínos.
¡Bien comienzan, por mi vida!)

LAURA
1710
¿Queréis que os ruegue ofendida?
Debe ser de amores finos,
debe ser costumbre nueva
de los modernos galanes
probar las damas, si es prueba
1715
lo que solo en ademanes
en ley de amor se reprueba.
Debe ser gran gentileza
mostrar en mucha braveza
condición áspera y rota,
1720
poniendo en mi punto nota
y culpa en vuestra nobleza.
Debe ser honrado empleo
convertir en guerras vanas
el pacífico deseo,
1725
y acabar las fiestas llanas
en folla, como torneo.
¡Ay, primo!, que son jornadas
las vuestras muy escusadas
y desdice de mi honor,
1730
que mal triunfo es el de amor
si se atraviesan espadas.
En mí ¿qué faltas halláis,
o que sobras en él veis?
¿Qué locura me notáis?
1735
¿En qué favores topáis?
¿De qué mudanzas teméis?

TEODORO
[Aparte al CAPITÁN.]
(¡Cuánto puede la verdad!
Mira cómo le confunde.)

LAURA
Alto, hagamos amistad,
1740
y esta pendencia redunde
en doble conformidad.
Dadme la mano.

DON JUAN
Si fuera
tu ingrato pecho de cera,
como es duro pedernal,
1745
y en cada dedo un puñal
de cuatro esquinas tuviera,
diératela por matarte.
Pero mano tan piadosa,
mejor es, Laura, que aparte,
1750
do menguada y vergonzosa
se acabe sin acabarte.
¿Mano me pides, infiel?
Mas no me espanto, ¡oh, cruel!,
que sigas antojos vanos,
1755
y que des en pedir manos,
pues tratas tanto en papel.
¡Oh, cómo es proprio de malos
ir a topar con la lengua,
donde tienen sus regalos!
1760
Pero dalos por mi mengua,
al Conde, enemiga, dalos,
que de entrambos no hay dudar
que el cielo me ha de vengar,
sin dejaros avenir,
1765
que el Conde sabe fingir
y tú sabes olvidar.
¿Segundo papel admites,
y esfuerzas mucho su punto?
¿Dos embajadas permites?
1770
Tú debes tener gran punto,
pues tienes a dos envites.

LAURA
¿Qué locuras, qué quimeras
son estas? ¿Hablas de veras?
¿Qué nuevo papel me acusas?
1775
¡Ah, don Juan, que son escusas,
y saben a las primeras!
(Saca el papel que le dio en el Prado BEATRIZ.)
Si otro papel tengo en mí,
sin este, que es de mi hermano,
trágueme la tierra aquí.

CAPITÁN
1780
[Aparte.]
(De esta vez viene a la mano.
¿No le muestra papel?

TEODORO
Sí.

CAPITÁN
Sin duda que es la promesa.)

DON JUAN
¡Ah, Laura!, cómo me pesa,
mirando tu condición
1785
que la mudanza y fición
coman por ti en una mesa.
A no estar yo prevenido,
sin duda que me engañaras.
¿Que ya pones en olvido
1790
que el secreto en que reparas
tú propria me lo has leído?
¿Ya se te olvida, ¡ay de mí!,
que por no tenerme aquí,
de la lición que has tomado
1795
el libro me has enviado,
porque me libre de ti?
Y no pienses que adevino,
que por el mismo nivel
que tú caminas, camino,
1800
y pues sé de este papel,
(Saca el que le dio MARGARITA.)
sabré por dónde ese vino.

TEODORO
[Aparte.]
(Más cartas hay. No presumas
que estas dos livianas plumas
rematarán sus afrentas.

CAPITÁN
1805
Déjalos, que pasan cuentas,
y altercan sobre las sumas.)

DON JUAN
Esa mano que en ti vive
poco en mis gustos repara,
pues tu gusto la apercibe;
1810
ya escribe más a la clara
pues ya sin guantes escribe.
¡Qué carta tan bien trazada!
Mas ¿qué mucho que ayudada
con fuerzas del paraíso,
1815
escriba con tanto aviso
pluma que escribe avisada?
Nueva gloria compusieron
sus contentos renovados,
y por ser tan nueva hicieron
1820
serafines levantados
los ángeles que cayeron.
Y si en la parte en que están
puestos en tan dulce afán,
con esperanza segura,
1825
los demonios dan dulzura,
los ángeles, ¿qué darán?
Y si los más afligidos
en vez de caja dan son,
¿qué serán los derretidos?
1830
Cantarás, Laura, si son
menestriles los gemidos.
Y con todo, falsa, ordenas,
sin saber quién es apenas,
que esa carta en tu deseo
1835
se convierta en jubileo
que le saque de sus penas.
Ya no hay más conmigo cuentas,
muerto soy para tus cosas.
Ya quitaron sus afrentas
1840
de este esposo las esposas,
que en libertad atormentas.
Cásate con quien quisieres,
y ni me busques ni esperes.

LAURA
Don Juan, ¡ah, don Juan!, ¿qué es esto?
1845
No te me embarques tan presto.
¿Qué más hacen las mujeres?
Mira que vas engañado.

DON JUAN
Esa verdad solamente
te creo.

CAPITÁN
¡Señor cuñado!

DON JUAN
¡Señor primo!

CAPITÁN
1850
Impropiamente
ese título me has dado,
porque el nuevo me engrandece.

DON JUAN
Capitán, quien no merece
subir a punto tan alto,
1855
como de quilates falto,
la más humilde apetece.

TEODORO
[Aparte.]
(¡Del todo está reducido!
¡Mira qué blando le deja!)

CAPITÁN
Si es por dejarme corrido,
1860
de entrambos será la queja
siendo común el partido.
Pero, quedando esto aparte,
¿cuándo querrás desposarte?
Que un amigo según veo,
1865
para esa noche un torneo
publica por festejarte,
y lo mantiene en mi sala,
porque a mi gusto responde.

DON JUAN
Y ¿quién tanto me regala?

CAPITÁN
El conde Fabricio.

DON JUAN
1870
¿El Conde?
No será la fiesta mala.

CAPITÁN
He tomado por partido
despintar aquel ruido,
que un poco de honor me cuesta,
1875
con admitille esta fiesta.

DON JUAN
Notable invención ha sido.
Tiene al menos gentileza.

CAPITÁN
Porque ternán por muy llano
que anoche fue tu braveza
1880
movimiento valenciano,
y la del Conde llaneza;
que en su tierra se permite
una fiesta y un convite
por una dama casada,
1885
y ella queda tan honrada
como el otro sin su envite.

DON JUAN
(Aparte.)
(Estos me tienen en poco,
o sin duda que me tratan
como a mozo o como a loco.
1890
Quiero, pues no se recatan,
refrenarme agora un poco,
y pues de honrado me precio,
con público menosprecio
habré de pagar mañana
1895
las injurias de la hermana
y del hermano el desprecio.
Quiero mudar parecer.)

CAPITÁN
Primo, ¿en qué estáis divertido?

TEODORO
¿No veis que toma mujer?

DON JUAN
1900
Pensaba, que he concluido
que mañana puede ser.

CAPITÁN
Quede, pues, para mañana.

DON JUAN
Trataldo con vuestra hermana,
que yo voy a componerme.

(Vase.)

LAURA
1905
Sin duda por ofenderme
fingidamente se allana.

TEODORO
¡Qué resoluto y qué presto
se va!

CAPITÁN
La inconstante rueda
quiere que pase por esto,
1910
y sigo al fin su vereda
porque es señor de mi resto.
Vos os podéis aliñar.
Al Conde quiero avisar
de repente, que estas bodas
1915
sin pensar se acaban todas,
pues se emprenden sin pensar.

(Vanse [el CAPITÁN y TEODORO].)

LAURA
Antes mi pecho, dudoso
con esta mudanza presta,
teme que el fingido esposo
1920
no quiera trocar la fiesta
en algún hecho lloroso.
Sobre tan grande rigor
mostrarme tan gran favor,
sin duda alguna es fingido,
1925
pues ha puesto lo que ha sido
movimiento de temor,
que este no cabe en don Juan.
Quiero a Margarita ver,
pues los secretos están
1930
de mi primo en su poder.

(Sale BEATRIZ.)

BEATRIZ
Señora, ¿fuese el galán?
¿Cuándo será el matrimonio?

LAURA
¿No veis que le turbáis vos?
Que el matrimonio es de Dios
1935
y vos le hacéis del demonio.
Pues tenéis familiares,
sabeldo por vuestra ciencia,
aunque os falta la experiencia
de dar papeles a pares.
1940
Un galán de vuestra mano
tengo, que ahora en mí vive.
Seguramente me escribe,
¡que es, cuando menos, mi hermano!
Yo le pienso hacer favores,
1945
decídselo. No os turbéis.
¿Por madastra me queréis?

BEATRIZ
Ciertos son ya mis temores.
Erré, de turbada, el lance,
pero al remedio me acojo.
1950
Cese, Laura, vuestro enojo,
y hablemos en buen romance.
El Conde y mi padre hicieron
gran confianza de mí.
Dos papeles recibí,
1955
que para entrambas me dieron.
Tomelos, con intención
de no ofenderos a vos,
y por quitar de los dos
esa loca pretensión;
1960
que a vos el de vuestro hermano
de obligaciones os quita,
y el del Conde a Margarita
poco le ofende, es muy llano.

LAURA
Por cierto, gentil enredo.
1965
¿Hechicera sois a fe?
Pero yo me vengaré
de Margarita, si puedo,
que ella, que en celos se abrasa,
mostró a mi primo el papel.
1970
Yo sabré el intento de él
esta noche, allá en su casa.
Allá me voy esta noche,
y en una ventana de ella
he de escuchar su querella.
1975
Manden que pongan el coche.
Mas no, que secreta quiero
ir allá en tu compañía.

BEATRIZ
¿Quiere vuestra señoría
un manto y un escudero?

LAURA
1980
¡Oh, lo que parla este grillo!
Cubrámonos, por tu fe.

BEATRIZ
Con soplos me cubriré
con el manto de soplillo.

LAURA
Bien soplas, niña, a las niñas
de los ojos.

BEATRIZ
1985
Cuando hay pajas,
suelen trocar mis barajas,
en grande paz, grandes riñas.
A lo toledano quiero
cubrirme.

LAURA
Dame esa mano,
1990
demos razón a mi hermano;
y tú llama un escudero.
Sacalde para las dos.
Cobrar quiero esta mujer,
y por su medio he de ver
1995
si este negocio es de Dios.
Haré que llame a don Juan
y escucharé sus razones,
que en semejantes ficciones
mis negras glorias están.

