Actualidad

PROLOPE edita “El castigo sin vengaza” de Lope y la compañía Rakatá lo lleva a escena en Madrid

Fruto del deseado y perseguido contacto de PROLOPE con grupos de teatro en puestas en escena y la divulgación del teatro lopesco, aparece una nueva edición de El castigo sin venganza. PROLOPE ya tuvo ocasión de colaborar con la Compañía Rakatá en la edición y campaña didáctica que acompañaba a su puesta en escena de Fuenteovejuna, en 2009. En esta ocasión el reto ha sido la puesta en escena de El castigo sin venganza.

La representación se acompañará de un texto de la obra editado con el rigor propio de PROLOPE, con su aparato crítico, y sus notas aclaratorias. El rasgo distintivo de esta edición es que las notas al pie están pensadas para un público juvenil, no necesariamente especialista, y el texto va precedido por una Introducción y guía didáctica que ha preparado la propia Compañía Rakatá. PROLOPE se ha enfrentado al problema textual que presenta el final de la obra, que tal como se conocía hasta ahora, presentaba algunas incongruencias argumentales. Asimismo, ha restaurado el texto reintegrando un par de versos que los editores hasta ahora desatendían, pero que evitan esas incongruencias y que se encuentran en los folios finales del manuscrito autógrafo conservado en la Boston Public Library. Estas intervenciones son reflejadas oportunamente en el aparato crítico y argumentadas en un estudio didáctico y divulgativo titulado «Restaurar los textos: los finales de El castigo sin venganza», que pretende hacer llegar al público juvenil y general el modo de actuar de un “restaurador de textos”. También acompañan la edición un texto de Guillermo Serés, «Teatro y metateatro», y otros de la compañía de teatro, del Director Ernesto Arias («Palabras del Director», y de su adjunto Simon Breden («Del honor y El castigo sin venganza»), así como una explicación sobre su adaptación del texto para la puesta en escena.

 

La obra se representa del 10 al 27 de febreo en los Teatros del Canal, de Madrid.
Página Web de la Compania Rakata’