BEATRIZ
2000
[Aparte.]
(Aquí vienen a la folla
dos mantos y una criada,
revueltos como ensalada,
por ser telas de cebolla.
Dios bendiga el noble seso
2005
de las españolas vanas,
que, como son tan livianas,
han menester poco peso.
Presto querrán estas mayas,
para mostrarse a las gentes,
2010
que les hagan transparentes
las camisas y las sayas.
Trasluzan sus invenciones,
que es de sus galas provecho,
solo no trasluza el pecho,
2015
por no mostrar corazones.)

(Vanse. Salen el CONDE y DON CARLOS.)

CONDE
Para que mi valor por experiencia
se conozca, una fiesta hacer deseo.
Mi dama pienso que con su presencia
querrá favorecer a mi deseo.

DON CARLOS
2020
Señor, quien hace fiestas en Valencia,
sus galas mide siempre con su empleo,
y así, burlando salen cosas tales,
que pocas tienen en España iguales.
Mira bien lo que emprendes.

CONDE
En mi tierra
2025
sabemos hacer fiestas de importancia.

DON CARLOS
Una sola que en público se yerra
de dos mil escurece la ganancia;
y esto que es gala juntamente y guerra,
doblada suerte pide.

CONDE
En toda Francia
2030
y en las ciudades de Toscana bellas
saben muy bien si salgo bien con ellas.
He visto tantas y he trazado tantas,
a título de Marte y de Cupido,
que las más acertadas que levantas,
2035
yerro de la menor de estas han sido.
Pues porque no te espantes, si te espantas,
hasta ver mi propósito cumplido
no he de parar, y entonces por la obra
conocerás que la razón me sobra.

DON CARLOS
2040
Tú, si de cañas vieres el combate,
dirás: «Cosa mejor no vi en mi vida».

CONDE
Allá no tienen por de gran quilate
sino es caballería de la brida.

DON CARLOS
No porque tu nación la apruebe y trate,
2045
la de jineta es menos conocida.

CONDE
Puede ser que me engañe o que te engañas.
No disputemos, cuéntame las cañas.

DON CARLOS
Por celebrar la fiesta señalada,
de nuestra patria general contento,
2050
que juntó la prosapia de Moncada
con la de Palafoix en casamiento,
en la plaza mayor, entapizada
de estrellas del segundo firmamento,
entraron con bizarros ademanes
2055
estas cuadrillas, galas y galanes.
Don Gaspar Mercader a maravilla,
de amarillo y de azul, todo chapado
de plata, entró primero su cuadrilla,
de dos hijos y un deudo acompañado,
2060
Gaspar y Baltasar, para seguilla,
y don Cristóbal Mercader al lado:
compañía de cuatro mercaderes
en quien el mundo pone sus haberes.
Dos Sapenas sacaron a porfía
2065
de encarnado, que nada en sí discrepa,
capellares con red y argentería,
marlotas que de plata llevan trepa,
y a don Cristóbal en su compañía.
Mercader y Zapata, antigua cepa,
2070
con don Franciso Artés, así brillaban,
que a los rayos del sol la luz quitaban.
Siguió don Joaquín esta derrota,
que de Calatayud toma apellido,
de amarillo y morado la marlota,
2075
de tela de oro el capellar lucido,
lo morado del manto y de la cota
con chapeles de plata guarnecido,
y un Vilanova, un Artés y un Vique
lleva, porque su gala se publique.
2080
De amarillo y de azul entran lozanos
don Ausías Crespí con don Matía
Sanz, con dos don Franciscos, sus hermanos,
que empatan sangre, lustre y gallardía,
con caireles de plata y pasamanos,
2085
y de morado y plata los vestía.
Trepas llenas de gala y artificio,
de su buen gusto dieron claro indicio.
Capellares de plata y de amarillo
sacó, sobre marlotas de leonado,
2090
don Gaspar Mompalau, que era caudillo
de un vistoso cuartel bien ordenado.
Jaime Pertusa gusta de seguillo,
y don Miguel de Mompalau al lado
de don Francisco, que de Castro lleva
2095
la gloria antigua del honor a prueba.
Don Gonzalo, que el Híjar le conviene
por aquel que ganó la ciudad nuestra,
de plata y encarnado al juego viene,
y de amarillo y plata que hacen muestra,
2100
a don Juan Aguilar al lado tiene,
y a don Nofre, su hermano, a cuya diestra
asiste con hacer cien maravillas,
Gaspar de Riambau y de Cruillas.
Don Vicente Milán, acompañado
2105
del sin par don Antonio de Cardona,
con don Carlos de Borja, a cuyo lado
don Ramón de Pallás juega y razona,
de terciopelo negro, recamado
de plata y oro, que una pieza abona
2110
de mucho frezo de oro sobrepuesto,
con bizarro ademán entró en el puesto.
Don Jerónimo entró con su cuadrilla
tras él, que Villarasa es su renombre.
Gala sacó morada y amarilla,
2115
con mucha plata rasa como el nombre.
a don César Tallada hoy acaudilla,
y pues con César va, no va sin hombre,
y entran siguiendo su divisa y lista
don Luis Granullés y don Bautista.
2120
De plata negro, grave y muy gallardo,
con don Guillén de Castro al lado izquierdo,
don Villarich Carros y don Luis Pardo,
entró don Juan, su padre, alegre y cuerdo.
(Aquí hace pausa y como que llora.)
¡Oh, muerte cruda, si el fogoso dardo
2125
pudieras refrenar...! Pero ya pierdo
el hilo.

CONDE
No lloremos, Carlos. Basta.

DON CARLOS
Esto debo a la sangre de la casta.
Don Francisco Lanzol corrió la plaza
con marlota encarnada y chapería,
2130
y el naranjado capellar abraza
su cuerpo, que mil glorias prometía.
Entra con él, y con la misma traza,
don Antonio Belvis, que le seguía
Pallarés y Torrellas, cuyas cañas
2135
volaron por el aire sus hazañas.
Con don Luis Calatayud entraron
Gaspar Vidal y el buen don Pedro Roca,
don Carlos Castellví, que se igualaron
a los que Marte con el dedo toca,
2140
de azul y de encarnado devisaron
con plata, aljófar, capellar y toca,
gala gentil, chapada chapería,
que con el sol brillaba y competía.
Don Miguel Figuerola siguió luego,
2145
cubierto de oro, encarnado y blanco,
devisa que se vio mucho en el juego,
y él se mostró con ella amante y franco.
Siguen los rayos de su mismo fuego,
don Francisco Vallterra y a su blanco
2150
don Melchor Escribá con él corría,
y un Aguilar de Cruz que le seguía.
De verde y plata, por las orlas puesta,
con capellares de oro y colorado,
salieron tres Boyles a la fiesta
2155
que de Manises tienen el ditado.
Es cuadrillero el padre que se asiesta
de don Juan Sans valido y ayudado,
señor de Alboy, haciendo maravillas
con lo mejor del juego y sus cuadrillas.
2160
Con don Enrique Alpont jugó su hermano
don Jusepe, y Bonastre con Peralta:
cuatro Muzas parecen en el llano
que Sarracina por el rey les falta.
De amarillo se visten, y el lozano
2165
listón de plata por las trepas salta.
Jugaron y ganaron alabanzas,
trocando lo amarillo en esperanzas.
De amarillo y azul se devisaron
dos Ferreres, Jerónimo y Enrico,
2170
y de morado y verde, que llegaron
a lo más caudaloso y lo más rico,
su repartida escuadra acompañaron
Guillem Marc, cuyo talle os certifico
que a don Joaquín Mascó, que le ayudaba,
2175
como parejo en todo emparejaba.
El de Bétera viene acompañado
del señor de Albatera, a quien seguían
don Pedro Puigmarín y el señalado
Jimen Pérez de Armunia, y se vestían
2180
marlotas que de plata y encarnado
con franjas de lo mismo relucían,
y llevan de estos dos lucidos pares
tela de plata azul los capellares.
Con estrellas de plata relevadas
2185
su cuadrilla sacó el señor de Entella,
y en las ropas, que son todas moradas,
de plata un gran follaje es cada estrella.
Vienen con él don Pedro de Marradas
y, siguiendo sus lances y su huella,
2190
con don Luis Sorel entró don Diego
Carroz, seguro de adornar el juego.

CONDE
¿Hay más cuadrillas?

DON CARLOS
¡Oh, cómo quisiera
que a don Miguel Valterra le miraras!,
que de azul y amarillo entró su hilera,
2195
con chapas cuya plata codiciaras,
y él y don Juan, su hermano, en la primera
tan derechos y ligeros como jaras,
con el de Ferragut aquí llegaron,
y don Francisco Fenollet. Entraron
2200
con mantos de morado y amarillas
marlotas, cuyas trepas son de plata.
De don Jaime Sorel siguen las sillas,
ricas de bordadura y de riata,
Dimas Pardo y Soler, que maravillas,
2205
por el desdén altivo de una ingrata,
hacen con don Francisco Vilanova,
que su lenguaje y ademán aboba.
Del color que señala cualquier hoja
con los matices del invierno helado,
2210
Marco Antonio y Felipe Penarroja
entraron de amarillo y encarnado,
trepas anchas de plata, y no se arroja
quien encarece su ademán sobrado,
y el compás breve con que el aire corre
2215
sigue don Juan Garín y el de la Torre.
Don Juan Ferrer, muy diestro en toda silla,
de un Belvis y un Marc acompañado,
con don Jaime Ferrer, que a maravilla
es para gala y armas muy buen lado,
2220
entró bizarro, a fe, con su cuadrilla,
de terciopelo azul y de gualdado,
de fina plata la lucida trepa,
por quien un gran follaje hermoso trepa.
Morado y amarillo y chapería
2225
de plata son la gala devisada
que el buen don Pedro Castelví traía,
que va de don Juan Vivas ayudada,
y viene de lucida compañía
de dos Carrozes nobles adornada,
2230
don Pedro y Baltasar, que a padre e hijo
se debe lo mejor del regocijo.
De don Jaime Ferrer el postrer puesto
salió de tela de oro y plata pura,
y un listón de morado, sobrepuesto
2235
de plata de martillo, estraña hechura.
Don Francisco de Borja, echando el resto,
con don Gaspar Guerau, que lo procura,
le ayudan, y acompañan su persona
el galán don Felipe de Cardona.
2240
Estas son las cuadrillas que jugaron,
a cuatro por escuadra y por hilera,
y por maestros de la fiesta entraron
un Pellirer, un Vique, un Zanoguera
y un Vallés, que el concierto que guardaron
2245
solo su proceder te lo dijera:
maestros fueron de la fiesta brava,
que lo pudieran ser de Calatrava.
Y estos noventa y dos gallardos soles,
de telas, plata y oro, y terciopelo
2250
vestidos, con hacer mil caracoles,
en su esfera suspenden al del cielo.

CONDE
Basta decir jinetes españoles
para decillo todo. En gran recelo
me pone tanto gasto y gallardía.

DON CARLOS
2255
Puntualmente digo lo que había.

CONDE
Digo que me ha suspendido.
Muy rica ciudad es esta.
¿Quién saldrá, tras esta fiesta,
con un torneo partido,
2260
que mañana pienso hacer,
de tudescos y amazonas?

DON CARLOS
Con el breve tiempo abonas
las faltas que puede haber.
Y no lo habrá, según creo,
2265
en una sala ocupada.
Vámonos a mi posada,
y ordenemos el torneo.

CONDE
No, que aguardo una respuesta
para mi muerte o mi vida.

(Salen BEATRIZ y un ESCUDERO.)

ESCUDERO
2270
Si la novia anda salida,
de entrada será la fiesta.
Mañana Laura se casa,
¿y esta noche duerme fuera?
¡Oh, qué gallarda frontera
2275
terná don Juan en su casa!

BEATRIZ
¿Y de qué?

ESCUDERO
De altanería,
que si vuela su mujer,
o plumas ha de traer,
o rastro de montería.

BEATRIZ
2280
Los viejos dais en guardar
y nos tenéis por livianas,
que, como sois barbacanas,
nacistes para cerrar,

ESCUDERO
¿Y vos, pajarillo nuevo,
2285
también de anchuras gustáis,
y como perdiz andáis
con la cáscara del huevo?
Llegaréis a gallinero
sin falta.

CONDE
[Aparte a DON CARLOS.]
(Donosa riña.
2290
He de hablar con esta niña,
entretené ese escudero.)

BEATRIZ
[Aparte.]
(El Conde es este, y me mira,
y a mí se llega sin falta.
Yo quiero ahora mi falta
2295
cubrir con una mentira.
Un favor quiero fingir,
grandes son mis aparejos:
a los niños y a los viejos
se apega mucho el mentir.
2300
Esta higa de cristal
le daré, que es de su amiga,
que en efeto le doy higa,
que es consonante a su mal.)

(Da BEATRIZ al CONDE una higa de cristal, y dice que es de LAURA, y hablan secreto.)

DON CARLOS
[Aparte.]
(Pensando estoy con qué nuevas
2305
turbaré este mazacote,
que es el negro escuderote
lisiado por cosas nuevas.
Ya propongo una gran traza.)

ESCUDERO
Señor don Carlos, ¿qué es esto?
2310
No se nos vaya tan presto.
¿Qué nuevas hay en la plaza?
¿Qué escriben de allá de corte?

DON CARLOS
Que Drac va con su armada
por una canal no hallada
2315
del mar mayor hacia al Norte.

ESCUDERO
Otra vez ese tahúr
halló por mucho despecho,
por aquel guardado estrecho
de Magallanes, el sur.
2320
¿Y qué robó en su camino?

DON CARLOS
Al medio de su jornada
salió una reina encantada
con un caballo marino,
y disparando mil piezas
2325
de furiosa artillería,
a los cristianos envía
sin naves y sin cabezas.

ESCUDERO
¡Oh perro luteranillo!
¿Y dónde está ese ladrón?

DON CARLOS
2330
En Madrid, en un mesón
le dejan ver a cuartillo.

ESCUDERO
Daré yo cuatro reales.

CONDE
[Aparte con BEATRIZ.]
(A mucho favor me obliga.
¡Oh mano, que con tu higa
2335
más que un gran tesoro vales!
Muy bien es que así te cierres,
pues como aquel licenciado,
si el amor me ha reprobado,
pondré higas a sus erres.
2340
Rico estoy en tal despojo,
pues tú, que en mi higa atiendes,
con la higa me defiendes
que no me tomen de ojo.
¡Estremado galardón
2345
por mis guantes recibí!
Muchas higas para mí
si de esta manera son.

BEATRIZ
Daréte cuantas quisiereis,
que es árbol que rinde fruto.

CONDE
2350
¡Oh fin de todo mi luto,
y causa de mis placeres!
Este diamante recibe
(Dale una sortija.)
en vez de agradecimiento,
que es manda del testamento
2355
de un conde que por ti vive.
Y a mi Laura, que me obliga
con bienes tan sobrehumanos,
bésale por mí las manos,
aunque te las dé con higa.
2360
Mañana verá en mi traje
lo que en servilla me fundo,
y hacer mil higas al mundo
su higa con mi plumaje,
y esta noche acudiré
2365
a casa de Margarita.)

ESCUDERO
[Aparte.]
(Rabia con la italianita,
presto se acomoda, a fe.)

CONDE
A Dios, que la noche cierra.

(Vase [el CONDE y DON CARLOS].)

ESCUDERO
Ya se fundaba la amiga.

BEATRIZ
2370
¿Pues qué quiere que le diga?
¿No he de hablar al de mi tierra?

ESCUDERO
Vamos a casa.
[Aparte.]
(No esperen
provecho de estas urracas,
porque ya nacen bellacas
2375
y como nacen se mueren.)

[Vanse el ESCUDERO y BEATRIZ.]
(Salen LAURA y MARGARITA a la ventana.)

LAURA
Y como dije, mañana
se casa don Juan comigo.
Verdad, señora, te digo.

MARGARITA
¡Qué fácilmente se allana!

LAURA
2380
Llegó a mi casa enojado
no sé por qué, pero luego
convirtió el enojo ciego
en la boda que ha trazado.

MARGARITA
(Aparte.)
(Así lo jurara yo.
2385
¡Oh, loco desvanecido!)

LAURA
Y así, porque ya el ruido
que entre nosotras se oyó
se acabe en conformidad,
quiero que a mi boda asistas,
2390
y que en tu casa me vistas
conforme a tu voluntad,
y que hables con don Juan
sin que me atine o me acierte,
que gustaré de esta suerte
2395
ver sus cosas en qué van,
que es de nuevos desposados
hacer muy del descomido.
Y este regalo te pido
a cuenta de mil cuidados.

MARGARITA
2400
Ya yo le mandé llamar,
y te encubriré sin duda,
como tu lengua esté muda.

LAURA
A mí me importa callar.

MARGARITA
[Aparte.]
(Y a mí saber este cuento.)

LAURA
2405
Las doce dan en la Seo.

MARGARITA
¡Oh, cuánto de buen deseo
que concierta este instrumento!

LAURA
Cual la campana, es ganancia
la de estos doce señales,
2410
que no hay música en mortales
de tan dulce consonancia.

MARGARITA
Las más cuerdas badajadas
son estas que el mundo tiene.
Mas ¿si es don Juan el que viene?

LAURA
2415
No lleva plumas gualdadas.

(Sale el CONDE.)

MARGARITA
Blancas son. El Capitán
me parece en el vestido.
Calla, no hagas ruido.
Váyase, venga don Juan.

LAURA
2420
Hacia la ventana mira.

MARGARITA
No me despegues la boca,
deja colgar esa toca,
y un poco más te retira.

CONDE
[Aparte.]
(Ellas son sin duda alguna.
2425
Aquí, cielo, es menester
que con todo tu poder
ayudes a mi fortuna.
¿Qué diré?) Mis ojos claros.
[Aparte.]
(No va bien.)

LAURA
[Aparte.]
(¡Qué rico amante!

MARGARITA
2430
Guitarrilla en principiante
que tañe por conde Claros.)

CONDE
Tus dulces higas celebro.

MARGARITA
[Aparte.]
(¡Jesús!

LAURA
Margarita, calla.)

CONDE
[Aparte.]
(Más vale entrar en batalla
2435
que comenzar un requiebro.
Las armas y amor sin suerte
es cosa muy bien probada
que al echar mano a la espada
hacen temblar al más fuerte.
2440
Amor es este de osado.
Bien me animo, ya no temo.)

LAURA
[Aparte.]
(¿No es galán a todo estremo
el Conde, mi requebrado?

MARGARITA
Bien lo muestra en el temor.
2445
Si vos le hacéis amistad,
venderéis su necedad
por gran fineza de amor.)

(Entra DON JUAN y hace una seña.)

DON JUAN
[Aparte.]
(Ya me pesa de haber hecho
la seña.)

MARGARITA
[Aparte.]
(Don Juan es este,
2450
haré que a Laura le cueste.
De la ocasión me aprovecho,
que ella al fin ha de callar.)

DON JUAN
[Aparte.]
(Aquí me quiero esconder,
que el galán no me ha de ver
2455
pues no me sintió silbar.)

CONDE
[Aparte.]
(Ya he pensado un gran principio.
Mas llanamente diré
lo que siento y lo que sé,
que lo demás todo es ripio.)
2460
(Háblales.)
Mi temor y mi dudar
quieren, señoras, decir
que agora nazco a vivir,
pues no sé apenas hablar.
Y con razón gusto de ello,
2465
pues me dieron por un guante
una higa, como a infante,
para que adorne mi cuello.

DON JUAN
[Aparte.]
(El Conde es este sin falta.)

CONDE
Pero al fin tomara yo
2470
la mano que me le dio,
sino estuviera tan alta.

MARGARITA
[Aparte.]
(Salir le quiero al camino,
y fundarme en esto poco.)

LAURA
[Aparte a MARGARITA.]
(¿Qué higa dice este loco?
2475
Será cualquier desatino
que le habrán dado a beber.)

MARGARITA
Señor Conde.

LAURA
[Aparte a MARGARITA.]
(No le habléis.

MARGARITA
Como vos, Laura, calléis,
bien me puedo entretener.

LAURA
2480
Bien podéis entreteneros.)

MARGARITA
Desfogad, Conde, esa llama,
que a mí me dio cierta dama
poder para entreteneros.

CONDE
Quisiera ver por escrito
2485
ese poder que tenéis.
Pero basta que me habléis,
que aun de hablaros necesito.

DON JUAN
[Aparte.]
(Sin duda Laura se encubre,
sin duda aquesta, en mi daño,
2490
con tan claro desengaño,
mi cierta injuria descubre.
Ella al fin me ha conocido.)

CONDE
Pues sois vos la voz de aquella
que con una prenda bella
2495
trocó en memoria su olvido,
con vos mi bien y mi mal
trataré con gran favor,
por veros procurador
tan cercano al principal.
2500
Pero quiero de esta vez,
pues en tribunal estáis
y como juez me escucháis,
hablaros como a mi juez.
Ya mi justicia habéis visto
2505
en el papel que os he dado.

DON JUAN
[Aparte.]
(No más. Mi pleito es ganado.
Perdónele Jesucristo,
Estará rendido el Conde,
con estotra se restaura:
2510
él le habla como a Laura,
y ella por Laura responde.)

CONDE
Plegue a Dios que se acreciente
y se encienda poco a poco.

LAURA
[Aparte con MARGARITA.]
(¿Qué papel dice este loco?
2515
Dile, señora, que miente.

MARGARITA
¿No veis que no puede ser?
Este es modo de fingir.
Tú se lo puedes decir,
que a mí no me ha de creer.
2520
Si por ti respondo agora,
pensará que estás conmigo.)

DON JUAN
[Aparte.]
(¿Que yo vengo a ser testigo
de un caso que me desdora?
Pero si llego a mañana,
2525
yo me vengaré de todo.)

MARGARITA
Dime agora de qué modo
ese tu pleito se gana.

CONDE
Una higa de cristal
te dirá lo que en mí pudo.

MARGARITA
2530
Deslindemos por menudo
eso que se entiende mal.

CONDE
[Aparte.]
(¿Ella quiere que se diga?
Esta es merced poco usada.
De veras está prendada,
2535
pues se descubre a su amiga.)

MARGARITA
Yo gustaré que se trate
con mucho espacio este cuento.

LAURA
[Aparte con MARGARITA.]
(Tú procuras, según siento,
que diga algún disparate.

MARGARITA
2540
Y ¿tú no ves que conviene
que la verdad se declare?)

DON JUAN
[Aparte.]
(Plegue a Dios que en esto pare.)

CONDE
Pues mi gloria se entretiene
con que mis glorias le cuente,
2545
salga del pecho encerrado
este favor que me ha dado.

LAURA
[Aparte con MARGARITA.]
(¿Yo favor? Dile que miente.

MARGARITA
Ha de conocer la mano
si de esa suerte le trato.)

DON JUAN
2550
[Aparte.]
(¡Ah, mudable pecho ingrato!)

MARGARITA
Hablemos, Conde, más llano.

DON JUAN
[Aparte.]
(Puntos me das en la herida,
mas no por ellos me curas.)

CONDE
Estas estrellas escuras,
2555
esta luna escurecida,
y el cielo negro y funesto,
si te parecen tan mal,
es porque ven un cristal
que tengo en mi mano puesto.
2560
Es una mano del alma
que, con ser hecha de enredos,
le aprieto agora los dedos
porque no tienda la palma.
Tanto tu favor me obliga
2565
que pienso, con gran razón,
que me tiene el corazón
dentro del puño esta higa,
y la dejaré caer
si se abre.

MARGARITA
¡Oh, gran fineza,
2570
al fin, que tu gloria reza!
¿Que pudiste merecer
una higa de cristal
sobre escribir un billete?

LAURA
[Aparte con MARGARITA.]
(Miente el falso.

MARGARITA
¡Calla, vete!,
2575
que a ti misma te haces mal.

LAURA
La mochacha me ha vendido,
mi prenda al Conde le ha dado.)

MARGARITA
A mucho estáis obligado,
pues tan presto habéis subido.

DON JUAN
2580
[Aparte.]
(Nunca de ti pensé menos.
Todas sois de embustes llenas,
que solamente sois buenas
para afrentar a los buenos.
¿Tan a la clara me vende?
2585
Ya no más, todo me mata.
Basta que con Laura trata
y Margarita lo entiende.
¿Matarele? Pero no,
tiempo sobra para el mal.)

MARGARITA
2590
Pues ya sois todo cristal
por eso que os renovó,
las estrellas reverberan
en vos, y el carro camina
al norte que se declina;
2595
y las horas que no esperan
me muestran, y me mostráis,
que ya es hora de dormir.

CONDE
¿En efeto os queréis ir?

MARGARITA
Si vos licencia me dais.

CONDE
2600
Por no enfadaros me alejo,
y aunque parto con vitoria,
el eclipse de mi gloria
iré mirando en mi espejo.

(Vase.)

DON JUAN
[Aparte.]
(¡Oh, qué estocada me pierdo!)

LAURA
2605
¡Si don Juan lo hubiera oído,
yo tuviera buen partido!

MARGARITA
No, que es honrado y muy cuerdo.
¡Qué buen marido tendréis!
Venga el señor desposado.
2610
[Aparte.]
(¡Qué marido y qué guisado!)
Llega don Juan, ¿no lo veis?

LAURA
Sin duda que es mi don Juan.

MARGARITA
¡Jesús, conózcole yo!

LAURA
Mas, ¡qué mansito llegó!

MARGARITA
2615
(Aparte.)
(Es que sale del batán,
donde ahora le ha tenido
el parabién que le trazo.
Pasará por un cedazo
según viene de molido.)

LAURA
2620
Alto, pues, interrogalde
de la suerte que sabéis.

MARGARITA
Será con que vos calléis.

LAURA
¡Fuera mi venida en balde!
¿No sabéis que he de callar
2625
para entender lo que siente?

MARGARITA
Pues, ¡ah, señor penitente!,
muy bien se puede llegar,
ya le otorgamos licencia.
Salga de su purgatorio,
2630
pues antes del desposorio
carga de tanta paciencia.
No nos convida a su fiesta,
solo se quiere la boda,
pero gócesela toda,
2635
pues su dinero le cuesta.
[Aparte.]
(¿No comienzo de buen talle?

LAURA
Eso es [hablar] a lo antiguo.

MARGARITA
Son verdades que le digo
para poder enojalle.)
2640
Gran hombre de soledad
todo es honrado, a fe mía,
porque en haber compañía
ya es mengua la voluntad;
en solo un querer se funda
2645
y en un gusto solo estriba,
un fuego solo le aviva,
una ley y una coyunda,
una mesa, unos abrazos;
que es como el alma el querer,
2650
que ninguno puede hacer
que se parta en dos pedazos.
(Bajito.)
(Ya podrá decir conmigo,
cuando el provisor lo llame,
lo que ha visto, si un infame
2655
puede servir de testigo.
¡Ay, don Juan, cómo me pagas
lo poco que me has creído!)

DON JUAN
[Aparte.]
(Esta, sobre haberme herido
los dedos pone en mis llagas.
2660
Responder quiero por mí,
que en vivo fuego me abraso.)
Quien te ha dicho que me caso
se habrá burlado de ti.
No me tengas en tan poco,
2665
que no me quiero casar,
que si soy loco de atar,
no quiero atarme por loco.
La nueva que te ha venido
de que la boda es mañana,
2670
sabe que es malicia llana,
y por vengarme he fingido.
Un «no» daré por respuesta
al «sí» que Laura dará,
y esto sin duda será
2675
su casamiento y mi fiesta.
Y ayudan a mi deseo,
sin otros confederados,
seis caballeros armados,
que entrarán en el torneo
2680
por si el Capitán, mi primo,
se mueve por mi mudanza,
que esta pública venganza
pide lo que yo me estimo,
y más ahora que oí
2685
lo que ese loco ha parlado.

MARGARITA
No digas más.

DON JUAN
Yo te he dado
bastante cuenta de mí.

LAURA
[Aparte.]
(¡Oh, ingrato!)

DON JUAN
¿Quién sospira?

MARGARITA
Mi madre, que está indispuesta
2690
por ocasión de tu fiesta.
Un poco allá te retira.

DON JUAN
Antes me voy a mi casa.
A Dios.

MARGARITA
A Dios te encomiendo.

DON JUAN
[Aparte.]
(En mis centellas me enciendo
2695
y me consumo en mi brasa.)

(Vase.)

MARGARITA
¡Ah, Laura, Laura! ¿Qué es esto?
Desmayada está sin duda.
El mesmo daño me ayuda
a que la acabe más presto.

LAURA
2700
Quisiera de mi desmayo,
para mostrarte mi brío,
como torno hielo frío,
tornar, traidor, hecha un rayo.
¿Dónde estás? ¿Dónde te ascondes?

MARGARITA
2705
Volando se fue de aquí.

LAURA
¿Así, primo ingrato, así
a mis ofensas respondes?
Daré voces como loca.
Espera, ingrato inhumano:
2710
ya que te vas a mi mano,
no te me irás a mi boca.
¿Así tratas mi querer?
¿Así respetas mi honor?
Guárdate, que eres traidor,
2715
guárdate, que soy mujer.
Con las velas desplegadas
huyes, pérfido Vireno,
de mi puerto, que es mi seno,
por tus borrascas turbadas,
2720
y con fuerza más tirana,
siguiendo tu mano fiera,
no me dejas en ribera,
sino cerrada en ventana.
Habré de salir de quicio
2725
derribando esta murada,
que soy pólvora cerrada
y me oprime este edificio.
Aguarda, que ya me arrojo.

(Sale FELICIA a la ventana.)

FELICIA
Laura, amiga, ¿qué es aquesto?
2730
Cierre la ventana presto.
Desfogue dentro su enojo,
no me alborote la calle.

LAURA
A mi casa me voy luego,
que soy fuego, y siendo fuego
2735
con gritos quiero arrojalle.
Y pues se fue mi mochacha,
al rastro de mi desdén,
o me iré sola, o me den
escudero y una hacha.

(Vanse.)

Jornada III

Sale el CONDE, armado con una lanza en la mano, y dos o tres padrinos y cajas.

CONDE
2740
Publicad ese cartel
antes que paséis de aquí.
Miraré lo que escribí,
y veré lo que hay en él.

ATAMBOR
¿Y dirémoslo gritando?

CONDE
2745
Imagínese que están
en casa del Capitán,
y que este es el primer bando.

ATAMBOR
A tres golpes de pica y cinco de espada, después de una folla partida, defenderá el conde Fabricio esta noche, a las doce, en la sala del Capitán Torcato, a todos los caballeros que con iguales armas llegaren a combatille, que ninguno iguala al quilate de sus pensamientos. Dando a la mejor pica un diamante de valor de docientos ducados arriba, y a la espada más gallarda un otro, cuya riqueza compite con la pujanza de ella, aunque sea excesiva. Y a la gala que mejor pareciere, una corona de esmeraldas, que recibirá de mano de las damas el que la lleve, a más de los premios particulares, que los hallarán a su gusto los combatientes.

CONDE
Bien decís. Pasa adelante.
En grande riesgo me pongo,
2750
pero al fin, esto compongo
y esto emprendo como amante.

(Sale DON CARLOS.)

DON CARLOS
Desnudaos esa librea,
cesen las cajas y el bando,
bien os podéis ir callando,
2755
porque ya no se tornea.

CONDE
Pues ¿cómo es eso?

DON CARLOS
Sin falta
nos podemos desarmar.
Ya, señor, no hay tornear,
que allá está la mar muy alta.
2760
Ya ni hay fiesta ni aparejo,
ni en casa del Capitán
están Laura ni don Juan,
ni su gente, más que un viejo,
del cual agora he sabido
2765
que todos se han ausentado
porque la fiesta ha parado
en batalla y en ruido.

CONDE
Y ¿por qué?

DON CARLOS
Solo me cuenta
que ese don Juan, por vengarse,
2770
quería, en vez de casarse,
hacelle una grande afrenta,
y el Capitán lo ha sabido
y ha turbado su deseo.
Dicen que por el torneo
2775
y la música habrá sido.
A Laura llevó su hermano,
y don Juan se fue.

CONDE
Yo fío
que saldrán en desafío.

DON CARLOS
Eso tenlo por muy llano.
2780
También se apartan mil gentes,
según son las amistades,
que estos tienen calidades
y amigos muy diferentes.

CONDE
Váyanse los atambores.

DON CARLOS
Idos luego.

ATAMBOR
2785
¿Y el cartel?

CONDE
¡Mas que reventéis con él!

ATAMBOR
¿Estos son nuestros favores?

DON CARLOS
Llevaos las ropas de seda.

ATAMBOR
Este cartel me aniquila,
2790
porque sin duda me opila.
Si acá en el cuerpo me queda,
yo lo habré de vomitar.

(Vanse.)

CONDE
Al Capitán quiero ver,
que al fin le habré de valer,
2795
por no podelle faltar.

DON CARLOS
Tú haces como quien eres,
que el caso pide tu ayuda.

CONDE
Es valor seguir en duda
la parte de las mujeres,
2800
cuanto y más que yo imagino
que me toca esta pendencia.

DON CARLOS
Ya está fuera de Valencia,
y habrá de buscarse a tino.
Mas yo tengo rastro de él,
2805
mudemos presto de traje.

(Sale un PAJE.)

PAJE
Aquí fuera llegó un paje
y me ha dado este papel.

CONDE
¿Si será del Capitán?

DON CARLOS
Letra de don Juan parece.

CONDE
2810
Sepamos qué se le ofrece,
y qué nos manda don Juan.
(Carta.)
Para deslindar con vos ciertos negocios, quiero que vengáis en persona. Hallaréis la mía junto a la torre de Almenara donde, si salgo con la vida, procuraré quitaros la vuestra con las armas que quisiéredes, como traigáis para entrambos. Don Juan.

CONDE
¡Ah, ah, ah! ¡Grande embajada!
Ya yo bailo en esta danza.
Esta mengua, esta alabanza,
2815
más me da risa que enfada.
Alto, amigo, yo me parto.
¿Dónde está Almenara, di?

DON CARLOS
A cuatro leguas de aquí.

CONDE
Si estuviera medio cuarto,
2820
dentro de él viera don Juan
si le recelo.

DON CARLOS
Marchemos,
que en ese lugar veremos,
según pienso, al Capitán.

CONDE
¿A los dos quiere matar
2825
ese bravo caballero?
Y recelo que el primero
no le dejará lugar.

DON CARLOS
Yo he de seguir a quien vales,
y he de seguir tu destino.
2830
Dennos ropas de camino,
caballos y pedernales.

(Vanse.)
(Salen el Capitán de la marina, llamado RODOLFO, y LAURA.)

RODOLFO
Esta es la torre vecina
a la villa de Almenara,
que de los moros ampara
2835
y atalaya esta marina.
Aquí mandaste, señora,
que tu persona trujese
sin que tu hermano lo viese.
Mira qué quieres agora,
2840
que mi gente por la orilla
del mar corre ya la costa,
y a la tarde por la posta
te pondremos en la villa.

LAURA
Despedí los escuderos,
2845
Rodolfo, y quedad conmigo.
Seréis de un caso testigo,
que al fin habrá de doleros.

RODOLFO
Llame el trompeta esa gente
que por la costa se alarga.
2850
Déjenme lanza y adarga,
y sigan a mi tiniente.
Ya, Laura, contarme puedes
la pasión que te atormenta,
que no hay hombre que lo sienta,
2855
ni nos asombran paredes.
El campo será testigo
solamente de tu llanto.

LAURA
Pues ni le refreno en tanto
que mis congojas te digo.
2860
Amé a don Juan tiernamente.
Mas ¿qué digo? No le amaba,
que más que amor presupone
un corazón que idolatra.
Él me robó por los ojos,
2865
que son dos malas ventanas,
que sin rejas se defienden,
y no aprovechan rejadas.
Sacome el alma del seno,
y ofreciome dar un alma
2870
que fuera mía, atenella
si lo he sido en su esperanza.
No me cumplió la promesa,
porque los hombres engañan,
hacen sobras en lo menos,
2875
y en lo más pecan por faltas.
Viviera alegre, con todo,
con lo poco que me daba,
que en efeto son mercedes
las mercedes, aunque escasas.
2880
Pero desdenes me quitan
las sombras de estas bonanzas,
que con máscara de celos
ofenden con lo que halagan.
Puso los ojos en mí
2885
un caballero de Italia,
un pobre conde que lleva
toda su hacienda en sus calzas.
La engañosa Margarita,
no preciosa, sino falsa,
2890
me dio por él un papel,
que yo recibí por gala.
Tomele entonces sin culpa
y agora no me escusara,
pues sé que aun de cumplimiento
2895
no es bueno recibir cartas.
Sintió don Juan esta ofensa.
Razón tiene, aunque no tanta,
que para sufrida es mucha,
y poca para vengada.
2900
Salió con otro billete,
levantándome otra rabia.
Puso la mar en los cielos,
que ya casi los tocaba.
Por esto don Juan quería
2905
a mi persona y mi casa
afrentar públicamente
con una invención estraña.
A causa de estos enojos
se ha de ver en esta playa
2910
con mi hermano en desafío,
con sola capa y espada.
Y esto pretendo impedir,
aunque mejor se escusaba
si dijera Margarita
2915
las rabias que me levanta.
Mas no pude convencella,
que es mujer y está embarcada,
aunque con lágrimas tristes
he procurado mudalla.
2920
Probado se han mis blanduras,
solo las fuerzas me faltan,
y esas probaré a tenellas,
por ser las que más recaban.

RODOLFO
En estremo, Laura, siento
2925
lo que contado me habéis,
pues para el mal que tenéis
aún templáis el sentimiento.
Yo determino ayudaros.
Y si don Juan se modera
2930
con que Margarita quiera
allanarse a disculparos,
con el espanto más fuerte
la traeré donde queréis,
que las mujeres teméis
2935
solo al ratón y a la muerte.
Y pues en Morviedro está
a fin de tomar placer,
convidalda aquí a comer,
que ella sin duda verná.
2940
Y entre tanto un escudero
despacharé por la posta,
para que nos traiga, a costa
de trabajo y de dinero,
marlotas, mantos y tocas
2945
de moros de Bebería,
que en Valencia todavía
las hay proprias y no pocas.

LAURA
Y ¿a qué fin ha de ser eso?

RODOLFO
Entrémonos en la torre,
2950
que es mucho el aire que corre,
y allá sabréis el suceso.
Escribiréis una carta
a Margarita, y al punto
haré que el alférez, junto
2955
con tres de a caballo, parta.

LAURA
¿Qué le daré de comer?

RODOLFO
Muchos puntos en el aire,
que se están secando al aire
que en la costa suele haber;
2960
muchas tortadas reales,
que estos grandes cocineros
de gustillos extranjeros
cogen de aquestos frutales;
ave Fénix ensopada,
2965
que ayudará en estas cañas,
y de juncia y de espadañas
una muy rica ensalada.

LAURA
Ya sé que no han de faltar
mil regalos donde estéis.

RODOLFO
2970
Las piedras os comeréis
como azúcar junto al mar.

LAURA
Solo en vos mi vida espera.

RODOLFO
Vamos, señora, a trazallo,
y entre tanto en mi caballo
2975
recorreré la ribera
por si viene al desafío
vuestro primo y vuestro hermano.

LAURA
Dadme, Capitán, la mano,
que como a deudo os me fío.

(Vanse. Sale DON JUAN con GUILLERMO, lacayo, y trae una bota de vino.)

DON JUAN
2980
Esta ciudad que el africano doma,
cuando más espantaban sus banderas,
y vio las armas y las huestes fieras
de Júpiter, de Cristo y de Mahoma;
esta muralla que en el monte asoma,
2985
que ya sirve de nidos en canteras,
¿acabó? Sí. Mas conservó de veras,
la consagrada fe que le dio Roma.
¡Ah, fe sola, entre piedras sostenida,
mal guardada en humanos corazones,
2990
adonde mereciera estar tu punto!
Guarda esos muros donde estás asida,
que acabarán tu nombre y tus blasones
en acabando yo y faltar Sagunto.
Esta memoria me debes,
2995
ciudad antigua y famosa,
y es gran razón que la apruebes,
porque un alma cuidadosa
llora bien glorias tan breves.
Ambos llegamos al ser
3000
que lloramos, por tener
fe, que esta lástima es suya:
mas fue por Roma esa tuya,
y esta mía por mujer.
Ambos lloramos por buenos,
3005
pero del modo que estás
dejó tus campos amenos
Roma, por no poder más,
y esta a mí, por no hacer menos.
Quede fijado en tu nombre
3010
este epitafio que asombre
las gentes desde tu hiedra,
como quien echa una piedra
donde mataron un hombre.
Este, Guillermo, es el puesto
3015
de la torre de Almenara.

GUILLERMO
Ya torna en sí, bueno es esto.
No ha mil horas que jurara
que no tornara tan presto.
Él anda desvanecido
3020
con lo poco que ha dormido.
Diole en coplas el furor,
que es llano el ser trovador
un hombre en no haber comido.

DON JUAN
¿Dónde queda mi caballo?

GUILLERMO
3025
Al tronco de un algarrobo
quise de una soga atallo,
mas daba tanto concorvo
que al fin hube de dejallo.
Suelto se pace del heno.

DON JUAN
3030
Pues ¿hasle quitado el freno?

GUILLERMO
Pues ¿con él ha de pacer?
Este galán sin comer
no está malo y no está bueno.

DON JUAN
Un poco me dormiría,
3035
si me hicieses atalaya.

GUILLERMO
Duerme, señor, y confía
que es tu posada esta playa,
si estás en defensa mía.

DON JUAN
En tu palabra me duermo.
3040
Darasme aviso, Guillermo,
si viene alguno.

GUILLERMO
Sin duda
que sufriré en tu ayuda
más golpes que un estafermo.
(Duérmese DON JUAN.)
Ya duerme, cosa es muy llana
3045
que el apetito convida
y a los más tiernos allana,
y no hay cama tan mollida
como el suelo y tener gana.
Sin duda el sueño le agota,
3050
y pues ninguno me nota,
y él está durmiendo fuerte,
dando un abrazo a su muerte,
daré un besillo a mi bota.
Salid vos, quinto elemento,
3055
que hacéis decir más verdades
que la mujer y el tormento,
y entrad por estas ciudades
del pecho, en que os aposento;
descubrid Indias que, al fin,
3060
bautizáis gente ruin
que espera vuestras hazañas,
y poned en mis entrañas
el nombre de san Martín.
Ya me tenéis en el suelo,
3065
sois muy grande luchador.
¡Qué de estrellas tiene el cielo!
¡Qué de mosquitos, Señor,
pasan con ligero vuelo!
Todo me duermo. Imagino
3070
que no puedo vender vino.
¡Mas qué mucho que yo enferme!
Si este sin vino se duerme,
¿puedo yo velar con vino?

(Duérmese, y sale LAURA.)

LAURA
Como Hero en atalaya,
3075
bien que sin lumbre y sin tino,
estoy mirando esta playa,
y mi cuidado imagino
que es de mi vista la raya.
Él a don Juan me ha mostrado
3080
adormido en este prado,
y son sin duda visiones
que forman las ilusiones,
que es loco el que es desdichado.
Quiero tocar con la mano
3085
lo que pierdo y lo que gano.
¡El trato se satisface!
Si ya el gusto no me hace
palpable el aire liviano,
don Juan es este, sin duda.
3090
A mis pies está tendido
don Juan, que el cielo me ayuda,
y en mi presencia dormido
parece que se demuda.
Yo le herí. Mi daño es cierto.
3095
¡Oh celoso desconcierto!
No me espanto que en las llagas
de un dormido efeto hagas,
si revientan las de un muerto.
Quiero quitalle la espada.
3100
(Quítale la espada.)
¡Ay, mi don Juan, que te fías
de esta ribera alterada,
y de las riberas mías
huyes a boga arrancada!
¿A un lacayo dormidor
3105
entregas tan sin temor
la custodia de tu vida,
y de tu dama querida
no fías la de tu honor?
¡Muera el traidor! ¡Ay de mí!,
3110
que con la saña encendí
más la brasa al amor puro,
y en este juego siguro
estás, don Juan, hoy de mí.
Vivirás, cosa es muy llana,
3115
que esta saña es regocijo
de la madre más humana,
que amaga, jugando, al hijo
a echalle por la ventana.
Quiero fingir un desmayo
3120
y despertalle primero.
-¡Guarda, guarda!

DON JUAN
Si eres rayo
en mi vaina está mi acero.
Haz en mi espada el ensayo.
¿No está bueno que soñaba
3125
que el Capitán me mataba,
que como rayo venía,
y una mujer le seguía,
que la espada me robaba?
¡Pero la espada me falta!
3130
Verdad ha sido sin falta.
¡Qué bien me guardó Guillermo!
Mas Laura es esta, o yo duermo.
¡Digo que es cosa muy alta!
Mi prima está desmayada,
3135
y del mantín con la mano
asida tiene mi espada.
No está muy lejos su hermano,
pues ella está tan armada.
En gran confusión me veo.
3140
¿Qué cosa es esta? No creo
que me quisiesen matar,
pues yo les di buen lugar
para cumplir su deseo.
Matalla quiero. Mas no,
3145
que ello es cosa averiguada
que en su acuerdo me ofendió,
y pues está desmayada,
ni ella es ella, ni yo, yo.
Esto es valer a un rendido.
3150
La espada le quito en vano.
¡Cómo tiene el puño asido!
Apretarele la mano
por ver si cobra el sentido.
(Tómale la mano.)
El alma me da una vuelta,
3155
tocando la mano ingrata
que me puso en tal revuelta.
(Apriétale la mano LAURA.)
¡Ay!, que me aprieta y me mata.
¡Suelta, Laura, suelta, suelta!

LAURA
Espera, ingrato inhumano,
3160
que si me miras, es llano
que verás, aunque estás ciego,
que en mis lágrimas me anego
y tú me has dado la mano.
Y así no puedo aflojar,
3165
que tú, pájaro ligero,
de mí te quieres volar,
y yo cual zorra me muero
para poderte cazar.
Ninguna suerte presuma,
3170
que te irás dejando pluma,
pue te cogí por las alas.

DON JUAN
Ya con plumas te regalas,
no quieras, Laura, otra pluma.
Déjame que busque un nido
3175
donde con menos sospechas
cobre el regalo perdido,
que tú, falsa, me desechas
como huevo aborrecido.
¿Qué me pides? ¿Qué me sigues?
3180
Déjame, no me fatigues,
que por quererte tan bien
temo a mi propio desdén
y recelo que me obligues.

LAURA
Si me quieres comoquiera,
3185
me puedes, primo, escuchar.

DON JUAN
Antes, enemiga fiera,
por no poderte olvidar,
te trato de esta manera.
Esta verdad te confieso,
3190
porque mi pena es exceso
que estos quilates ordena.

LAURA
¡Oh, don Juan!, si de tu pena
supieses bien el suceso,
verías cuán sin razón
3195
has procurado afrentarme,
y que mis finezas son
bastantes para abonarme
con el mundo y tu opinión.
Verías que Margarita
3200
tus rigores solicita
a costa de mi ventura,
porque tus glorias procura
con las glorias que me quita;
verías que esa enemiga
3205
te dio el papel por quien vas
ciego con ciega fatiga.

DON JUAN
¡Qué negras higas me das!
No es de cristal esta higa.
Aunque sí que es harto clara,
3210
y me la diste en la cara.
¡Bien me va de esta manera!
¿Quién tal de tu honor creyera?
¿Quién tal de tu fe pensara?
Venga tu hermano y destruya
3215
mi vida, porque yo en ella
todas mis penas concluya,
que gustaré de perdella
por derramar sangre tuya.

LAURA
Hazme, don Juan, un placer;
3220
que gustes de suspender
hoy tu saña, y ten por llano
que si ofendida me humano,
que no te puedo ofender.
Yo te haré ver por tus ojos
3225
que Margarita te engaña.

DON JUAN
Si es que entre ajenos despojos
quieres que cuelgue mi saña
por triunfar de mis enojos;
si juzgas, viéndome afable,
3230
que en voz de honor soy mudable;
si esperas en ser mujer,
piensas ya que he de querer
lo que quiere un miserable,
bien haces en embaírme.
3235
Pero si acaso doy muestra
de muy ajeno y muy firme,
mal notas, Laura, aunque diestra,
de engañarme o divertirme.

LAURA
En esta mata vecina
3240
quiero que estéis escondido,
a la que el sol se declina,
y ni a voces ni a ruido
os mostréis en la marina.
De aquí veréis cuán en vano
3245
negáis la debida mano
a quien dora vuestras culpas.

DON JUAN
Para agotar tus disculpas,
aunque sin gusto, me allano.
Intenta, ejecuta, alcanza,
3250
busca trazas y remedios,
haz puro amor tu mudanza,
que en acabarse tus medios
se ha de acabar tu esperanza,
y muera entonces mi afán.
3255
Mas si viene el Capitán,
¿qué dirá si estoy ausente?

LAURA
Donde Laura está presente,
no falta nunca don Juan.
Yo responderé por vos,
3260
siguro podéis estar.

DON JUAN
Yo me arrojo, y quiera Dios
que esto no venga a parar
en más mal para los dos.
Aunque sin remedio espere,
3265
forzaré cuanto pudiere
mi condición agraviada
por dar esta llamarada,
como vela que se muere.
Sé que no ha de aprovechar,
3270
mas yo te quiero seguir,
y quisiera preguntar,
si has olvidado el fingir,
¿quién te trujo a tal lugar?

LAURA
¿Quién pudo sino mi hermano?
3275
Besar quisiera tu mano
por eso que has advertido,
porque es tanto de marido,
como esotro de inhumano.

DON JUAN
¿No sabes que soy pariente,
3280
y que la sangre presente
la misma sangre me tira?

LAURA
Buena fuera esa mentira,
a ser la sangre caliente.
Esa torre es mi aposento.
3285
Allí tengo dos criadas
y un escudero de asiento:
que mis firmezas probadas
en torres las aposento.
Allí te puedes venir
3290
hasta el tiempo del salir
de su muro y tu cuidado,
que no es, don Juan, muy penado,
pues te dejaba dormir.
Celos que a mi causa allanas
3295
dejan dormir y comer:
calenturas son livianas.
Yo pensaba desde ayer
hallarte lleno de canas.

DON JUAN
Por estarlo el pensamiento
3300
no recibo el aposento
y el regalo que me das,
que la torre adonde estás
será castillo de viento
y podrá romadizallo,
3305
que es vieja con accidentes.
Relinchar siento el caballo.
Éntrate, que vienen gentes,
y habrán de vello y notallo.

LAURA
¿Estarás en esa mata?

DON JUAN
3310
Allí pienso estar, ingrata,
más seguro y bien despierto,
juntando el nombre de un muerto
con otro nombre que mata.

LAURA
Siguro puedes estar
3315
que mis ojos serán guardas
de esta torre y de este mar.

DON JUAN
Si como hasta aquí me guardas,
Dios que me quiera guardar.

LAURA
Si me cautivaren, calla,
3320
no salgas a la batalla.

DON JUAN
Si fueren moros, saldré,
por renegar de tu fe.

LAURA
No, eso no, a confesalla.
No burlo, que en esa parte,
3325
por cosa que me suceda,
no has de salir ni mostrarte.

DON JUAN
Haré según lo que pueda.
Vete.

LAURA
¿Que puedo dejarte?
A la torre voy, que es llano
3330
que allí se apea mi hermano.

(Vase.)

DON JUAN
Vete, enfadosa mujer,
sobre que reina el poder
de mi regalo en tu mano.
¿No está muy bueno que quieras
3335
divertir mi pensamiento
con estas vanas quimeras,
que compiten con el viento
que juega en estas riberas?
Pero quiérome engañar,
3340
y este plazo quiero dar
a su gusto y mi deseo,
que doy defensas a un reo
que sé bien que he de matar.
¡Lo que duerme este borracho!
3345
Arde el candil con el vino.
¡Yo traje rico despacho!
¡Ah, flamenco! ¡Ah, persa! ¡Oh, chino!
¡Ah, mamaluco! ¡Ah, gabacho!
Este nombre le da guerra.
3350
¡Lo que abre y lo que cierra
la boca! ¿Doyle de palos?

GUILLERMO
¡Oh, qué de humores tan malos,
santo Dios, cría la tierra!

DON JUAN
Basta que se despereza.
3355
Desotro lado se vuelve,
aprieta el puño y bosteza.

GUILLERMO
Revuelve, moro, revuelve.
¡Moros, moros!

DON JUAN
Bien se aveza
para servir de atalaya.

GUILLERMO
3360
Seguí, señor, por la playa
ese morillo mezquino,
que nos ha robado el vino,
encima una yegua baya.
¿Quieres que yo le acometa?
3365
Dame tu lanza y jineta.

DON JUAN
¿Y es baya la yegua, amigo?

GUILLERMO
Si no es baya, como digo,
debe de ser de bayeta.

DON JUAN
¿No lo emprendes? ¿No lo matas?
3370
Entremos en estas matas,
que allí matarlo podré.

GUILLERMO
Ves, que yo te seguiré,
aunque soy monilla, a gatas.

(Pónense en una arboleda que ha de haber. Salen RODOLFO, y dos SOLDADOS suyos, vestidos como moros.)

RODOLFO
En verme en tales hazañas
3375
por ser a las damas fiel,
llevo puesto en mis entrañas
o que soy moro de Argel,
o que voy a jugar cañas.
¿Estame bien el vestido?

SOLDADO 1.º
3380
Digo que me has parecido
Ferragut o Mostafá.

SOLDADO 2.º
Ningún cosario será
de cuantos luna han seguido.

RODOLFO
Sí, que vosotros no os veis...
3385
Algunos humildes lloros
si nos topan causaréis.
Poco os falta para moros,
pues tanto lo parecéis.

SOLDADO 1.º
¿Mas si a pagar nuestros yerros
3390
los acicalados hierros
de los cristianos llegasen
y cual perros nos matasen
por vernos pieles de perros?
La de Anteón con los suyos
3395
sin duda alguna sería.

RODOLFO
Esos son agüeros tuyos.

SOLDADO 2.º
Muéstranos la montería
y estas mujeres sin cuyos.
Comencemos a cazar,
3400
que yo por verlas llorar
tengo la lanza en la presa.

RODOLFO
Esta, amigos, es la mesa.
Los platos han de llegar.
Gustaréis de entreteneros
3405
sin peligro y sin afán.
Ya es tiempo de recogeros
en las cañas, donde están
metidos los compañeros.

SOLDADO 1.º
Gente parece que asoma.

RODOLFO
3410
Por esa vereda toma,
que no está lejos su fin.

SOLDADO 1.º
¿Cómo te dirán?

RODOLFO
Selín.

SOLDADO 2.º
A mí Zaide.

SOLDADO 1.º
A mí Mahoma.

(Pónense en otra parte del teatro do haya una emboscada, y sale DON JUAN.)

DON JUAN
Cosarios son, no hay dudar.
3415
Si la batalla se hiciera
a las orillas del mar,
¿quién, sino Dios, nos pudiera
de cautiverio librar?
¡Bien con Laura me aconsejo!
3420
Mi vida es esta y mi espejo,
sobre ser contrario llano,
pues me sale de su mano
tan bien el primer consejo.
Huella siento de caballos.
3425
Unos jinetes se apean,
que quizá van a buscallos.
Miraré cómo se emplean
antes que salga a ayudallos.
Pero ¿qué es esto, don Juan?
3430
¿No es aquel el Capitán?
¿Si me busca con exceso?
Quiero ver este suceso
y estas cosas en qué van.

(Vuélvese a la emboscada y sale el CAPITÁN con cuatro SOLDADOS.)

SOLDADO 1.º
[Aparte.]
(Aquí estaremos, hermanos,
3435
en esta cañada nueva
junto a los moros cristianos,
con quien vendremos a prueba
y a las manos sin las manos.
De estos dislates van llenos
3440
los amorosos venenos.
Las armas no han de valer,
porque al fin esto ha de ser
batalla de solos truenos.

SOLDADO 2.º
¿No veis cómo da en callar
nuestro caudillo?

SOLDADO 1.º
3445
Pretende
en batalla agora entrar
con esos moros de allende,
que nunca entraron en mar.

SOLDADO 2.º
Desengañémosle.

SOLDADO 1.º
No,
3450
que Rodolfo lo vedó.)

CAPITÁN
¿Dónde ha de ser la emboscada?

SOLDADO 2.º
Dicen que en esta cañada,
según Rodolfo mandó.

CAPITÁN
Pues, amigos, bien sabéis
3455
cuál es la guerra que hacéis,
que en otras guerras se ordena
que derraméis sangre ajena,
y en esta que la guardéis.
En otras piden rigor
3460
que al enemigo atropelle,
y en esta guerra mejor
quien menos muestre tenelle,
este terná más valor.
Al fin esta es la batalla
3465
donde es superflua la malla.
¿No habéis oído algún día
que a veces la valentía
se conoce en no mostralla?
En estos nuevos alardes
3470
por gran caudillo me estimo.
¡Bien hago en sello a las tardes,
pues soy capitán que animo
a que se muestren cobardes!
Digo que son disparates
3475
mis cosas y mis combates.

SOLDADO 1.º
Entra en el bosque, y no esperes
de batalla de mujeres
menos que risa y dislates.

(Pónense junto a la emboscada de los moros.)

DON JUAN
Junto a la misma emboscada
3480
do están los moros se han puesto.
Alguna mala jornada
pienso que ha de salir de esto,
según viene encaminada.
No es tiempo de discurrir.
3485
A mi prima veo venir,
a Margarita y al Conde.
¿Cómo se juntaron? ¿Dónde?
Quiero mirar y sufrir.

(Salen MARGARITA, LAURA, el CONDE, FELICIA y BEATRIZ.)

MARGARITA
Jamás con tanto deporte
3490
ni tal gusto se ha cenado,
¡Cómo es refrán muy probado
que el rey hace un monte corte!
De invidia dulce voy llena.
¿Esto es playa? ¿Esto es desierto?

FELICIA
3495
¡Qué de cosas y concierto!
¡Jesús, y qué rica cena!

LAURA
Basta ya, amiga, el ruido.
Cesen los tratos presentes,
que esos son los mondadientes
3500
de los que mal han comido.
El señor Conde me agrada,
ya no estoy con él tan mal,
que por quedarse en mi sal
no pasó de mi ensalada.

CONDE
3505
Quien, cual yo, la vida pierde
sin rastros de confianza...

MARGARITA
Por tenellos de esperanza,
siempre se acoge a lo verde.

CONDE
Quien ni humedece ni enjuga
3510
su fuego ni su llorar...

BEATRIZ
En lechugas ha de dar,
quien se come una lechuga.
¿Es por muy verde o muy tierno?

CONDE
Por verde y tierno ha de ser,
3515
que en entrambos puede haber
buen indicio y buen gobierno,
que es refresco la verdura
para que el fuego no acabe,
y entre glorias de amor cabe,
3520
como tierna, la ternura.
Mas con lo verde no engordo,
ni lo tierno me aprovecha,
porque un mudo me desecha
y me da de mano un sordo.

MARGARITA
3525
Dos bocados que le das
mira cómo los pondera.

LAURA
Mas ¿qué de cosas dijera
si hubiera comido más?

CONDE
No, que la carne guisada
3530
no la alcanza mi sabor.
Soy hortelano de amor,
solo trato en ensalada.

LAURA
¿Cuál tenéis por yerba buena?

CONDE
Pues todas quiebran mis alas,
3535
todas las yerbas son malas,
ninguna tengo por buena.
Pero vivo asigurado
de que al cabo del desdén
habré de morir por quien
3540
yerbas, comiendo, me ha dado.

MARGARITA
[Aparte.]
(No dice mal su razón,
discreto herbolario ha sido.

LAURA
¿Tú no ves que le ha salido
en yerbas la discreción?
3545
Sin manos sabrá jugar
ese juego, y sin que pene,
pues de yerba el triunfo tiene
mil naipes de ese manjar.

MARGARITA
Ten de sus yerbas mancilla.

LAURA
3550
Calla, que nos puede oír
un triunfo que ha de salir,
que no valdrá su espadilla.)

MARGARITA
Ya le digo que a tus lloros
tenga siquiera las riendas,
3555
porque agora las defiendas,
si acaso vienen los moros.

CONDE
No me harán tanta amistad
esos moros, porque sé
que nunca mereceré
3560
vella con necesidad.

LAURA
[Aparte a DON JUAN.]
(¡Ah, ah, ah! Cierra la boca.
La pendencia está trabada.)

DON JUAN
[Aparte.]
(Esta viene asigurada
o es en efeto muy loca.
3565
¡Oh, qué bien estoy aquí,
pues por burlarme o burlallos,
para que pueda escuchallos,
los ha llegado hacia mí!
Demonio es esta mujer,
3570
mucho emprende y mucho puede.
Alegre estoy, y procede
de no sé qué mi placer.
Sepamos esto en qué para.)

CONDE
Por fuerte, honrado y por fiel,
3575
si viniese todo Argel,
no le volveré la cara.

FELICIA
Dejad, por Dios, ese cuento,
que me heláis la sangre, amigos.
No se trate de enemigos,
3580
que aun ofende el pensamiento.

LAURA
Muy temprano os ofendéis.
(Bajo.)
(¡Cómo tarda la emboscada!)

CONDE
La fe poned en mi espada,
y no temáis si teméis,
3585
pues de puro buen soldado,
por no tener compañía,
en cierta jornada mía
me descarté de un buen lado,
que es don Carlos, que con él
3590
no temiera a todo allende.
Pero si Argel os ofende,
yo solo soy para Argel.

LAURA
(Bajo.)
(¡Ay, Dios!, ¿si hará lo que dice?
Mas no, que no es un Astolfo.
3595
¡Mas lo que tarda Rodolfo!
Temprano vine, mal hice.)

(Sale una ATALAYA arriba, en la torre.)

ATALAYA
De hacia la parte de la tierra asoma
un escuadrón de turcos muy lucidos,
que al viento ha desplegado su bandera.
3600
Cierra presto la torre, que hay gran gente.
Vosotros los que estáis en la marina,
procurad guarecer vuestras personas;
aquí no acojo a nadie.

[Métese.]

CONDE
Aguarda, espera.
¿Tan mal orden tenéis en esta tierra?
3605
¿Así dejáis entrar los enemigos?
Y ya que tal descuido se os perdona,
¿esta llamáis Valencia la piadosa?
Mira que en este campo, entre las cañas,
cuatro damas y un príncipe te dejas
3610
en la campaña rasa, a beneficio
de los cosarios bárbaros, tiranos.
Abre la torre, que en un puño de ella
nos puedes recoger.

[Habla el ATALAYA dentro.]

ATALAYA
No puedo abrilla,
que el general lo veda a todo riesgo.

CONDE
3615
Pues dispara, villano, un morterete.

ATALAYA
¿No ves que está la pólvora mojada?

CONDE
Haz un fuego, traidor.

ATALAYA
No tengo paja.

CONDE
Toca la campanilla.

ATALAYA
No hay badajo.

CONDE
Da voces, ¡ay de mí!

ATALAYA
Estoy muy ronco.

CONDE
3620
Por demás es pedir socorro alguno,
por esta parte viene el enemigo.
(Huye.)
Alcanzadme, señoras, que muy presto
podremos guarecernos.

LAURA
¡Oh, cobarde!
Perdidas somos ya.

MARGARITA
Perdidas somos.

FELICIA
3625
¡Oh, Virgen del Socorro, socorrednos!
Mal haya la merienda y la venida.

BEATRIZ
Otra vez paso el mar sin duda alguna.
¡Válese que soy buena para esquife!
¡Ay, qué moro tan fiero!

FELICIA
¡Ay, qué morito!

(Salen RODOLFO y sus criados como moros.)

RODOLFO
3630
Tened, señoras, ¿dónde vais? ¿Qué es esto?
Pésame de toparos tan hermosas,
que en una gran jornada he prometido
lo que agora sabréis. -Quedaos vosotros
comigo, y los demás corran la costa,
3635
y no dejen mujer ninguna a vida,
y los hombres, que son para rescate,
no quiero que ninguno los mate.

MARGARITA
¡Ay, señor, no nos asombres!

FELICIA
No sin causa gimo y lloro.

BEATRIZ
3640
¡Lo que es amigo este moro
del linaje de los hombres!

LAURA
¡Ay, fortuna, y qué gran vuelta!
Quemando estoy como brasa.

FELICIA
Déjame llegar a casa,
3645
que luego daré la vuelta.

RODOLFO
Tened paciencia, señoras,
que contra Alá nadie puede.

FELICIA
Este daño me sucede
porque vine sin mis Horas.

RODOLFO
3650
Pésame, como buen moro,
de cortar tanto buen cuello,
que para echar a perdello
es mucho tanto tesoro.
Quisiera que la fortuna
3655
os fuera más liberal,
que soy hombre, y vuestro mal
me pesa sin duda alguna.
Habéis de saber, señoras,
que estando allá en mi ribera
3660
con mi dama, que al fin era
mi gusto y flor de las moras,
unos cosarios cristianos,
allá en la costa de Argel,
que salieron de un batel,
3665
nos hubieron a las manos.
Pero yo, como esforzado,
la defendí al adversario,
que es disparate ordinario
de un mozuelo enamorado.
3670
Ya rendido, en mi presencia,
en venganza de una herida,
me le quitaron la vida:
mirad qué inicua sentencia.

FELICIA
¡Qué mal que hicieron, señor!

RODOLFO
3675
Yo, rescatado, juré,
por mi honra y por la fe,
que se debe al muerto honor,
de matar cuantas cristianas
llegasen a mi poder;
3680
tanto puede una mujer
sobre quien sois tan tiranas.
Al fin habréis de morir,
que es ley de mi juramento.
Pero vuestra muerte siento
3685
cuanto la puedo sentir.

FELICIA
Esto agora nos faltaba.
Ten, señor, por cosa cierta,
que no valgo para muerta,
mejor seré para esclava.
3690
¿Era moza esa mujer?

RODOLFO
Sí.

FELICIA
Pues no es igual pareja.
No mates por moza vieja,
de estas te puedes valer.

BEATRIZ
También yo, por niña, puedo
3695
de esa manera escaparme.

MARGARITA
A tus pies quiero postrarme,
no por flaqueza ni miedo.
No pido que tu intención
por mí la quieras mudar.
3700
Solo te pido lugar
de hacer una confesión,
porque los cristianos buenos
que siguen este compás,
dándoles carga lo más,
3705
no se acuerdan de lo menos,
que me siento muy cargada
por ciertas cosas que debo.

RODOLFO
Eso en mi ley es tan nuevo,
cuanto la tuya es dañada.

LAURA
3710
Déjala que se confiese.

RODOLFO
Bien puede comigo luego.

MARGARITA
Sobre ser moro, eres lego.

LAURA
Bien nos fuera, si él lo fuese.
¿Quiere que le llamen cura?

DON JUAN
3715
[Aparte.]
(¿Si saldré? Mas no conviene,
que un contento me detiene
que mi bonanza asegura.)

RODOLFO
Saca, Mahoma, esa daga.

SOLDADO 1.º
¡Oh, lo que pienso vengarme!

MARGARITA
3720
Pues no dejas confesarme,
déjame que satisfaga.

RODOLFO
Sola aquesta es la devota.

SOLDADO 2.º
Si es de Valencia, no es nuevo.

MARGARITA
Una verdad, Laura, os debo,
3725
que en vuestro honor puse nota.

DON JUAN
[Aparte.]
(Ficción es esta sin duda.)

LAURA
Decilda, pues, con voz alta.

DON JUAN
[Aparte.]
(Digo que Laura sin falta
es aguda y muy aguda.)

MARGARITA
3730
Por turbar a vuestro primo
de vuestro amoroso encanto,
porque yo lo estimo tanto,
que aun muriendo lo estimo,
después de hacelle entender
3735
que una gran falta hicistes
cuando el papel recibistes
por hacerme a mí placer,
otro le mostré, ¡ay de mí!,
por turbaros a los dos,
3740
de ese Conde, escrito a vos,
que vino primero a mí.
Y él, pensando que había sido
vuestro primero, os dejó,
y esta mudanza causó
3745
todo el presente ruido,
Dios lo quiere y Dios lo ordena,
que con penas me regala:
yo confieso que soy mala,
y que vos fuisteis la buena,
3750
que os levanté la invención
que a la muerte me ha traído.
Perdonad, que os he ofendido.

DON JUAN
[Aparte.]
(¡Un mundo vale el perdón!)

LAURA
Y una higa de cristal,
¿quién la dio?

BEATRIZ
3755
Señora tía,
ya que me vino la mía,
también confieso mi mal.
Yo la di de vuestra parte
al Conde, sin vos sabello.

DON JUAN
3760
[Aparte.]
(Vete ya, peso, del cuello,
do estuviste tan gran parte.
Quede el amoroso jugo
más dulce sobre tal riña.)

BEATRIZ
Señor, mire que soy niña,
3765
corte ligero el verdugo.
Con todo, rogalles quiero,
si en Argel tienen piedad,
que a veinte años es la edad
de matarme según fuero.

FELICIA
3770
Ya que mi mal se apareja,
también digo, Laura, aquí
que en lo que dije de ti
mentí como mala vieja.

(Tocan una trompeta, y sale el CAPITÁN con dos o tres criados.)

SOLDADO 1.º
Un clarín suena.

RODOLFO
Cristianos
3775
nos vienen a perseguir.
Ya nos podemos huir,
válgannos armas y manos.

FELICIA
Ya me pongo en oración.
¡Oh, gran Señor!, esta vez
3780
valedme vos, justo juez,
y no miréis mi ambición,
que yo seré liberal
dejando supersticiones.

RODOLFO
Sin duda tus oraciones
3785
han de causar nuestro mal.
No más, rendidos estamos.

LAURA
¡Oh, qué devota mujer!

RODOLFO
Muy bien nos podéis prender.
Las manos, cristianos, damos,
3790
(Quítanles las espadas.)
que esta santa nos las ata.

CAPITÁN
Envainad, no los dañemos.
La virtud de tus estremos
nos mejora y te rescata.

MARGARITA
Antes, Capitán famoso,
3795
esta persona rendida,
que ha de gozar ya la vida
por tu brazo valeroso,
debiendo a tu claro nombre
la virtud que ya posee,
3800
porque no tema o desee
lazo humano o partes de hombre,
te suplica que la ampares
como te parezca justo,
que ha de seguir casa y gusto
3805
de aquel con quien la casares.

CAPITÁN
Pues yo seré el que te gano,
para mí quiero esta gloria,
y en señal de mi vitoria,
te doy de esposo la mano.

MARGARITA
3810
Yo la recibo, y tu hermana
goce en paz, si paz le queda,
de la manera que pueda
de mi ventura inhumana.

DON JUAN
La paz que a Laura le falta,
3815
aquí está quien la asigura,
tan digno de su ventura
cuanto de gloria tan alta.
Por lo que agora ha pasado
me trató de esta manera,
3820
que este blasón no me diera
a no hallarme tan honrado.
Pues Margarita lo dice,
cierto lo debe de ser.
Prima, ya sois mi mujer,
3825
este nombre os autorice.

LAURA
Yo lo confieso y lo estimo
cuanto lo habré procurado.
La mano diestra al casado
doy, y la siniestra al primo.

BEATRIZ
3830
Buenos están los hermanos.
La muerte acaba en placer.
Malo será de romper
matrimonio de a dos manos.

FELICIA
Todo mi cuerpo se alegra.

CAPITÁN
3835
Honroso fin habéis dado.
Abrazadme por cuñado.

BEATRIZ
Vos por madre.

CAPITÁN
Vos por suegra.

(Abrázanse.)

DON JUAN
Vos por hermana querida,
pues sois con primo casada.

MARGARITA
3840
A no hallarme acompañada,
os abrazara corrida.

LAURA
Estos moros se resuelvan
con toda siguridad,
de que tendrán libertad
3845
como cristianos se vuelvan.

FELICIA
¡Ay, no!, mátenlos, señora,
pues nos quisieron matar.

LAURA
Ya está dicho, no hay lugar.

SOLDADO 1.º
¡Oh, vieja mala!

SOLDADO 2.º
¡Oh, traidora!

RODOLFO
3850
Agora ya no rezáis.
Pues he de dejar mi fe,
las barbas me pelaré
por eso que me mandáis.

(Quítase las barbas.)

MARGARITA
¡Rodolfo!

RODOLFO
Pues ¿qué pensabas?

DON JUAN
3855
Señor Rodolfo, ¿qué es esto?

MARGARITA
Ya sé por qué nos matabas.

RODOLFO
¿Que es lo que entiendes tan presto?

MARGARITA
Ya lo entiendo, ya lo sé.
Estremada es la invención.

LAURA
3860
Alcance de ti perdón,
pues yo ya te perdoné.

MARGARITA
Todo cae en la posada.
El pobre Conde, que huyó,
sin duda alguna llevó
3865
lo mejor de esta jornada.

DON JUAN
Poca culpa tiene el Conde
de que agora esté escondido,
que fue sobrado el ruido
y este es Conde que se esconde.

LAURA
3870
Esconda cuanto quisiere.
Demos vuelta a la ciudad,
y allá de conformidad
se hará lo que conviniere.

DON JUAN
No, que estoy desafiado
con él.

BEATRIZ
3875
De eso estarás libre.
Ya debe estar junto al Tibre,
según partió denodado.

FELICIA
Mi bendición y licencia
os alcancen, mis amores.

BEATRIZ
3880
Aquí se acaba, señores,
nuestro Prado de Valencia.